QUIÉN ES QUIÉN

Juan Gasca: PROVEER VS PREVER, he aquí la cuestión

SABADO, 22 DE SEPTIEMBRE DE 2018  
Juan Gasca: PROVEER VS PREVER, he aquí la cuestión
07-MAYO-2013
0
 COMENTARIOS  
  

@JuanGascaTC

El pasado 30 de abril, tuve el placer de acudir al evento organizado por Iniciador Zaragoza, donde Sébastien Chartier -@SebChartier- impartió una gran charla sobre financiación de startups. Sebastián es un emprendedor que ha vivido a ambos ‘lados’: el del emprendedor que necesita financiación y el del inversor, algo que permitió que en todo momento ofreciera a los presentes una visión desde las dos perspectivas, proporcionando una espectacular panorámica de 360º acerca del tema. Chartier hizo hincapié además recalcar las diferencias entre los el modelo americano y europeo, y en líneas generales me hizo recordar, principalmente, una de mis recurrentes cuestiones vitales: ¿Hemos de prever el futuro tratando de  controlar loincontrolable?, o más bien, ¿debemos proveernos de equipaje y tirar para adelante en el camino?

Puede que la cuestión anterior suene muy existencial aunque no es más que la necesidad de reflexionar sobre cómo entendemos la innovación y la creación de nuevos negocios.
 
Apoyados en un plan de negocio, tradicionalmente nuestra meta ha sido establecer los derroteros de nuestra idea en los próximos 3-5 años… En una época líquida como es la actual, ese planteamiento comienza a reflejarse como una utopía.
 
Surge entonces la obligación de generar una mayor versatilidad y, marcando hitos y puntos de interacción, generar una proyección hacia adelante no basada en lo que esperamos que suceda, sino en lo que sabemos y en lo que no sabemos. Necesitamos proveernos y dedicarnos a hacer todo lo mejor posible nuestra labor,  conscientes en todo momento de lo que sucede en tiempo presente, marcando unas pautas para mirar atrás y comprender por quéestamos donde estamos para marcar así nuevos objetivos. En resumen, hablo de la necesidad de un cambio de mentalidad empresarial amparado en un cortoplacismo de excesivo control y minimización de riesgos, en pro de la aceptación de la incertidumbre y la capacitación en la gestión de riesgos (minimizar no es afrontar, gestionar es enfrentarse a lo que ocurra).
 
¿Por qué estas líneas? A nivel personal siento que nos queremos comparar con grandes focos de acción -véase Israel o Silicon Valley- en el desarrollo del emprendimiento y, ciertamente, en talento y recursos no tenemos nada que envidiarles. Es la disonancia en la mentalidad que comentaba antes lo que nos pone complicado estar a su nivel.Pocos casos conozco en los que todo se base en un conocimiento y comprensión de la realidad, y en una apuesta en firme sobre ello, más allá de lo que suceda en los primeros pasos del camino. Siempre tendemos a buscar caminos asfaltados, y si no, preferimos no andar…
 
Generalizar es un error, y buscando poner en valor algún ejemplo que demuestre que no todo es así, cabe destacar mi encuentro hace un par de semanas con Pedro Serrahima director general de Pepephone. La compañía nació en el año 2008 y, en palabras del propio Pedro, su inicio fue “desastroso”: durante dos años el modelo simplemente no funcionó. Por contrapartida, la cohesión de un equipo alineado de doce personas (las mismas prácticamente que continúan en la actualidad + más el apoyo financiero), todos convencidos de lo que estaban haciendo y del modelo que planteaban, ha dado como resultado la mejor operadora según la opinión de los propios clientes (más de 300.000) y mueven una facturación por encima de los 50 millones de euros.
 
Un modelo resumido en su gran apuesta: practicar el “normaling”, que consiste en intentar hacer un producto bueno y llevar a cabo el negocio de forma normal sabiendo que la gente entenderá por sí misma que es bueno lo que haces sin necesidad de manipularlo, y cuando deja de serlo, lo cambias, en vez de anunciarlo de otra forma.
 
En palabras de Pedro ”estamos seguros de que la explicación de Pepephone tiene que ser que los clientes que están dentro están satisfechos con el servicio que reciben y convencen a los demás, y eso se nota.”
 
Una apuesta que costó, construida bajo la provisión, no la previsión, y que el tiempo ha puesto en su lugar. Debemos comenzar a comprender, que no todo son previsiones y números, sino que hay que apostar y confiar en el talento y las buenas ideas.
 
Facebook  Twitter  MySpace  LinkedIn  Meneame  del.icio.us  Google Bookmarks  RSS  Digg  email
© Novus Innovación Digital, S.L.
Innovaspain.com -@innovaspain- es el portal líder dedicado a la innovación española... [+]