QUIÉN ES QUIÉN

La red de laboratorios remotos de Pablo Orduña

JUEVES, 22 DE FEBRERO DE 2018  
La red de laboratorios remotos de Pablo Orduña
29-ENERO-2013
0
 COMENTARIOS  
  

Es uno de los premiados por la edición española de Technology Review, en unos galardones promovidos por el MIT, que tienen como objetivo encontrar trabajos fascinantes, inspiradores y nuevos capaces de revolucionar el mundo de la tecnología y los negocios en un futuro próximo. Hoy les hablamos del caso de Pablo Orduña, de 28 años, ingeniero informático de la Universidad de Oviedo, que ha creado una red de laboratorios remotos para colegios y universidades. “La educación está digitalizándose y tanto universidades como colegios permiten acceso remoto a sus recursos para ofrecer flexibilidad al estudiante”, explica Orduña. “Mi aportación más innovadora es permitir el uso masivo de accesos a laboratorios físicos”.

El acceso remoto a los laboratorios permite, por ejemplo, que un alumno entre desde su ordenador a un acuario real situado en una universidad a kilómetros de distancia y alimente a los peces que viven en él, a los que ve moverse por una cámara web y con los que interactúa, durante unos minutos, a través de una interfaz que le muestra las acciones que puede realizar. A continuación, este mismo alumno, en paralelo a muchos otros, puede controlar un robot que se mueve sobre un tatami; o fabricar circuitos electrónicos gracias a un laboratorio creado en el Instituto Tecnológico Blekinge (Suecia) y del que existen ya otras seis copias en todo el mundo, donde podrá manejar una placa electrónica de pruebas y un osciloscopio.

Pese a las posibilidades que ofrecen los laboratorios remotos, la cuestión del acceso masivo a ellos es clave. No es suficiente con que los equipamientos existan -junto a la voluntad de extender su uso- sino que hace falta una serie de herramientas de gestión para que sean operativos, como sistemas de autenticación y planificación, para que muchos usuarios puedan utilizar simultáneamente varios laboratorios, o sepan que pueden hacerlo en un orden y durante un tiempo determinados.

Ahora, por primera vez, el modelo de gestión a través de la red que Orduña propone con su sistema WebLab-Deusto sería capaz de escalar el número de usuarios de los laboratorios gracias a que distribuye la carga de accesos entre los diferentes centros educativos que comparten recursos. “Sólo WebLab-Deusto permitiría que 600 estudiantes usaran un laboratorio a través de balanceo de carga de todos ellos en copias del laboratorio presentes en 10 universidades repartidas en todos los continentes”, afirma el ingeniero.

Además, este modelo permitiría crear una dinámica de intercambio de recursos para que el sistema fuera económicamente sostenible. Tal y como explica el galardonado por  Technology Review España, quienes accedieran a compartir sus laboratorios en la red fijarían unas prioridades de uso, determinado tiempo de sesión y máximo número de ellas, y a través del sistema de WebLab-Deusto podrían “revender o recompartir accesos a laboratorios y crear un mercado”.

Las instituciones que quieran unirse a esta red tienen dos opciones: crear sus propios laboratorios en sus centros y descargar e instalar el software necesario (gratuito) en sus servidores o bien ponerse en contacto con el equipo de Orduña para que lo desplieguen en los servidores de Deusto, aunque dentro de poco tiempo este proceso se habrá automatizado.

 
Facebook  Twitter  MySpace  LinkedIn  Meneame  del.icio.us  Google Bookmarks  RSS  Digg  email
© Novus Innovación Digital, S.L.
Innovaspain.com -@innovaspain- es el portal líder dedicado a la innovación española... [+]