LA ENTREVISTA

Ginés E. García Navajas, investigador de la Plataforma Solar de Almería PSA-CIEMAT

SABADO, 24 DE FEBRERO DE 2018  
Ginés E. García Navajas, investigador de la Plataforma Solar de Almería PSA-CIEMAT
16-ABRIL-2013
0
 COMENTARIOS  
  

“Las dificultades pueden agudizar el ingenio pero es necesario apoyar las invenciones”

Ginés E. García Navajas trabaja en la Plataforma Solar de Almería, centro territorial del CIEMAT, desde mayo de 1983 y en la actualidad es el responsable los Servicios de Electrónica e Instrumentación de la PSA. Es el investigador principal del proyecto PROFIT, denominado “Primer Campo de Helióstatos Autónomos” (PCHA), que fue aprobado en el año 2002. También es el inventor principal de varias patentes relacionadas con los conceptos de autonomía aplicados a campos de helióstatos, entre las que se encuentra ‘El Interruptor de Viento’, galardonado en los Premios madri+d.

¿Explíquenos en qué consiste ‘El Interruptor del Viento’?

Se trata de un sensor cuya misión es la detección fiable de velocidades de viento peligrosas para la integridad de equipos propensos a sufrir daños o de grandes estructuras móviles, tales como helióstatos, discos, colectores, aerogeneradores, grúas, antenas, pescantes, toldos, persianas... Para que éstos puedan reaccionar y protegerse por sus propios medios cuando los sistemas tradicionales de protección de las instalaciones hayan fallado. Esta detección es realizada empleando un resorte que soporta una pequeña placa de aluminio y un imán el cual acciona un relé reed.

Este sensor está concebido para la protección de vientos extremos de forma individual y personalizada de equipos que pueden ser muy numerosos en instalaciones expuestas a la intemperie, lo que distribuye el riesgo y dota a las instalaciones de una mayor seguridad.

El empleo de interruptores de viento en cada equipo o instalación a proteger del viento, dota de una mayor seguridad y dispersión del riesgo que el procedimiento empleado hasta ahora, en donde uno o varios dispositivos, usualmente anemómetros, informan a un sistema de seguridad de planta centralizado, el cual transfiere la emergencia a todos los equipos o instalaciones mediante comunicaciones cableadas o de fibra.

¿Cómo surgió la idea y de qué manera fue tomando forma?

Fue ideado y construido para su aplicación en campos de helióstatos autónomos, un concepto igualmente patentado por CIEMAT en 1999. El concepto de autonomía implica que estos helióstatos, equipados con un control local especialmente diseñado, pueden funcionar sin la asistencia de ningún otro dispositivo externo, pudiendo, por sí mismos, acometer las funciones de cálculo y guiado de sus ejes,  manteniendo el foco controlado, así como velar por su propia integridad y seguridad y gestionar de forma autónoma su alimentación eléctrica y sus comunicaciones con los controles de Planta.

La principal característica del helióstato autónomo es que éste puede gestionar su funcionamiento y seguridad pudiéndose instalar en cualquier lugar sin requerimientos de infraestructuras eléctricas, cableado ni canalizaciones. Con el empleo de sensores que lo comunican con el entorno, el uso de energía fotovoltaica para alimentar de forma independiente a cada helióstato y el empleo de las comunicaciones por radio, el concepto de autonomía cobra su mayor significado.

 

¿Qué ventajas tiene esta patente frente a otras posibles soluciones?

La principal es que permitirá una mayor seguridad en la operación y funcionamiento de sistemas distribuidos expuestos al aire libre, pudiéndose aplicar en un gran número de instalaciones tales como, campos de plantas termosolares,  aerogeneradores, construcción y domótica, comunicaciones, etc.

Otras ventajas son: su simplicidad y robustez, no necesitan de mantenimiento y no requieren de ajustes a lo largo de la vida del equipo, de fácil instalación, bajo coste, gran fiabilidad en la detección ya que es la fuerza del viento quien lo activa, capacidad de detección en diferentes condiciones y direcciones de viento, etc.

¿Tiene otros proyectos en mente?

Seguimos trabajando en el desarrollo de nuevos componentes, dentro del concepto de helióstato autónomo, para la mejora de las comunicaciones inalámbricas, la eliminación de las baterías necesarias en el sistema de alimentación fotovoltaica y para el desarrollo de nuevas estrategias que conduzcan a un ahorro de energía y a una disminución de los costes actuales que faciliten su implantación definitiva.

 

¿Es más complicado inventar en tiempos de crisis o las dificultades agudizan el ingenio?

Pienso que las dificultades pueden agudizar el ingenio pero continúa siendo necesario seguir apoyando las invenciones en cualquier tiempo, difícil o no, para que éstas se transfieran a la sociedad en beneficio de todos.

¿Cómo analizaría el papel que juegan los centros de investigación? ¿Su futuro está garantizado o existen ciertos peligros?

Yo debo a mi organismo el poder recibir este premio y la posibilidad de que esta pequeña contribución inventiva sirva para mejorar el entramado industrial y social de nuestro país.

 
Facebook  Twitter  MySpace  LinkedIn  Meneame  del.icio.us  Google Bookmarks  RSS  Digg  email
© Novus Innovación Digital, S.L.
Innovaspain.com -@innovaspain- es el portal líder dedicado a la innovación española... [+]