QUIÉN ES QUIÉN

Rafael Luque: el valor de los residuos

JUEVES, 20 DE SEPTIEMBRE DE 2018  
Rafael Luque: el valor de los residuos
15-ENERO-2013
0
 COMENTARIOS  
  

Rafael Luque es experto en el uso de nanotecnología para obtener compuestos químicos valiosos y biocombustibles a partir de materia orgánica. A sus 34 años, ha descubierto y comercializado una familia de materiales porosos muy versátiles que actúan como catalizadores de las reacciones químicas que sirven para transformar la biomasa. Gracias a ellos, convierte residuos agrícolas y forestales, o desechos de la industria alimentaria en lo que en su sector se conoce como compuestos de partida, unos ‘bloques químicos’ que pueden utilizarse para fabricar bioplásticos, biocombustibles y compuestos intermedios para farmacia y cosmética, entre otras aplicaciones.

Por ello, ha merecido recientemente el reconocimiento del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), a través de su revista Technology Review, que reconoce y premia el trabajo de los 10 jóvenes innovadores españoles menores de 35 años más destacados.

En declaraciones a la edición española de TR, Rafael Luque señala que "la sociedad ve los residuos como un problema en vez de como una fuente rica e importante para obtener productos de valor” y que el reto está en que esta mentalidad cambie.

La familia de materiales porosos que descubrió Luque fue bautizada como Starbon y registrada bajo dos patentes internacionales de las que Luque es el primer autor. Actualmente se comercializa a través del catálogo de la multinacional química y tecnológica Sigma Aldrich y se utilizan como base para fabricar diferentes catalizadores adaptados a las necesidades de cada proceso industrial, ya sea para fabricar químicos o biocombustibles.

Los nanomateriales patentados por Luque resultan más baratos y competitivos que otros que se utilizan habitualmente para procesar la biomasa. Por ejemplo, aventajan en eficiencia a las resinas ácidas en los procesos de catálisis, a los carbones porosos para los de separación de sustancias, y al carbón activo para los de adsorción (retención de moléculas).

Además, estos catalizadores no solo maximizan el rendimiento en la transformación sino que, en comparación con sus competidoras, son menos dañinos para el medio ambiente. Esto se debe, en primer lugar, a que pueden fabricarse a partir de residuos. “Se obtienen a partir de cualquier polisacárido, por ejemplo, de desechos del pan”, comenta Luque. “Así conseguimos, de una forma ecológica, un producto con alto valor añadido que podemos vender”, añade.

Por otro lado, las metodologías de fabricación de estos nanomateriales también son ambientalmente más respetuosas que sus competidoras. “Utilizamos técnicas asistidas por microondas y técnicas de molienda”, explica Luque. “Para obtener las nanopartículas simplemente se mete el material Starborn en un microondas con un precursor metálico (sales de hierro, platino o paladio) o se fabrican triturando en un molino el material base con el precursor”.

Para abarcar todos los pasos, desde la creación de estos materiales hasta la generación de químicos y biocombustibles, Luque ha fundado Green Applied Solutions (GAS), una empresa que no solo desarrolla los catalizadores sino que también fabrica productos finales, como por ejemplo, biodiesel. “Estamos negociando con algunas empresas tanto españolas como fuera de España para comercializarlo”.

En los próximos años Luque asegura que GAS se centrará el desarrollo de procesos para valorización de residuos alimentarios. “Usaremos tanto residuos oleaginosos para producción de biodiesel y otros biocombustibles como otros tipos para generación de abonos, piensos y más productos interesantes”, explica el investigador.

 
Facebook  Twitter  MySpace  LinkedIn  Meneame  del.icio.us  Google Bookmarks  RSS  Digg  email
© Novus Innovación Digital, S.L.
Innovaspain.com -@innovaspain- es el portal líder dedicado a la innovación española... [+]