LA ENTREVISTA

Felipe Romera Lubias, presidente de APTE

MIÉRCOLES, 19 DE SEPTIEMBRE DE 2018  
Felipe Romera Lubias, presidente de APTE
19-MARZO-2013
0
 COMENTARIOS  
  

"Tras el fracaso de la Agenda de Lisboa 2010, Horizonte 2020 es la prueba de fuego para Europa"

Felipe Romera (Soria, 1954), es ingeniero de Telecomunicación por la Escuela Técnica Superior de Ingenieros de Telecomunicaciones de Madrid donde se graduó en 1976. Desde1990 es director General del Parque Tecnológico de Andalucía en Málaga y desde1998 es presidente de la Asociación de Parques Científicos y Tecnológicos de España (APTE). Además fue nombrado miembro del Consejo Asesor para la Ciencia y la Tecnología del Ministerio de Ciencia y Tecnología en representación de la APTE (2001-2004). Desde el 28 de abril de 2005 es presidente de la Red de Espacios Tecnológicos de Andalucía (RETA).

Al mismo tiempo ha tenido y tiene cargos en la Asociación Internacional de Parques Tecnológicos y Áreas de Innovación (IASP). Desde 1993 a 1998 fue miembro del Consejo de Administración mundial, entre 1996-1998 fue Secretario General de la Sección Europea de la IASP y desde 1998 a la actualidad es Director Asesor del Consejo de Administración mundial de la IASP. Por otro lado desde 1987 a 1996 fue secretario del Consejo Social de la Universidad de Málaga.
 
¿Cuáles fueron los motivos principales que provocan la creación de APTE?
 
En 1988, la idea de red, tal y como la entendemos hoy era una auténtica novedad incluso en los ambientes científicos y tecnológicos del país.
Fue en esa época cuando los responsables de los primeros parques tecnológicos de España comenzaron a pensar que uniendo sus opiniones y esfuerzos podrían llegar a potenciar la figura de los emplazamientos científico – tecnológicos que dirigían y que por aquel entonces, resultaban todavía, algo futuristas.
 
Tras cierto boom en la puesta en marcha de Parques y Centros Tecnológicos, ¿prevén que no todos evolucionen positivamente? ¿Cree que en todos los casos se ha valorado convenientemente su viabilidad real?
 
Creo que todos deberían evolucionar positivamente. Todos los parques contribuyen al desarrollo de la I+D privada que es una de las necesidades más importes de nuestro Sistema Nacional de Innovación y por lo tanto, todos los parques son necesarios. Habrá parques que se desarrollarán mejor que otros pero la contribución de todos ellos es fundamental para la innovación española.
 
Normalmente, los parques suelen estar ubicados en zonas donde se concentra una población mínima de 100.000 habitantes, se cuenta con unas buenas infraestructuras de comunicación, existe una universidad próxima, una oferta de servicios completa (guarderías, servicios bancarios, instalaciones deportivas y de ocio, servicios médicos, etc…) y que cuenta con infraestructuras que promuevan el desarrollo emprendedor: incubadoras, CEEIs, escuelas de empresas, etc…
 
Además deben exsitir medidas administrativas que favorezcan y agilicen el desarrollo de infraestructuras de apoyo a la I+D y desarrollo empresarial (por ej. CEEIs). Los parques son también foco de ubicación de las empresas innovadoras, sobre todo por las infraestructuras que éstos le ofrecen y por el contacto con las  infraestructuras de I+D que en ellos se ubican (OTRIs, Grupos de Investigación, Centros Tecnológicos, etc…)
Añadir que el proyecto de parque debe contar un organismo estable de gestión que impulse la transferencia de tecnología y fomente la innovación entre las empresas y organizaciones usuarias del parque.
 
La evolución positiva de un parque vendrá determinada por la existencia de la mayoría de las características enunciadas anteriormente.
 
Hay quien ya habla de la burbuja de la innovación. ¿Empieza a ser necesaria una regulación específica más severa?
 
La innovación junto con la internacionalización son los mejores vectores que tiene la economía española para consolidar su desarrollo futuro.
En innovación nos queda mucho por hacer ya que España ocupa en los rankings internacionales de innovación un lugar muy alejado con respecto a su situación económica.
 
¿Cómo tratan entonces de revertir esta situación desde la APTE?
 
En la APTE, estamos haciendo hincapié en que tanto las infraestructuras como los parques deben ser considerados como organismos intermedios de gestión de programas de ayudas para las actividades y proyectos de innovación que realicen las entidades que los parques albergan. De esta forma, se logra que las ayudas tengan mayor eficacia e impacto ya que el parque realiza labores de difusión, coordinación y apoyo a la presentación de solicitudes de sus entidades, así como de intermediación entre la administración y los beneficiarios finales.
 
¿Cómo valoran las novedades en el marco regulatorio que afecta a su actividad?
 
Entendemos positivamente los cambios que se introdujeron en la Ley de la Ciencia, la Tecnología y la Innovación, dotando de un papel más destacado a las infraestructuras de interfaz entre el mundo de la ciencia y la empresa, así como al carácter emprendedor del investigador.
 
Cada región tiene sus particularidades, y un modelo de innovación cuya implantación es también radicalmente distinta. ¿Cómo trabajan en APTE para manejar estas diferencias?
 
Precisamente estas diferencias son las que enriquecen a nuestra Asociación y de la que aprendemos para poder asesorar y proporcionar información a los nuevos proyectos de parques. Es decir, las condiciones e integrantes de cada sistema local o regional de innovación son distintas, sin embargo, lo que nos interesa conocer es lo que da lugar a que funcione, es decir, las conexiones de este sistema que le dotan de funcionamiento.
De esta forma vemos que un sistema de innovación no es un sistema que esté encorsetado en un modelo único sino que se trata de un sistema donde lo importante son los agentes que lo integran y que depende de cómo trabajen en red para que consigan un verdadero sistema de innovación, es decir, aquel en el que los desarrollos de la ciencia se aplican a la empresa, ésta desarrolla productos y servicios innovadores que generan riqueza y esta riqueza se invierte en ciencia y así constantemente se va alimentando el sistema.
  
En época de ‘vacas flacas’, entendemos que, región por región, será necesario replantear numerosos planes
 
Sí. Algo que va a servir, por lo menos para una reflexión estratégica de cómo está el sistema de innovación de una región y cómo debería mejorar, es la necesaria redacción por parte de las regiones de las Estrategias Regionales de Especialización Inteligente, o RIS3, condición ex ante para que las regiones accedan a los Fondos de Cohesión.
Consideramos que los parques científicos y tecnológicos son el instrumento que pueden asegurar el desarrollo y consecución de los objetivos de las RIS3, ya que ellos engloban a todos los actores de un sistema de innovación o cuádruple hélix: empresa, universidad, sociedad y administración.
Para el éxito de la RIS3 es indispensable una coordinación y entendimiento entre todos estos actores y una de las principales funciones de los parques científicos y tecnológicos es precisamente ésa.
 
Pero, entrando en un análisis detallado, ¿cuáles son las dificultades principales que comporta la gestión de la red?
 
La gestión de las redes siempre es difícil porque el trabajo en red se basa primordialmente en dar más que en recibir y esto muchas veces va en contra del interés particular de algunos miembros. En APTE siempre se han puesto estos atributos por encima del interés individual y aunque es difícil de gestionar siempre nos ha ido bien.
 
La ventaja adicional de la APTE es que además de ser una red de profesionales de los parques científicos y tecnológicos, se trata de una red en la que todos sus miembros se conocen personalmente y tienen un trato de confianza.
Creo que éste último factor ha sido el decisivo para que la Asociación de Parques Científicos y Tecnológicos de España sea una red sólida y profesional que trabaja por y para el desarrollo y fortalecimiento de los parques científicos y tecnológicos, como herramientas clave de cualquier sistema de innovación.
 
Miremos al exterior para hablar de la iniciativa de una alianza de los Parques y Centros de la Península Ibérica para fortalecer su presencia y futuro en Europa
 
Tanto los parques como los centros compartimos el objetivo de ser herramientas de interfaz entre la ciencia y la empresa y es necesaria nuestra alianza para lograr un reconocimiento de nuestra importante labor en los próximos programas de ayudas europeos.
 
La cooperación y coordinación público privada y los grandes consorcios y alianzas son necesarios para que los próximos programas de ayudas tengan una repercusión e impacto mayores, además, en el caso de los parques, nuestra alianza no se extiende solo al ámbito nacional sino que también hemos estrechado lazos de colaboración en este sentido con la Asociación Portuguesa de Parques Científicos y Tecnológicos Tecparques y a nivel europeo a través de la división europea de la Asociación Internacional de Parques Tecnológicos y Áreas de Innovación (IASP).
 
¿Es Horizonte 2020 el clavo ardiendo para la I+D europea?
 
Horizonte 2020 es la prueba de fuego para Europa después del fracaso de la Agenda de Lisboa 2010 cuyo objetivo era convertir la economía de la Unión en la economía del conocimiento más competitiva y dinámica del mundo antes del 2010, capaz de un crecimiento económico duradero acompañado por una mejora cuantitativa y cualitativa del empleo y una mayor cohesión social.
 
¿Por qué?
 
Porque el nuevo programa reúne por primera vez en un solo ‘paquete’ todos los fondos europeos destinados a la investigación y la innovación con unas reglas iguales para todos los que participen.
 
Horizonte 2020 está integrado en la Unión por la Innovación,  una de las siete iniciativas emblemáticas de la Estrategia Europa 2020 para lograr una economía inteligente, sostenible e integradora.
 
Sin duda, una reflexión necesaria para poder proporcionar nuevos modelos de gestión de la innovación que tengan mayor impacto en la economía.
 
Resuma los objetivos de la iniciativa
 
Digamos que persigue fundamentalmente tres objetivos muy importantes para que aflore un nuevo modelo de innovación: convertir a Europa en líder en el ámbito de la ciencia excelente de clase mundial, eliminar los obstáculos a la innovación, tales como patentar caro, la fragmentación del mercado o estancamiento normativo, y revolucionar la forma en la que los sectores público y privado trabajan juntos, especialmente a través de cooperaciones para actividades de innovación entre las instituciones europeas, autoridades nacionales y regionales y las empresas.
 
Tras un éxito en cierto modo manido y débilmente reproducido en otros escenarios, ¿qué tenemos que aprender del modelo norteamericano? ¿Hay algún ejemplo que se acerque a Silicon Valley a escala europea?
 
Del modelo norteamericano tenemos que aprender a tener una actitud y una predisposición, es decir, tenemos que aprender a no tener miedo al fracaso y  a estar predispuestos al riego. Por otro lado, tenemos que aprender a hablar de los negocios en cualquier ámbito, ya sea el profesional, familiar, amistoso, de forma que las nuevas ideas empresariales e iniciativas de colaboración puedan surgir en cualquier momento y forma.
Teniendo en cuenta lo anterior, debemos ser capaces de replicar ese modelo de innovación único que existe en el Silicon Valley, único lugar del mundo con una Universidad emprendedora y un capital riesgo real que apoya a las iniciativas emprendedoras que surgen por el Valle del Silicio.
 
Creo que a escala europea no hemos conseguido desarrollar nada parecido ya que aún nos faltan estos tres factores: universidad emprendedora, capacidad de arriesgarse y fracasar  y capital riesgo. Sin embargo, quizá lo más parecido al Silicon Valley en Europa sean las estrategias de los países nórdicos con respecto a la innovación.
 
En la próxima década, la innovación se enfrentará fundamentalmente al reto de…
 
Más innovación y más internacionalización.
 
Facebook  Twitter  MySpace  LinkedIn  Meneame  del.icio.us  Google Bookmarks  RSS  Digg  email
© Novus Innovación Digital, S.L.
Innovaspain.com -@innovaspain- es el portal líder dedicado a la innovación española... [+]