LA ENTREVISTA

Andrés Moya, Premio Nacional de Genética en la categoría ‘Investigación en genética básica’

SABADO, 22 DE SEPTIEMBRE DE 2018  
Andrés Moya, Premio Nacional de Genética en la categoría ‘Investigación en genética básica’
18-DICIEMBRE-2012
0
 COMENTARIOS  
  

“Una sociedad como la española debe hacer un esfuerzo ímprobo por invertir de verdad en ciencia”

Pablo Garcinuño

Los IV Premios Nacionales de Genética, organizados por la Fundación Pryconsa y la Sociedad Española de Genética (SEG), han reconocido, en la categoría ‘Investigación en genética básica’, al doctor Andrés Moya. Nacido en Xirivella (Valencia), en 1956, este científico es Catedrático de Genética en la Universidad de Valencia, y director del Centro Superior de Investigación en Salud Pública (CSISP) de la Consejería de Sanidad de la Comunidad Valenciana.

¿Qué papel juegan los microorganismos en nuestros cuerpos y cuánto queda por investigar en este campo?

Lo que empezamos a saber ahora sobre lo que ellos hacen en nuestro cuerpo es un pálido reflejo de lo que intuimos va a ir descubriendo. Siempre hemos visto a los microrganismos como seres de los que hay que defenderse. Muchas de las grandes enfermedades que nos han atenazado a lo largo de la historia son promovidas por bacterias, virus, hongos, etc. Pero, curiosamente, también vivimos en simbiosis con los microrganismos y muchos de ellos no solo nos protegen contra patógenos, sino que contribuyen al adecuado funcionamiento de la fisiología humana en las partes del cuerpo donde se encuentran (piel, aparato respiratorio, intestino, boca, etc.).

¿En qué han consistido sus contribuciones innovadoras en la evolución de Drosophila y de los microrganismos?

Creo que mi aportación más destacable es haber introducido en nuestro país la genómica, particularmente la genómica microbiana y los estudios llevados a cabo en el campo de la simbiosis, precisamente mostrando el papel que los microrganismos juegan para la supervivencia de insectos y, más recientemente, el que tienen en el propio organismos humano. He hecho contribuciones, así mismo, al campo de la evolución experimental de virus. Los virus son, en general, importantes patógenos. Poder trabajar en el laboratorio con ellos, haciéndolos evolucionar en condiciones controladas, nos ha suministrado importantes claves para poder atacar su patogenicidad o virulencia. También hemos sido pioneros poniendo a punto procedimientos de análisis filogenético para detectar el origen de brotes epidémicos, particularmente víricos

Trabaja con virus, bacterias y organismos mínimos que pueden llegar a tener una relevancia enorme en nuestras vidas ¿La importancia está en el detalle?

El trabajo, no tanto con virus, sino con bacterias con genomas muy pequeños, nos ha llevado a formular ideas sobre lo que pudiera ser la configuración mínima de genes para lograr un organismo con vida independiente. Nuestras aportaciones en este campo han sido tomadas en consideración para la posible fabricación de vida en el emergente campo de la biología sintética. Esta ciencia va a tener una relevancia biomédica y biotecnológica creciente. Hay que pensar que si somos capaces de construir una entidad mínima autónoma, no necesariamente con parecido a algo ya existente o que haya existido en el pasado, puede servir de chasis para incorporarle otro tipo de construcciones con determinada finalidad (por ejemplo, dirigida con células tumorales, o contra patógenos, etc.). Pero a nadie se nos puede escapar la urgente y necesaria reflexión filosófica y ética.

¿Qué papel juega la investigación en la salida de la crisis?

Es muy sencillo. La sociedad debe superar el… cómo diría, viejo atavismo español de ‘que inventen otros’. La crisis por la que atravesamos no es solo de valores, que ya es importante, sino económica, que también lo es. Una sociedad como la española debe hacer un esfuerzo ímprobo por invertir de verdad en ciencia, sin paliativos y a todos los niveles. Un solo producto nuevo, un ingenio, una patente, entre muchos intentos fallidos o sin posibilidades, puede estar a la base de la generación de riqueza y puestos de trabajo a medio y largo plazo. Y la inversión tecnológica, a ser posible propia, del entramado empresarial, está en la base de nuestro éxito más inmediato. Si somos competitivos en trenes de alta velocidad o energías alternativas, podemos serlo en muchas otras cosas.

¿Qué está centrando actualmente su labor investigadora?

Ahora mismo concentro mi esfuerzo en el estudio del microbioma humano y patologías que van asociadas a su alteración. Pero también llevamos a cabo un extenso programa de investigación en biología sintética de células mínimas y el estudio de microbiomas en otro tipo de organismos al objeto de poder encontrar propiedades en el funcionamiento de ellos que se puedan utilizar en el campo de la biotecnología. Por ejemplo, hemos descubierto que bacterias del intestino de ciertos insectos, cuyas larvas degradan celulosa, disponen de unas enzimas y rutas metabólicas particularmente orientadas a ese fin.

 

 
Facebook  Twitter  MySpace  LinkedIn  Meneame  del.icio.us  Google Bookmarks  RSS  Digg  email
© Novus Innovación Digital, S.L.
Innovaspain.com -@innovaspain- es el portal líder dedicado a la innovación española... [+]