INNOVACIÓN AL DÍA

Plantas Continental encuentra en la biotecnología el éxito de su futuro

VIERNES, 21 DE SEPTIEMBRE DE 2018  
Plantas Continental encuentra en la biotecnología el éxito de su futuro
13-SEPTIEMBRE-2011
0
 COMENTARIOS  
  
La biotecnología, uno de los sectores que más crecerá en el futuro, según los expertos, puede además apuntarse gestas como la de redondear la perfección natural de una rosa. La empresa cordobesa, que ha logrado patentar variedades propias de rosal que se encuentran entre las mejores del mundo por su belleza y resistencia, lleva veinte años aportando I+D+i al campo y dando buen ejemplo de ello. A pesar de la crisis, esta apuesta por la innovación no solo no ha decaído, sino que se ha reforzado con el objetivo de salir del bache consolidando su posición de referente internacional. Así, en lugar de ajustarse el cinturón y recortar inversiones, esta empresa, capitaneada por una familia de ingenieros agrícolas, se está volcando en la investigación y obtención de nuevas y mejores variedades de rosas y olivos e introduciendo en Andalucía desconocidos cultivos bioenergéticos de alto potencial, como la paulownia.
 
Con su división ornamental, es uno de los más prestigiosos suministradores de nuevas variedades de rosas para la industria de la flor cortada y para las empresas paisajistas, encargadas de diseñar y mantener las áreas ajardinadas de instituciones y grandes empresas. En este campo, sus principales clientes de flor cortada son líderes del mercado en Colombia, Ecuador y Kenia, países que han desbancado definitivamente a Europa en el cultivo de rosas por su clima y el bajo coste de su mano de obra.
 
Esta situación de mercado, la crisis del sector de la flor cortada en España y su falta de competitividad en relación a estos países a pesar de los costes de transporte. De esta forma, las variedades con licencia viajan a Latinoamérica y África desde Córdoba y vuelven luego como flor cortada a Europa o Estados Unidos. Estas nuevas variedades de rosa, obtenidas en las instalaciones de la empresa, son el resultado de 30.000 cruces anuales y de una germinación de 450.000 plántulas, después de un proceso de selección de seis años. Necesitan terrenos de una altitud de 2.800 metros para crecer así más lentamente y lograr un mayor tamaño, unas condiciones físicas que se dan holgadamente en los países productores.
Esta línea de negocio ornamental, con una producción de 700.000 unidades sublicenciadas anuales, puede llegar a corto plazo hasta el millón de unidades y terminar representando la mitad de la facturación de Plantas Continental. En rosas, la última investigación está dirigida a lograr variedades con olor que no se marchiten con rapidez, lo que dispararía su cotización.
 
En la segunda división en importancia, la frutal, destacan las plantas de olivar, unas variedades que se investigan de la mano de entidades como la Universidad de Córdoba, en busca de plantas cada vez más resistentes a las enfermedades y de un mayor rendimiento. A nivel internacional, estos olivos también están llegando a Turquía y a países mediterráneos como Argelia, Marruecos o Túnez, donde la fabricación de aceite de oliva está creciendo exponencialmente.
 
La última actividad en la que ha entrado Plantas Continental es la bioenergía, una línea de investigación que se desarrolla en colaboración con la Universidad de Málaga. En concreto, la compañía cordobesa de biotecnología estudia y produce de forma experimental un árbol desconocido en los países mediterráneos que aporta uno de los mayores rendimientos en biomasa. Se trata de la paulownia, que ya empieza a producirse en la provincia y que también puede emplearse para la fabricación de muebles. En estos momentos, España es un país importador de madera, una situación que puede cambiar si este cultivo innovador tiene éxito. Plantas Continental ve en la paulownia una alternativa de futuro para la agricultura y estima que en solo dos años se pondrá en el mercado un millón y medio de unidades de este árbol milenario que, además, se ocupa de regenerar la tierra.
 
Desde su fundación, la empresa ha participado en una docena de proyectos de investigación de ingeniería genética vegetal. Tres de los principales programas, referidos a nuevas variedades de rosas, han sido financiados en parte por el Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI), a través de los fondos Feder, y han sumado desde 1998 más de 1,5 millones de euros de inversión. El último ejercicio es el que ha concentrado uno de los mayores presupuestos, con más 500.000 euros.
 
 
Datos básicos de Planta
 
Negocio. El grupo produce en sus instalaciones de Posadas (Córdoba) 700.000 unidades anuales de regalía de rosal y un millón y medio de plantas de olivar, pero se prepara para triplicar sus ventas en dos años, hasta los 12 millones de euros, añadiendo la rama de la biomasa. La plantilla está integrada por 60 trabajadores, la mayoría de ellos investigadores.
 
Mercado. Vende en 17 países de todo el mundo, principalmente a grandes clientes de flor cortada de Colombia, Ecuador y Kenia. En olivar, la mayor expansión futura se espera en países mediterráneos, como Argelia, Túnez o Marruecos.
 
Innovación. La empresa tiene en la investigación de nuevas variedades ornamentales, frutales y de biomasa su principal actividad desde su fundación en 1988, con una inversión anual que supera el 20% de los ingresos. Ha participado en una docena de proyectos de investigación junto a entidades, como el CDTI, la Universidad de Málaga o la de Córdoba. En los últimos cuatro años, el presupuesto para I+D+i rebasa los dos millones.
 
Capital. Es un negocio familiar, con el 75% del capital repartido entre los tres hermanos Requena. El 25% restante pertenece a la familia colombiana Esquenazi, que produce flor cortada en su país y empezó como cliente de la firma.

 

 
Facebook  Twitter  MySpace  LinkedIn  Meneame  del.icio.us  Google Bookmarks  RSS  Digg  email
© Novus Innovación Digital, S.L.
Innovaspain.com -@innovaspain- es el portal líder dedicado a la innovación española... [+]