EN EL PUNTO DE MIRA

Déficit de tarifa: la fácil solución de dejar las cosas como están

MIÉRCOLES, 19 DE SEPTIEMBRE DE 2018  
Déficit de tarifa: la fácil solución de dejar las cosas como están
30-ENERO-2013
0
 COMENTARIOS  
  

Siguiendo la máxima muy extendida en España de que existen dos tipos de problemas -los que no tienen solución o los que solo con el paso del tiempo se pueden resolver-, el Gobierno ha decidido negarse a sí mismo, eliminar el límite legal del déficit de tarifa eléctrico, establecido por Real Decreto-Ley de 2009 con otro Real Decreto-Ley –éste sobre empleados del hogar- con el que asume su incapacidad para resolver un problema de magnitudes disparatadas que tiene un importante impacto negativo sobre la fortaleza financiera del sector eléctrico. Otra burbuja que queda suelta y que si nadie lo impide el tiempo se encargará de reventar. Es la antítesis de la innovación y un pésimo ejemplo.

Una vez más, se ha optado por hacer trampas en el solitario y aunque se argumenta la "excepcionalidad de la situación en el sistema eléctrico", la realidad no es otra que la retirada de los topes al déficit de tarifa, lo que implica que en 2012 este desajuste pueda superar los 1.500 millones (se manejan cifras cercanas a los 5.000 millones) que, como el resto de la deuda eléctrica, podría titulizarse posteriormente en los mercados, aunque existen dudas sobre esta cuestión. Igualmente, para 2013, se elimina el objetivo de que el déficit sea 0.

Nuevamente, se demuestra que los argumentos valen lo que valen y que los manejados en la norma de 2009 han dejado de tener validez en 2013, aunque el relato de entonteces fuera impecable: “El creciente déficit tarifario, esto es, la diferencia entre la recaudación por las tarifas reguladas que fija la Administración y que pagan los consumidores por sus suministros regulados y por las tarifas de acceso que se fijan en el mercado liberalizado y los costes reales asociados a dichas tarifas, está produciendo graves problemas que, en el contexto actual de crisis financiera internacional, está afectando profundamente al sistema y pone en riesgo, no solo la situación financiera de las empresas del sector eléctrico, sino la sostenibilidad misma del sistema. Este desajuste resulta insostenible y tiene graves consecuencias, al deteriorar la seguridad y capacidad de financiación de las inversiones necesarias para el suministro de electricidad en los niveles de calidad y seguridad que demanda la sociedad española”.

El déficit tarifario nació en el año 2000 de la mano del entonces ministro de Economía, Rodrigo Rato, aunque no fue hasta 2005 cuando empezó un incremento descontrolado que se situó a finales de 2012 en unos niveles próximos a los 29.000 millones de euros (cerca del 3% del PIB).

 
Facebook  Twitter  MySpace  LinkedIn  Meneame  del.icio.us  Google Bookmarks  RSS  Digg  email
© Novus Innovación Digital, S.L.
Innovaspain.com -@innovaspain- es el portal líder dedicado a la innovación española... [+]