Warning: mysql_fetch_array() expects parameter 1 to be resource, boolean given in /usr/home/hemeroteca.innovaspain.com/web/detalle_noticia.php on line 47 El lenguaje jurídico-administrativo

El lenguaje jurídico-administrativo

DOMINGO, 18 DE FEBRERO DE 2018  
  
El lenguaje jurídico-administrativo
22-SEPTIEMBRE-2012
0
 COMENTARIOS  
  

Pese a que hace algo menos de tres años el Consejo de Ministros constituyó una Comisión de Modernización del Lenguaje Jurídico –cuando tengas un problema y no quieras que se resuelva, crea una comisión- cuyos trabajos terminaron en enero de 2011, el lenguaje empleado por los profesionales del Derecho, continua siendo para la mayoría de los ciudadanos, en demasiadas ocasiones, incomprensible.

No se conocen los resultados de las últimas encuestas realizadas o del número de quejas formuladas ante el Servicio de atención al ciudadano del Consejo General del Poder Judicial, pero no sería nada arriesgado apostar a que no han variado en exceso de los que se obtenían antes de que los “sabios” de la comisión hicieran públicas sus conclusiones y que, en resumen, ponían de manifiesto que el 82% de los ciudadanos considera que el lenguaje jurídico es excesivamente complicado y difícil de entender, que es críptico y oscuro y que un elevado porcentaje de los profesionales del derecho se expresa de forma inadecuada, y aquí se incluyen a los jueves y sus autos.

Conscientes de que en el ámbito jurídico no hay nada tan complejo como para que el ciudadano de a pie no pueda comprenderlo si se le explica con claridad, y a la vista de la poca evolución que se consigue, pese a comisiones y “sabios”, habrá que convenir en que el mundo el Derecho se siente cómodo con la barrera que ha construido y que les distingue de esa ciudadanía molesta y analfabeta a la que, a la postre, tienen que dar servicio.

Autos, sentencias, fallos, requerimientos y mil tipos de papeles más, si ampliamos el problema al resto de la Administración, con especial énfasis al mundo tributario, generan un grado de indefensión considerable al ciudadano y toda Administración que se precie debería prestar atención a ese problema, ya que en pleno siglo XXI no se puede sostener un lenguaje que viene siendo heredado desde el siglo XVIII.

Una justicia moderna, es una justicia que la ciudadanía sea capaz de comprender y hoy, una buena parte del lenguaje jurídico administrativo resulta incomprensible e inaceptable para los ciudadanos y para cualquier mínimo conocedor de la gramática: un párrafo de diez líneas sin un punto ni una coma, es del todo punto rechazable, hasta para un alumno de bachiller, así que igualmente lo debería ser para un magistrado o un abogado. Vamos, que no tiene un pase, se ponga como se ponga la parte actora.

Aquí, más que en ningún otro sitio, se requiere innovación.

 
Facebook  Twitter  MySpace  LinkedIn  Meneame  del.icio.us  Google Bookmarks  RSS  Digg  email
© Novus Innovación Digital, S.L.
Innovaspain.com -@innovaspain- es el portal líder dedicado a la innovación española... [+]