LA ENTREVISTA

José María Villate, director general de Innobasque

JUEVES, 22 DE FEBRERO DE 2018  
José María Villate, director general de Innobasque
14-MAYO-2013
0
 COMENTARIOS  
  
Elías Ramos

Entrevista con motivo de la reciente celebración en Bilbao del Cleantech Forum Europe

"Las tecnologías limpias son mucho más que energías renovables"

Elías Ramos / @InnovaSpain

Doctor ingeniero industrial por la Escuela de Ingenieros de Bilbao, diplomado en Total Quality Control JUSE (Tokio) y en Administración de Empresas por INSIDE, Universidad de Deusto. Hasta el momento de su incorporación a la Agencia Vasca de la Innovación, desarrollaba su actividad profesional en Tecnalia, corporación tecnológica en la que ocupaba las direcciones de Mercado-Tecnología y de la Unidad de Negocio de Desarrollo Regional y Gestión de la Innovación. Con anterioridad, desempeñó distintos puestos en Labein, centro tecnológico integrado actualmente en la corporación tecnológica Tecnalia y en el que ha sido director de Organización y Recursos Humanos y responsable de la puesta en marcha de la unidad de negocio Sociedad de la Información. También ha sido jefe de Garantía de Calidad del Grupo Expal y jefe de Ingeniería de Calidad de las Divisiones de grandes Máquinas Rotativas y Tracción de Westinghouse, S.A.

A lo largo de su trayectoria profesional, José María Villate ha participado en más de 30 proyectos de Investigación, ha impartido numerosos cursos y seminarios, así como comunicaciones y ponencias en diferentes congresos y publicaciones. Actualmente, es profesor del Master en Gestión para la Competitividad Empresarial y del Master en Administración de Empresas de la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la UPV/EHU. Ha sido miembro de la Junta Directiva del Cluster del Conocimiento en Gestión Empresarial y de la Comisión de Competitividad y Tecnología de COTEC. Actualmente es Secretario del Basque Center for Apllied Mathematics y Tesorero del Basque Center on Cognition, Brain and Language. (fuente: Innobasque)
 
Recientemente se ha celebrado en Bilbao el Cleantech Forum Europe. ¿Cuáles han sido las principales conclusiones de este evento?
 
Teniendo en cuenta la complicada situación económica que atraviesan los países desarrollados, que era la novena edición del Forum y que por primera vez se celebraba en el Sur de Europa, lo primero que nos ha llamado la poderosamente la  atención es que se han batido records de asistencia a este encuentro empresarial. Esto significa que las tecnologías limpias son un mercado cada vez más interesante para hacer negocio. Así lo han demostrado los más de 500 inversores, emprendedores y altos directivos de grandes corporaciones de más de 26 países que se acercaron a Bilbao. Los datos  presentados en el Forum revelan que las tecnologías limpias conforman un mercado emergente con gran potencialidad de crecimiento, que en la actualidad muestra una tendencia de inversión al alza por parte de las grandes corporaciones, mientras se reducen sensiblemente las inversiones de capital riesgo.
 
La expansión de las energías renovables en España ha empañado, quizás, el concepto de tecnologías limpias que, en ocasiones, ha quedado desdibujado en ese concepto general que es el medio ambiente. ¿Cree que la celebración en España de un evento tan crucial como el Cleantech puede reconducir esa idea, primordial para que el mundo de la investigación dedique buena parte de sus posibilidades hacia más campos?
 
En primer lugar, es interesante aclarar que las tecnologías limpias son mucho más que energías renovables. Las cleantech están relacionadas con modelos de negocio que combinan la rentabilidad económica y eficiencia en costes con una reducción del impacto ambiental y el consumo de recursos necesarios para la actividad económica. Esto significa tecnologías energéticas, pero también movilidad sostenible, materiales avanzados, reciclado y gestión de aguas y residuos, eco-diseño en bienes y equipos... Se trata de una industria multisectorial de fuerte componente innovador, que no se entiende sin  investigación y desarrollo, porque es intrínsecamente innovadora.
 
Intervención de Guillermo Ulacia, presidente de Innobasque
 
¿Qué potencial tiene España para competir en este campo? ¿Hasta dónde hemos llegado y cuáles deberían ser los objetivos?
 
Las tecnologías limpias conforman un mercado emergente que crece a un ritmo del 8% en Europa. Los expertos que acudieron al Cleantech Forum Europe 2013 coinciden en afirmar que esta industria tiene mucho camino por recorrer y un magnífico potencial de creación de riqueza y empleo, precisamente porque es un mercado que está emergiendo y que satisface una serie de necesidades que van a crecer en los próximos años, como las que demanda una economía baja en carbono, el intenso desarrollo urbano e industrialización que están experimentando los países emergentes y, por supuesto, la necesidad de llevar a cabo un consumo sostenible que nos permita seguir viviendo en este planeta. Todo esto redunda en la competitividad de las empresas porque les permite reducir sus costes y ser, por lo tanto, más eficientes, aportándoles un gran valor añadido. Se dan dos circunstancias que nos benefician: no existe en el sur de Europa ningún polo de referencia en tecnologías limpias y el hub que hemos creado posee las capacidades investigadoras, tecnológicas, industriales e inversoras que nos hacen competitivos.
 
¿Cuáles son los campos de las tecnologías limpias que cree que en España pueden desarrollarse por experiencia, preparación y posibilidades?
 
El foro de abril ha servido para colocarnos definitivamente en el mapa global de las tecnologías limpias, donde hasta ahora figuraban países como Estados Unidos, Israel y los del norte de Europa. Hemos demostrado que en el sur de Europa llevamos tiempo trabajando en este campo y tenemos las capacidades necesarias que exige constituirnos en un polo de referencia. De hecho, se han reconocido las fortalezas de la plataforma de las tecnologías limpias del sur de Europa Southern Europe´s Cleantech Hub, impulsada por Innobasque-Agencia Vasca de la Innovación, y a la que pertenecen empresas como Repsol, Iberdrola, Gamesa, Degremont, Idom, MONDRAGON Corporación o Kutxabank, por citar solo algunas. Estos puntos fuertes residen en los sectores de los componentes de automoción, la energía, el tratamiento de aguas residuales y la edificación sostenible, donde somos capaces de ofrecer soluciones integrales. Además, nuestra plataforma ha sido percibida como el puente natural entre Europa y Latinoamérica, donde las necesidades en tecnologías limpias son una gran oportunidad de negocio e inversión, debido a sus ratios de crecimiento e industrialización, como ya he dicho.
 
¿Cómo cree que tienen que dirigir los jóvenes sus carreras técnicas y proyectos profesionales para entrar en ese campo tan apasionante de la innovación tecnológica?
 
Existe un déficit de vocaciones científico-tecnológicas entre los jóvenes, posiblemente porque perciben la ciencia y la tecnología como algo aburrido y farragoso, a pesar de que habrá una demanda de personal altamente cualificado en el futuro. Por ello, en Innobasque hemos creado el proyecto Escuela de Innovación, donde, a través del torneo internacional de robótica FLL (FIRST Lego League) acercamos estas materias a chavales de entre 9 y 16 años. Gracias a esta competición trabajan en equipo, son creativos, practican la innovación, pero sobre todo, se divierten y comprueban que la ciencia tiene un impacto directo en la vida de las personas, que contribuye a mejorar su calidad de vida. El nivel que muestran estos jóvenes es sobresaliente, de hecho, uno de los equipos participantes ha patentado el proyecto con el que participó y otro está en vías de comercializar su idea. Sin embargo, me gustaría añadir que no solo la innovación tecnológica es apasionante, la no tecnológica, la innovación en procesos, marketing, diseño, en modelos de negocio es igualmente necesaria y  motivadora.
 
Como director de Innobasque, ¿cómo afrontan los cambios económicos a los que se ha visto sometida la realidad española que, por primera vez en su historia y en su conjunto, ha visto en los mercados exteriores una salvación y un campo de desarrollo de nuevos proyectos?
 
España es históricamente un país de comerciantes, tradición heredada de los  fenicios del Mediterráneo. En nuestro caso, los vascos llevamos siglos comerciando con  hierro con los principales puertos de Europa. Ahora el viejo continente es un mercado maduro en recesión en algunos casos y con crecimientos raquíticos en otros. Lo contrario a lo que sucede en los países emergentes de Latinoamérica, Norte de África, Oriente Medio y por supuesto, China e India. Estos se presentan como una gran oportunidad de negocio para España, porque necesitan de manera inmediata la tecnología, los proyectos, la experiencia y el know how desarrollados aquí a lo largo de los últimos años. La clave reside en establecer una relación en las que ambas partes se vean beneficiadas. Por otro lado, en todo el mundo existe un mercado de 4.000 millones de personas que viven con menos de 8 dólares al día y que también tienen sus necesidades. Ahí hay otro mercado de oportunidad con unas necesidades concretas que demanda una serie de bienes y servicios específicos.
 
Ideas por el equilibrio
 
Cleantech ha planteado también un concurso para estudiantes. Es una buena forma de difundir que las nuevas tecnologías ofrecen un campo inmenso de desarrollo pero, ¿qué haría falta para completar una difusión ideal para sembrar el germen de esta idea?
 
La idea es que germine el espíritu emprendedor entre los jóvenes, en este caso acercándoles a las tecnologías limpias. Más de 300 jóvenes universitarios y estudiantes de formación profesional participaron en la iniciativa Cleantech Now! En los días previos, durante el Forum las grandes corporaciones lanzaron un mensaje claro: necesitan star-ups, emprendedores, jóvenes con ideas que les ayuden con proyectos innovadores a solucionar los retos y problemas a los que se enfrentan. Están deseando conocer, invertir e incluso adquirir dichos proyectos.
 
En una reciente intervención, usted habló de una explosión sin precedentes en el desarrollo de la innovación y las tecnologías limpias. ¿Cuáles son los elementos tangibles de esta anunciada expansión?
 
Las cifras relativas a tecnologías limpias de las que disponemos no dejan lugar a dudas. Según el Plan de de Acción de Eco-Innovación de la Unión Europea, esta  industria da empleo en Europa a 3,4 millones de personas, factura 319.000 millones de euros y crece a un ritmo del 8% anual. Pero lo mejor es que tiene capacidad para crear 1,5 millones de empleos hasta 2020. En todo el mundo, esta industria mueve 40.000 millones de euros en operaciones de fusiones y adquisiciones (80% del total) y de capital riesgo (el restante 20%), según la compañía estadounidense Cleantech Group. Se estima que para 2020 las tecnologías limpias constituyan un mercado potencial de más de 3 billones de euros. 
 
Facebook  Twitter  MySpace  LinkedIn  Meneame  del.icio.us  Google Bookmarks  RSS  Digg  email
© Novus Innovación Digital, S.L.
Innovaspain.com -@innovaspain- es el portal líder dedicado a la innovación española... [+]