LA ENTREVISTA

LOS 15 DE LANZADERA. Alicia Fuentes, CEO de Inventure Cloud

MIÉRCOLES, 26 DE SEPTIEMBRE DE 2018  
LOS 15 DE LANZADERA. Alicia Fuentes, CEO de Inventure Cloud
25-JUNIO-2013
0
 COMENTARIOS  
  

“Ser emprendedor no es un trabajo, sino un modo de ver la vida, una necesidad”

Redacción @innovaspain

 

El pasado 11 de junio, Juan Roig presentó en Valencia a los 15 proyectos ganadores de la primera edición de Lanzadera, iniciativa con capital totalmente privado en la que se implica personalmente para ayudar a desarrollar y poner en valor proyectos de liderazgo emprendedor. 15 proyectos seleccionados entre los más de 4.000 analizados por el equipo de Lanzadera. 15 sueños que en InnovaSpain os vamos a presentar en una serie de entrevistas concedidas por los líderes de cada una de las iniciativas.
 
Alicia Fuentes nació en Madrid en 1984. Licenciada en Bellas Artes por la Universidad Complutense de Madrid, ha trabajado como diseñadora multidisciplinar y asesora creativa para diferentes empresas. Inventure Cluod, su proyecto emprendedor, es una plataforma que permite a los consumidores diseñar colectivamente los productos que les interesan, financiar su fabricación y recibirlos cómodamente en casa. Durante su estancia en Lanzadera tiene los objetivos de ampliar la comunidad de usuarios y gestionar la fabricación de los primeros productos.
 
¿Qué es Inventure Cloud?
Inventure Cloud es una plataforma de creación colectiva, financiación y venta de productos por internet. Hacemos crowdfunding especializado en productos, con un enfoque social y colaborativo. Ponemos en contacto directo a los diseñadores con los consumidores desde el primer momento, facilitándoles la comunicación y el éxito en su proyecto.
 
Una de nuestras ventajas es que trabajamos con un software multiplataforma totalmente configurable y un planteamiento “mobile first”. Partimos de una experiencia móvil y la extendemos a tablet y ordenador para ofrecer una interfaz sencilla y funcional.
En nuestra primera etapa estamos preparando varios concursos de diseño de productos donde los usuarios votan las mejores ideas y, tras un análisis de viabilidad, los finalistas pasan a una ronda de financiación colectiva. Los productos financiados con éxito son fabricados por Inventure Cloud y los creadores reciben un porcentaje de los beneficios.

 

¿Dónde radica su principal innovación?
En el impulso a un modelo colaborativo, apoyando a jóvenes diseñadores para que hagan realidad sus proyectos desde el primer boceto hasta la comercialización de sus productos, fomentando las sugerencias y el apoyo de la comunidad a lo largo de todo el proceso. Nuestra misión es implicar a los consumidores en la creación de sus productos favoritos para aumentar su satisfacción y su compromiso. Les ofrecemos formar parte de esa experiencia mágica que es crear algo nuevo, multiplicando así el valor del producto.
 

 ¿Qué cree que ha hecho que sea uno de los proyectos seleccionados por Lanzadera?
Uno de los factores que, en mi opinión, se han tenido en cuenta en Lanzadera, es la iniciativa y la capacidad personal para liderar el proyecto. En mi caso, llevo varios años creando proyectos empresariales en diferentes sectores. Me mudé a Alemania hace un año buscando una oportunidad para dar vida a Inventure Cloud y estoy dedicando todo mi esfuerzo a sacar adelante esta iniciativa y formar un gran equipo para que el proyecto tenga éxito. Ese esfuerzo de dejarlo todo atrás para luchar por mi sueño es uno de los puntos que han jugado a mi favor.
 
Además Inventure Cloud es un modelo que sirve para apoyar a otros jóvenes creadores que se encuentran con dificultades para sacar nuevos productos al mercado. La idea para este proyecto surgió ante las dificultades que yo misma experimenté cuando trabajaba como diseñadora en Valencia. Quería crear mi propia línea de productos y comercializarlos y no veía la forma de producir algo rentable. Estuve probando diferentes alternativas y ninguna era viable. En la misma situación veía a la mayoría de diseñadores a mi alrededor que querían crear productos innovadores. Las empresas consolidadas no se arriesgan a innovar, para garantizarse el éxito. Y los jóvenes no disponemos de recursos suficientes, ni de acceso al mercado.
 
Dándole vueltas a este problema, surgió la idea. No consistía en diseñar un nuevo producto, sino en una herramienta para facilitar a los diseñadores el acceso al mercado, la comunicación con sus clientes y los recursos necesarios para tener éxito con sus iniciativas. Por este motivo, Inventure Cloud es un proyecto de mayor impacto que si nos dedicásemos a diseñar los productos nosotros mismos.

 

¿Qué necesita Inventure Cloud para convertirse en una realidad con garantías en su mercado?
Inventure Cloud es un proyecto muy joven que lanzaremos en España a finales de verano. Empezaremos a probarlo en Valencia a pequeña escala y dedicaremos este año a mejorarlo, basándonos en las opiniones de nuestros usuarios. Para ello vamos a aprovechar los fantásticos recursos que nos ofrece Lanzadera en su programa.
 
El año que viene empezaremos a crecer. Es fundamental la implicación y el apoyo de nuestra comunidad, tanto consumidores como creadores, para saber qué características de la plataforma les resultan más útiles y atractivas. Estamos en contacto directo con ellos, escuchando sus opiniones y sugerencias durante todo el proceso.
 
También necesitamos la colaboración activa de los fabricantes de los productos creados en Inventure Cloud, ya que al principio nuestras tiradas serán limitadas. Queremos fabricar en España y estamos negociando con distintos proveedores para poder ofrecer una amplia gama de productos a nuestros clientes.
 
Y por último, es imprescindible la financiación para crecer. Nuestro modelo se basa en la comunidad y en la etapa inicial necesitamos apoyo económico hasta alcanzar una masa crítica que haga sostenible el proyecto.
 
 
 ¿Corremos el riesgo de que el crowdfunding 'muera' de éxito?
En los últimos dos años, estamos viviendo un “boom” del crowdfunding, que ha sido posible gracias al impulso de las redes sociales y el marketing viral. Un porcentaje de su éxito es debido a la curiosidad que ha despertado esa expansión viral, y es cierto que esa curiosidad se extinguirá cuando deje de percibirse como algo novedoso. Pero el éxito del crowdfunding también es un síntoma de los tiempos que estamos viviendo, de la concienciación social acerca de nuestro potencial como colectivo, no sólo entre vecinos, sino también entre personas de cualquier lugar del mundo con un interés en común.
 
Se está despertando una conciencia en muchos consumidores que hace que se preocupen más por las condiciones en las que son fabricados los productos y por la veracidad de la información que se les ofrece. Estamos ante consumidores cada vez más activos y exigentes y para las empresas es difícil ocultar información si se atienen a malas prácticas. Por tanto, hay que cuidar los procesos, informar a los consumidores y dejarles opinar y aportar sugerencias para mejorar los resultados. Este es uno de los puntos fuertes del crowdfunding.
 
En la financiación colectiva, los intereses del cliente son lo primero, ya que es al mismo tiempo el inversor y quién decide qué proyectos se realizan y cuáles no. Es cierto que el movimiento aún está desarrollándose y es difícil predecir qué impacto tendrá en los próximos años. Pero los nuevos medios de comunicación asociados a internet y la financiación colectiva son dos actividades que van de la mano y están suponiendo una verdadera revolución para empresas de todo tipo. En los próximos años irán evolucionando hacia infinidad de variantes, de las que algunas perdurarán y otras tendrán que adaptarse para sobrevivir.

 

¿Qué recomendación haría a otros jóvenes emprendedores que buscan una oportunidad para hacer realidad sus ideas y proyectos?
Mi recomendación para cualquiera que quiera ser emprendedor es cargarse de entusiasmo y ganas de aprender. Emprender es un camino difícil y arriesgado y hay que estar convencido al 100% de que merece la pena el esfuerzo, incluso si se fracasa. En mi opinión ser emprendedor no es un trabajo, sino un modo de ver la vida, una necesidad. Hay que tener esto muy claro, porque se es emprendedor las 24 horas del día, los 7 días de la semana y las posibilidades de fracaso con un proyecto emprendedor son muy altas. Cuando te das cuenta de que eso no es un obstáculo sino una oportunidad para mejorar, y que si fracasas con tu proyecto volverás a intentarlo hasta que tengas éxito, es que ya estás preparado para emprender.
 
No recomendaría a nadie emprender porque tiene una buena idea, sino porque quiere crear una empresa y dedicarle toda su energía a ese proyecto durante años. Lo que marca la diferencia en las startups no son las ideas, sino la ejecución, la visión y el esfuerzo diario. Una buena idea tendrá que modificarse infinidad de veces antes de ser una buena empresa. Entender esto y hacer una buena planificación para poder sobrevivir el tiempo necesario hasta que tu esfuerzo empiece a dar sus frutos es la clave para conseguir que otras personas crean en ti y te ofrezcan su apoyo. Una vez llegas ahí, es un camino apasionante.
 
Facebook  Twitter  MySpace  LinkedIn  Meneame  del.icio.us  Google Bookmarks  RSS  Digg  email
© Novus Innovación Digital, S.L.
Innovaspain.com -@innovaspain- es el portal líder dedicado a la innovación española... [+]