LA ENTREVISTA

José Antonio Costa, Director de AIMPLAS, Instituto Tecnológico del Plástico

DOMINGO, 23 DE SEPTIEMBRE DE 2018  
José Antonio Costa, Director de AIMPLAS, Instituto Tecnológico del Plástico
13-AGOSTO-2012
0
 COMENTARIOS  
  

P.- ¿Cómo se traducen los avances de AIMPLAS en beneficio social?

R.- Los plásticos están presentes en casi todos los productos que encontramos a nuestro alrededor. La innovación en materiales plásticos ha permitido reducir los costes de fabricación de muchos de ellos, propiciando que su uso se extienda y popularice. Esto repercute positivamente en las empresas que los producen puesto que aumentan su mercado y también en la sociedad en su conjunto, dado que tiene acceso a un número mayor de productos que pueden mejorar su calidad de vida.

No obstante, los materiales plásticos están en constante evolución para alcanzar los requisitos que se le piden cada vez en más aplicaciones. Por ello, es necesario dotarles de mayores prestaciones o de propiedades totalmente nuevas como la conductividad eléctrica, la resistencia al fuego o al rayado a través de innovaciones como las que desarrolla AIMPLAS en biopolímeros, nanomateriales o tecnologías de envase. Estos desarrollos permiten que tengamos productos que mejoran nuestra calidad de vida, por ejemplo en temas de seguridad alimentaria cuando hablamos de plásticos en contactos con alimentos.

P.- ¿Cuáles son las ventajas principales de un material plástico?

R.- Los plásticos permiten fabricar de forma eco-eficiente multitud de productos con un alto valor añadido. En aplicaciones en aeronáutica o en automoción las reducciones de peso conseguidas gracias al uso de los plásticos permiten ahorros importantes en el consumo de combustible. Lo mismo ocurre con los envases plásticos que, además de preservar el producto, permiten reducir muy significativamente el peso del envase, reduciendo las emisiones de efecto invernadero al reducir el peso de los productos que han de ser trasladados desde los centros de producción a los de distribución. O en aplicaciones para construcción, en donde gracias al aislamiento térmico que proporcionan los plásticos se consigue ahorrar en el consumo de calefacción o aire acondicionado.

Pero además de los aspectos medioambientales, los plásticos juegan también un papel fundamental en nuestra seguridad. Los airbags, los cascos de protección, las prótesis médicas, las bolsas de sangre, los envases que protegen a los alimentos de la contaminación, las lentes de contacto, los trajes de protección para astronautas o bomberos y un largo etc. no estarían a nuestro alcance si no fuera por las increíbles propiedades que nos proporcionan los plásticos a un coste tan bajo.

P.- Incidiendo en los aspectos medioambientales, ¿estamos a tiempo de frenar un deterioro que parece irremediable?

R.- El consumo de materiales plásticos es cada vez mayor y todo el sector del plástico  tenemos asociada una responsabilidad relacionada con materiales plásticos más sostenibles, una producción más eficiente y una gestión adecuada de los residuos generados. En este sentido AIMPLAS dispone de una línea específica de trabajo en reciclado y medioambiente que desarrolla asesoramientos y proyectos encaminados a este fin, tanto a minimizar el impacto ambiental en la definición y desarrollo del producto como en la gestión al final de su vida.
A nivel de desarrollo de producto se está trabajando en la disminución del impacto ambiental de los productos con el objetivo de disminuir la huella de carbono y obtener así certificaciones como por ejemplo las llamadas ecoetiquetas, distintivos que indican que un determinado producto se ha desarrollado con el mínimo impacto medioambiental posible. Para este objetivo se llevan a cabo  diferentes técnicas de ecodiseño, que incluye aspectos como menor empleo de materiales o disminución en el consumo energético.
Respecto a la gestión final de los residuos en el fin de la vida del producto, AIMPLAS trabaja en técnicas de separación, compatibilización y valorización final, bien sea a través del reciclado o de la valorización energética; que son opciones válidas y complementarias en el caso de los materiales plásticos.
Por otra parte, estamos trabajando en el aprovechamiento de residuos industriales para la obtención de nuevos polímeros o aditivos para usarse en la fabricación de los plásticos.
Por último, también colaboramos en el desarrollo de normativa ambiental sobre productos plásticos y reciclado de los mismos, así como en campañas de información a los consumidores, como por ejemplo  en el caso de las bolsas de plástico.



P.- De aquí a unos años, ¿qué materiales ‘ganarán’ la partida?

R.- De cara al futuro los principales retos van a estar relacionados con dos aspectos clave: por un lado con el desarrollo de nuevos materiales y productos que satisfagan los requisitos cada vez más exigentes que se piden al plástico para seguir ampliando su aplicación en más y más sectores y, en este punto, las nanotecnologías son un campo fundamental en el que llevamos trabajando en AIMPLAS ya varios años. Y por otro lado, justamente porque el plástico es un material presente en tantos ámbitos, todos los aspectos relacionados con la sostenibilidad medioambiental van a ser muy relevantes. Aquí también llevamos ya muchos años trabajando en el desarrollo de materiales provenientes de fuentes renovables, en materiales biodegradables y en todo lo relacionado con la minimización de los residuos plásticos y el reciclado de los mismos, para contrarrestar esa injustificada mala imagen que a veces se quiere dar de los plásticos desde algunos ámbitos. Hay que tener en cuenta que la producción de materiales plásticos sólo supone el 5% del consumo mundial de petróleo y que es uno de los materiales que menor consumo de energía requiere para su transformación. Además, es fácilmente reciclable pudiendo tener varios usos y, al final de su vida útil, 1 kg residuo plástico equivale a 1 litro de petróleo y se puede utilizar como combustible.

Por todo ello el material plástico es ya el material del presente y, estamos convencidos, va a ser también el material del futuro.

P.- ¿Qué trabajos de los que está inmerso AIMPLAS, presentes y en futuros, destacaría por su especial empaque?

R.- Actualmente la actividad de AIMPLAS en el desarrollo de proyectos es muy amplia y variada ya que estamos presentes en casi todos los sectores industriales, especialmente envase y embalaje, automoción y construcción.
Algunos ejemplos que podemos destacar son el desarrollo de envases activos e inteligentes que permiten alargar la vida útil de los alimentos envasados e informar del estado del alimento al consumidor; el desarrollo de materiales sostenibles, tanto biodegradables como a través del uso de reciclado; el uso de nanotecnología para conseguir propiedades avanzadas como conductividad eléctrica y térmica o resistencia al fuego entre otros; recubrimientos funcionales que proporcionan a los materiales propiedades especiales (autolimpiantes, superhidrófobos, superhidrófilos, antirayado, antidesgaste, propiedades barrera).
De forma general somos capaces de conseguir atenuar las debilidades de los plásticos, lo que unido a sus ventajas intrínsecas nos permiten ampliar el rango de aplicaciones de los plásticos, situándose cada vez más como material de referencia en el desarrollo de nuevas aplicaciones.

 
Facebook  Twitter  MySpace  LinkedIn  Meneame  del.icio.us  Google Bookmarks  RSS  Digg  email
© Novus Innovación Digital, S.L.
Innovaspain.com -@innovaspain- es el portal líder dedicado a la innovación española... [+]