¿QUÉ ES INNOVAR?

Luis Asúa Brunt, viceconsejero de medio ambiente y ordenación del territorio de la CAM

LUNES, 24 DE SEPTIEMBRE DE 2018  
Luis Asúa Brunt, viceconsejero de medio ambiente y ordenación del territorio de la CAM
24-JULIO-2012
0
 COMENTARIOS  
  

La innovación, uno de los pilares de la competitividad

Frente a los más pesimistas, el modelo económico con el y por el que saldremos de la crisis no será un modelo en el que nuestros productos compitan por precio –tal y como estábamos acostumbrados con las viejas devaluaciones de la Peseta -sino que lo será con una economía en la que primará la innovación y la competitividad.  Podemos decir que Madrid gracias al talento de nuestras empresas y a unas políticas públicas liberales está aguantando mejor la crisis que otras comunidades españolas.

La innovación es uno de los pilares de la competitividad.  La Comunidad de Madrid es la región española con más alto gasto en I+D+i,  muy por encima de la media europea y superando en más de un 54% la media nacional.  Este esfuerzo permite que Madrid represente el 26,1% del gasto innovador de toda España.   Nuestra ambición debe ser convertirnos en el mayor espacio de innovación del sur de Europa.  Aunque tenemos los científicos y los técnicos para competir al más alto nivel en innovación debemos profundizar en la creación de centros de investigación, particularmente aquellos que nacen de la colaboración con las universidades, y no debemos desdeñar a las administraciones como adquirientes de la mejor y más avanzada tecnología.

Una de las grandes ventajas competitivas de Madrid es su capital humano.  Tenemos una de las proporciones más altas de alumnos de secundaria y universitarios del mundo, pero la calidad de nuestra educación requiere aún mucho esfuerzo.    Mantener la cantidad de alumnos mejorando la calidad de su formación es esencial para el futuro de nuestra región.  Incidir, por supuesto, en el bilingüismo, la excelencia, los rankings, la competitividad en fin es esencial para construir la sociedad innovadora en la que necesariamente estamos integrados.

El capital humano es fundamental para competir en el mundo de la innovación.  Las buenas, las mejores prácticas de nuestras escuelas de negocios y de ingeniería -ambas destacan por su excelencia- proyectadas al resto del ámbito educativo nos permitirían mejorar de forma exponencial la formación de los madrileños.  Debemos profundizar en la calidad de nuestra formación sin perder el altísimo número de alumnos en todos los estadios de la formación. Especial incidencia tenemos que hacer en la formación continua y desarrollo  de los empleados de nuestras empresas, donde de nuevo, la cantidad prima sobre la calidad de la formación. Debemos permitir la innovación en la enseñanza, tanto en la oferta como en la prestación de la misma.  No tiene sentido que se prime fiscalmente la enseñanza reglada y no la innovación.

Finalmente, pues es una competencia regional debemos hacer una referencia a nuestro sistema sanitario, tanto público como privado cuya excelencia es reconocida y que se refleja en una de las expectativas de vida más altas del mundo.  Nos falta promover la excelencia de nuestro sistema sanitario privado en el exterior como fuente de ingresos y también como centro de innovación científico.

 

 
Facebook  Twitter  MySpace  LinkedIn  Meneame  del.icio.us  Google Bookmarks  RSS  Digg  email
© Novus Innovación Digital, S.L.
Innovaspain.com -@innovaspain- es el portal líder dedicado a la innovación española... [+]