LA ENTREVISTA

Enrique Kahle, fundador de Kahle Oiza Arauzo Arquitectura

MIÉRCOLES, 21 DE FEBRERO DE 2018  
Enrique Kahle, fundador de Kahle Oiza Arauzo Arquitectura
05-MARZO-2013
0
 COMENTARIOS  
  

"La buena arquitectura siempre ha sido sostenible"

S.D.G.

Enrique Kahle Olaso es arquitecto por la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de la Universidad de Navarra 1994 y fundador del estudio de Arquitectura Kahle Oiza Arauzo Arquitectos, que trabaja en todas las escalas posibles de la arquitectura. Su obra ha obtenido varios reconocimientos como el Premio Cámara de Comercio de Navarra al diseño de Comercio en el 2001, 2003, 2007 y 2009; finalista de los Premios FAD 2007; finalista de los premios COAVN 2007, Mención de Honor en los Premios Veteco-Asefave 2008; finalista del World Architecture Festival Awards (categoría Pleasures) 2008; Premio NAN de Arquitectura y Construcción 2009, Mención de Honor Concurso Internacional Premio Franco E. Delmonte 2009; Accésit en los Premios Eficiencia Energética ISOVER 2009.

En 2009, junto con Arraitz Koch, Esperanza Kahle y Borja Fuentes, fundan Dvelas, una iniciativa para recuperar velas de barco usadas a través del diseño. La “Colección Dvelas de mobiliario contemporáneo” ha sido ganadora del “A’Design Award and Competition” en la categoria “Textile, Fabric, Textures, Patterns and Cloth Design 2011-2012.
 
Usted da a las velas la oportunidad de vivir una segunda vida. ¿Cómo surge la idea de reciclarlas?
 
Mi amigo y socio Borja Fuentes, que tiene una velería en Irún, solía reparar las velas de mi barco. En diferentes visitas a su velería me llamaban mucho la atención los materiales utilizados y las técnicas aplicadas para la confección de velas y me sorprendió mucho que me dijera que  muchas velas, por el hecho de estar deformadas, no se utilizaban para navegar y eran sustituidas por nuevas a pesar de que seguían teniendo unas excelentes cualidades  mecánicas. Pero sobre todo, me llamaban la atención las cualidades plásticas de las velas, el paso de los años estaba presente en el material. Existe una gran cantidad de material que se desecha y le propuse reutilizar el material sin saber en ese momento para qué. Podíamos haber hecho tiendas de campaña para Haití como han hecho otros, pero mi condición de diseñador especialista en proyectos al detalle me derivó a pensar sobre la posibilidad de realizar una colección de mobiliario para que esas velas pudieran entrar en las casas de la gente.
 
¿Qué proceso sigue la vela desde que llega a ustedes?
 
En primer lugar se anota toda la información de origen disponible, después se revisan y se decide para qué tipo de producto son más adecuadas. A continuación se realiza un despiece teniendo en cuenta la cualidad plástica de cada vela y aplicando los patrones de cada producto, seguidamente se lavan y pasan al proceso de  costura. En todo momento cada una de las piezas de la vela está identificada para no perder su origen, ya que la trazabilidad de nuestros productos es un aspecto muy importante por cuanto que le confiere una componente emocional que nosotros valoramos mucho. Cada producto nuestro lleva una etiqueta con la información de origen de la vela con la que está hecho. Datos como el puerto de origen, el barco, el tipo de vela y el fabricante original de la vela.
 
Cada una de sus piezas invita a disfrutar del relax. ¿Qué tienen las velas para proporcionar este confort?
 
Las velas con el tiempo y el uso generalmente adquieren pátina. Nosotros buscamos enfatizar esa pátina y poner en valor las posibles marcas, refuerzos o cicatrices que haya podido tener la vela a lo largo de su vida. 
En realidad el confort lo proporciona el diseño. Todos los productos son muy confortables por su diseño, pero es que los aspectos plásticos de la vela se fusionan con la funcionalidad creando un producto con diseño, confort, belleza y emoción.
 
La colección DVELAS es puro diseño. ¿Cuáles son sus fuentes de inspiración?
 
A la hora de plantear los diseños se trabaja en conjunto diseñador y fabricante de velas para dar una solución diferente a la resolución de un problema de mobiliario. Se trata de pensar cómo solucionar la problemática de, por ejemplo, una silla con la técnica que aplicaría un velero al resolver el comportamiento de la vela en un barco. Por lo tanto, el lenguaje, la plástica, la técnica y la forma de confeccionar una vela está presente en cada uno de nuestros diseños. Evitamos utilizar la tela como un forro o una tapicería e intentamos que  la vela trabaje y esté en tensión tal y como lo hacía cuando estaba dando propulsión a un barco. Este planteamiento nos deja muy clara la premisa de lo que se puede hacer y lo que no se puede hacer dentro de una especie de código de diseño que hemos generado, y de esta forma tenemos un camino muy claro y una fuente muy buena de inspiración para nuestros diseños.
 
Diseña el arquitecto, pero ¿cuánto hay del navegante?
 
Observar el comportamiento de un barco navegando, cómo se aparejan las velas, cómo transmiten las tensiones de la vela a la jarcia y de esta al casco y cómo se comportan los diferentes aparejos en las maniobras de navegación es una de las partes importantes en el diseño y la confección de nuestras piezas. Y, efectivamente, a veces se fusionan soluciones de los barcos de vela con la solución que planteamos en nuestros diseños.
 
¿Cree que el reciclaje es una moda o ha venido para quedarse?
 
Sí, ya parece que casi todos nos hemos dado cuenta de que es absolutamente básico ser coherentes con  los recursos de que disponemos. También es una moda, qué duda cabe, todo lo reciclado y lo recuperado parece hoy muy "cool" y eso está bien. Tiene que ver con tener o no tener; en Cuba "no tienen" desde hace muchos años y por eso recuperan todo. Ahora nos damos cuenta de que no tenemos como creíamos y hay que recuperar. En realidad sí que ha quedado un poso que creo no tiene marcha atrás.
 
Pero lo que nosotros defendemos es tratar de ir un poco más allá en este tema y verlo desde el punto de vista de la calidad. Reivindicamos lo que llamamos el "eco-diseño fino", cosas recicladas o recuperadas pero de calidad y con un exquisito diseño, eso incluye también el tema del reciclaje personal que todos, en alguna medida, hemos tenido que llevar en nuestras vidas y profesiones y que pretendemos que estén dentro de esta definición. 
 
Una peculiaridad que ofrece  DVELAS es la posibilidad de practicar el intercambio o trueque, ¿en qué consiste?
 
Si una persona tiene una vela que no usa nosotros le ofrecemos la posibilidad de intercambiarla por nuestros productos o incluso fabricarlos con su propia vela. Entonces es cuando la componente del producto adquiere una dimensión emocional muy personal.
 
En arquitectura ¿innovación y sostenibilidad son compatibles?
 
Claro, hay que tener muy en cuenta que la buena arquitectura siempre ha sido sostenible y en toda la Historia de la arquitectura hay constantes innovaciones. La sostenibilidad de un edificio no es una cualidad nueva sino que es una cualidad intrínseca de la buena arquitectura de todos los tiempos tanto como la adecuación a su uso o su belleza. 
La innovación está en las virtudes que las nuevas tecnologías puedan introducir en la arquitectura, pero también en las soluciones invariantes de la arquitectura tradicional milenaria y su aplicación a nuestra arquitectura contemporánea con los nuevos usos que tienen ahora los edificios y los materiales que utilizamos hoy. Esta innovación me interesa más que la anterior.
 
 
Facebook  Twitter  MySpace  LinkedIn  Meneame  del.icio.us  Google Bookmarks  RSS  Digg  email
© Novus Innovación Digital, S.L.
Innovaspain.com -@innovaspain- es el portal líder dedicado a la innovación española... [+]