LA ENTREVISTA

Theo Hernando Olmo, administrador gerente de Agua de Niebla de Canarias

MARTES, 23 DE OCTUBRE DE 2018  
Theo Hernando Olmo, administrador gerente de Agua de Niebla de Canarias
12-MARZO-2013
0
 COMENTARIOS  
  

“Al obtenerse directamente de las nubes, el agua posee una pureza extraordinaria”

Pablo Garcinuño @InnovaSpain

Su proyecto fin de carrera fue una investigación de tres años sobre la captación de agua de las nieblas, algo que le interesó incluso antes de iniciar sus estudios universitarios. Theo Hernando Olmo ha trabajado durante varios años en el sector, siempre con captanieblas planos o “tipo chileno”. Falta de durabilidad, de productividad, roturas u obturaciones son algunas de las desventajas de un sistema que se ha venido utilizando a nivel internacional desde los años 50. Pero en 2008 abrió su primera empresa, Montes Verdes Ingeniería Agraria, donde patentó los captadores NRP 3.0, y actualmente es uno de los socios fundadores y el administrador gerente de Agua de Niebla de Canarias S.L.

¿Cómo surge el proyecto de captar agua procedente de las nieblas?

En un primer momento, nuestra idea era vender nuestros captadores, sobre todo a las administraciones públicas, para su uso en labores forestales o agrícolas. Estos sistemas ofrecen la ventaja de producir agua en zonas aisladas, normalmente forestales, sin ningún requerimiento, por lo que son ideales para el auto-llenado de depósitos en estas áreas.

En 2010  conocí a mi socio Ricardo Gil (aparejador) y en 2011 tomamos la decisión de vender el agua que producimos y no nuestros captadores. En un principio, surgió interés por esta agua tan pura en el sector industrial de la alimentación. Tras varias conversaciones con estas empresas ellos mismos nos animaron a sacar un producto tipo gourmet debido a la altísima calidad del agua y lo peculiar de su obtención. De esta forma empezó a gestarse Alisios, la primera agua de niebla embotellada en el mundo.

 

¿Qué sistema utilizan para ello? ¿En qué consisten estos captadores tridimensionales?

La principal característica de los captadores NRP 3.0 (Niebla, Rocío y Precipitaciones tridimensional) es su forma tridimensional, que permite, por un lado, colocar una enorme superficie captadora (mallas especiales que retienen las gotitas de las nieblas) ocupando el mínimo espacio, obteniendo mucha más agua y, por otro, obtener una mayor estabilidad minimizando pérdidas de agua fuera del captador. Con estos captadores hemos llegado a obtener más de 1.000 litros al día, ocupando 1,6 metros cuadrados, mientras que un captador tipo chileno suele obtener unos 40 litros al día ocupando 20 metros cuadrados. No necesitan energía, no generan residuos y no afectan al medio en ningún aspecto.

Más allá de la producción de agua embotellada, ¿tiene otras posibilidades o usos este sistema?

Como comenté anteriormente, las aplicaciones de estos sistemas son muy diversas. Debemos basar la idea de que obtenemos agua “del aire” en zonas aisladas, por lo que las aplicaciones forestales (lucha y prevención de incendios, reforestación, zonas de vigilancia) y el mantenimiento de balsas agrícolas son las principales. También el suministro a pequeñas poblaciones rurales, la mejora de aguas duras por mezcla (al tratarse de agua muy pura), suministro a depósitos de zonas recreativas forestales, áreas deportivas, pistas de sky, senderos, abrevaderos de animales salvajes y de pastoreo, y un largo etc. La gran ventaja, no se necesita bombear esta agua desde zonas bajas, reduciendo gastos energéticos, contaminaciones e infraestructuras pudiendo incluso generar electricidad al derivar el agua por gravedad (ya que la obtenemos en zonas altas) y, además, tampoco necesitamos energía para su obtención.

¿Qué propiedades hacen de esta agua un producto de elevada calidad?

Al obtenerse directamente de las nubes (las nieblas se forman por el choque de nubes contra la orografía escarpada), el agua posee una pureza extraordinaria. En el caso de Canarias, las nubes proceden del océano, por lo que contiene sales minerales procedentes del spray marino que sirve de núcleo de condensación para formar las gotitas. Es el agua embotellada con menos bicarbonatos (cal) del mercado y no tiene sales de flúor o magnesio o cualquier otro material relacionado con la tierra. Es agua del cielo.

Muchas veces nos comentan que nuestra agua no tiene sales, no es cierto. Tiene un equilibrio de sales único y muy beneficioso para la salud. Se puede considerar un agua de mineralización muy débil, con muy poco contenido en sodio, ideal para personas con dolencias renales, para niños, para realizar combinados o cócteles o simplemente para comer, al ser un agua totalmente insípida y muy ligera al paladar.

 

¿Por dónde pasan las próximas mejoras de su sistema?

Hacer mucho más eficientes y productivos nuestros captadores, innovando en materiales y nuevas dimensiones. También, hacerles adaptaciones para enfrentarse a distintos fenómenos climáticos como la nieve, los huracanes, etc.

¿Cómo sacian su sed por la investigación?

No la saciamos. Siempre tenemos algo en mente y eso es lo que nos mantiene la pasión por lo que hacemos día a día. Normalmente, cada cambio es la solución a un problema, real o supuesto, que suele comenzar en la servilleta de un bar y acaba en el taller probando el diseño.

Este mes de marzo, después de mucho trabajo, esperamos sacar ya al mercado Alisios, Canary Mist Water. Aún sin tener el producto a la venta, está creando una gran expectación y ya estamos en contacto con varios inversores interesados en replicar este proyecto en otras partes del mundo, por lo que estamos realmente encantados.

 
Facebook  Twitter  MySpace  LinkedIn  Meneame  del.icio.us  Google Bookmarks  RSS  Digg  email
© Novus Innovación Digital, S.L.
Innovaspain.com -@innovaspain- es el portal líder dedicado a la innovación española... [+]