LA ENTREVISTA

Carlos Vivas, CEO de Seinnova

MARTES, 25 DE SEPTIEMBRE DE 2018  
Carlos Vivas, CEO de Seinnova
26-FEBRERO-2013
0
 COMENTARIOS  
  

“Nuestra herramienta permite encontrar en menos tiempo la mejor solución para las empresas”

Pablo Garcinuño

Carlos Vivas Augier, fundador y CEO de Seinnova, cuenta con una larga trayectoria dedicada a la innovación. Ingeniero Superior en Informática por la Universidad Autónoma de Madrid, completó su formación con dos másteres, en Economía de la Innovación y en Sistemas de Información. Tras encabezar varios proyectos empresariales, fue responsable del Área de Inteligencia Económica en Fedit entre 2009 y 2011. Al año siguiente se puso al frente de este novedoso portal que pretende conectar de forma eficaz oferta y demanda en materia de soluciones tecnológicas.

Hoy en día no se conocen herramientas como Seinnova. ¿Cómo explicarías en qué consiste y por qué debería una empresa utilizarlo?

Seinnova es una herramienta desarrollada para que las empresas encuentren la mejor solución a sus necesidades y problemas de índole tecnológica de una forma confidencial, eficiente y sencilla. Conectamos a demandantes de tecnología (Empresas) que tienen una necesidad tecnológica con proveedores (Centros Tecnológicos y de Investigación, Universidades, Ingenierías, Consultoras, Empresas, etc.) de todo el mundo que son capaces de ofrecerles una solución. Nuestro objetivo es ser el punto de acceso a todas las capacidades tecnológicas disponibles en cualquier parte del mundo. Contamos con la ventaja de una red de tecnólogos de más de 95.000 investigadores, 600 organismos de investigación y alrededor de 10.000 empresas en Europa, y esperamos triplicar estas cifras en 2013. Nos estamos posicionando en América Latina, y próximamente esperamos incorporar Asia y otras regiones del planeta a www.seinnova.eu.

Sobre porqué una empresa debería usar una herramienta como Seinnova, la razón es sencilla: permite encontrar en menos tiempo la mejor solución a las necesidades y problemas tecnológicos de una empresa. Confidencialidad, rapidez y eficacia. Nosotros nos aseguramos de que las empresas reciban ofertas de una mayor cantidad de proveedores, proveedores de los que no han oído hablar nunca, para acceder a más soluciones potenciales y así poder escoger la mejor. Además les ofrecemos un servicio confidencial que ahorra tiempo y recursos a la empresa. Como ventaja añadida, Seinnova para demandantes de soluciones es gratuito.

Vuestro objetivo es ayudar a las empresas a encontrar la mejor solución a sus necesidades en innovación y tecnología. Difícil tarea. ¿Cómo la afrontáis?

Hay que considerar dos factores. En primer lugar, el hecho de que las empresas de forma tradicional suelen buscar la solución a sus problemas de carácter tecnológico entre los proveedores más cercanos, conocidos o de su sector. Esto proporciona un colectivo reducido de proveedores que dará a la empresa acceso a una cartera limitada de soluciones, lo que tiene importantes implicaciones en la “calidad” de las soluciones encontradas y pone en riesgo las inversiones en tecnología e innovación de las empresas.

A través de Seinnova las empresas, de forma gratuita, acceden a una red de proveedores a nivel nacional e internacional. Una red que no solo incluirá a aquellos proveedores cercanos o conocidos por la empresa, también otros de los que la empresa nunca antes había oído hablar. Así la empresa puede acceder a una mayor cartera de soluciones para escoger la solución más competitiva tanto económica como tecnológicamente hablando. La realidad es que empresas multinacionales se han sorprendido de los resultados obtenidos gracias a Seinnova: han encontrado soluciones enviadas por proveedores que no conocían y con enfoques que la empresa no se había planteado para resolver su problema.

El segundo factor a tener en cuenta es el tipo de necesidades tecnológicas de las empresas. En Seinnova se contemplan todos los tipos de necesidades que una empresa puede tener en cualquier fase de su carrera innovadora, independientemente de su nivel tecnológico o experiencia.

Las empresas pueden crear demandas para la mejora o desarrollo de nuevos productos, incorporación y adaptación de nuevas tecnologías, compra de tecnología, estudios de prospectiva tecnológica, estudio de vigilancia tecnológica, gestión de la propiedad intelectual, asesoría en innovación, consultoría tecnológica, servicios avanzados de laboratorio, homologaciones y certificaciones de piezas o procesos, formación técnica especializada, etc.

Dicho de otra forma, en Seinnova trabajamos con todo tipo de necesidades empresariales y todo tipo de empresas, desde multinacionales hasta pequeñas empresas.

¿Cuál es la premisa que más repiten las empresas cuando acuden a vosotros buscando la solución a un problema?

Posiblemente las mayores preocupaciones, aparte lógicamente de encontrar la solución requerida, suelen ser el tiempo y la confidencialidad. Las empresas se preocupan de poder encontrar la solución lo antes posible y sin que sus competidores sean capaces de saberlo. El tiempo no es un problema ya que nosotros de forma automática hacemos llegar la demanda de la empresa a potenciales proveedores de soluciones.

Por otro lado, somos especialistas en detectar más y nuevos proveedores que no forman parte de nuestra red para invitarles a presentar su solución. La confidencialidad tampoco es un problema: ofrecemos tres niveles de protección.

Primero, la identidad de la empresa es totalmente anónima. Los proveedores conocen el perfil de la empresa (por ejemplo una empresa mediana del sector energético ubicada en Madrid) para saber con qué tipo de cliente se están relacionando pero no sus datos. Segundo, las empresas deciden qué proveedores pueden acceder al contenido de sus demandas de innovación y cuáles no (por ejemplo, el acceso para universidades pero no para empresas de consultoría).

Por último, las empresas pueden habilitar términos de confidencialidad que los proveedores deberán aceptar para poder acceder al contenido de la demanda de innovación.

Sois un punto de conexión entre las empresas y los proveedores. ¿Cómo es la relación entre estas dos caras de la misma moneda?

En el ámbito de la tecnología diría que es una relación complicada. No es raro encontrar casos en los que las partes tienen intereses opuestos. Quizás el ejemplo más claro es patentar. Si bien un proveedor –como podría ser un grupo de investigación de una universidad– tiene un interés por patentar o publicar los resultados de sus investigaciones, las empresas, por el contrario, son generalmente reacias a este tipo práctica. Ello no quita la utilidad de la propiedad intelectual/industrial pero sí puede ser un factor de negociación entre las partes.

Otro factor de conflicto en las relaciones es el tiempo. Si bien no es posible generalizar, no es extraño que investigadores y empresarios trabajen a ritmos distintos o que, por desconocimiento de la empresa, no sea evidente el trabajo real detrás de un desarrollo tecnológico.

Por ello es importante para los gestores de innovación de las empresas el conocer la idiosincrasia de los distintos tipos de organismos de investigación y comprender que existen perfiles de proveedores de tecnología que se ajustan mejor a ciertos escenarios, necesidades y situaciones en los que están inmersos las empresas.  Cuando se nos pide, desde Seinnova aconsejamos a las empresas a la hora de formular sus demandas de innovación para asegurar que las propuestas de los proveedores sirvan también a la empresa para filtrar entre los perfiles.

¿En qué momento os encontráis en vuestra fase de expansión por Hispanoamérica?

Estamos iniciando nuestra expansión en América Latina. Realmente ha sido más una respuesta rápida al interés detectado en la región Latinoamericana que una acción programada de nuestro plan empresarial. Contemplábamos América Latina pero no estaba previsto un desembarco para este año. Es, al final, una de las ventajas de internet, te vuelves accesible al mundo. Hoy por hoy estamos trabajando demandas de empresas en Chile, Brasil y Colombia que esperamos terminar de definirlas en breve para empezar la búsqueda de soluciones a través de Seinnova.

En Argentina, a través de la Federación Española de Centros Tecnológicos (Fedit), colaboraremos con el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva (MINCYT) y esperamos trabajar demandas de empresas de ese país en el corto plazo. Lo mismo sucede en China. Estamos en negociaciones con un importante agente del sistema de innovación del país para canalizar demandas de innovación de empresas Chinas.

¿Es la innovación una cuestión de dinero o tiene más que ver con la imaginación?

La respuesta fácil es decir que ambas forman parte. Personalmente no creo se trate de dinero. El que más invierte en tecnología o innovación no es necesariamente el que mejor lo hace o el que mejores resultados obtiene. Innovar es un riesgo, asumible y necesario, pero un riesgo al final. Para mí el secreto se encuentra en las capacidades: son estas las que realmente incrementan la probabilidad de éxito de una empresa. Hablo de las capacidades de la empresa (gestión, estrategia, recursos humanos, etc.) y de los proveedores de tecnología.

Normalmente, cuando se pronuncia la palabra “innovar” todos pensamos en alta tecnología (el último robot de automatización de una línea de producción o ideas extravagantes como la de extraer los minerales y materias primas de los asteroides en el espacio). Realmente innovar puede ser algo tan sencillo como ponerle un palito a una bola de caramelo (Chupa Chups) o aprovechar inteligentemente un error en un nuevo adhesivo que se despega fácilmente (Post-it). Ello requiere de algo más que dinero, así que yo me decanto de entre estas dos opciones por la imaginación.

 
Facebook  Twitter  MySpace  LinkedIn  Meneame  del.icio.us  Google Bookmarks  RSS  Digg  email
© Novus Innovación Digital, S.L.
Innovaspain.com -@innovaspain- es el portal líder dedicado a la innovación española... [+]