EN EL PUNTO DE MIRA

La utopia de crear empleo sin crecimiento económico

JUEVES, 22 DE FEBRERO DE 2018  
La utopia de crear empleo sin crecimiento económico
26-AGOSTO-2013
0
 COMENTARIOS  
  

Los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea celebraron hace ya unas semanas su meeting anual en Bruselas y como ocurriera exactamente en la cumbre de hace un año -28 y 29 de junio de 2012- tan alta representación se disolvía, en opinión de observadores razonablemente rigurosos, con otro brindis al sol que servirá a los gobiernos de los países interesados para vender su mercancía a nivel doméstico en espera de que el próximo año por las misma fechas vuelvan a reunirse para interpretar un nueva obra todavía pendiente de escribir.

En la reunión del 27 y 28 de junio de este año, los 27 países miembros alcanzaban un “tímido compromiso”, según la más común de las calificaciones, para combatir el desempleo juvenil, lo que suponen 6.000 millones de euros del cada vez más mermado presupuesto comunitario.

A España le tocaron en el reparto 1.900 millones de euros y está por ver que se tenga claro a qué se pueden dedicar tal cantidad de millones y que el destino final sea algo más concreto que lo anunciado por la ministra Báñez: "poner en valor" la estrategia de emprendimiento y empleo joven ya marcada por su ministerio.

En similar reunión celebrada hace un año, vio la luz el celebrado Pacto por el Crecimiento y el Empleo en el que se decía que era fundamental impulsar la financiación de la economía y que para ello se iban a movilizar 120.000 millones de euros (equivalentes al 1% de la RNB de la UE) para apoyar medidas de crecimiento de efecto rápido a través del BEI que deberían entrar en vigor “a más tardar el 31 de diciembre de 2012”. El grado de cumplimiento al día de hoy está por comunicarse.

Los Jefes de Estado o de Gobierno, manifestaban “su determinación de estimular un crecimiento inteligente, sostenible, integrador, eficiente en el uso de los recursos y generador de empleo”.

Llegados a este punto, recordar que de los más de 6,2 millones de parados contabilizados en España al finalizar marzo, el 15,5% son jóvenes menores de 25 años, lo que eleva la tasa de paro juvenil al 57,2% hasta alcanzar los 960.400 desempleados.

En el resto de la Unión, el problema del desempleo es igualmente alarmante con casi 26 millones de personas desempleadas y el 21%, concretamente 5,6 millones, tienen menos de 25 años.

Según el entorno de Rajoy, los “objetivos prioritarios” de la delegación española pasaban por la adopción de “medidas urgentes y efectivas” para luchar contra el desempleo juvenil y desatascar el grifo de la financiación para las pymes, medidas que no aparecen por ningún sitio y que deberán implementar los gobiernos de turno, conscientes de que el principal problema del desempleo, general y juvenil, es la destrucción del tejido económico que se ha llevado por delante a gran parte del trabajo temporal del país y parte del indefinido y las expectativas de empleo no parece que vayan a mejorar en los próximos años: hasta que no crezca la economía, no se generarán nuevos puestos de trabajo. Y el Gobierno prevé un 24,8% de paro en 2016.

Con este panorama y con 1.900 millones de euros pendientes de que sean librados, el gobierno tiene el reto de adoptar medidas para reducir el desempleo juvenil en un entorno en el que la economía va a tener un comportamiento lánguido y los analistas esperan que se le ocurra algo más al ejecutivo que destinar parte de las ayudas europeas a una “rebaja selectiva de cotizaciones sociales” para fomentar la contratación de jóvenes, según apostillaba Rajoy a la salida de la cumbre.

Nadie pone en duda que el reto del gobierno de Rajoy es considerable y que el programa de reformas, según la Comisión y el resto de actores interesados en España, debe continuar en la medida en que es consustancial con el futuro crecimiento económico, pero se descarta que el uso de los 1.900 millones para fomentar el empleo joven en España se convierta en la solución definitiva de casi nada mientras que la economía no crezca a unos niveles lo suficientemente elevados que tire por si sola de la mano de obra, algo que no se contempla en el horizonte del medio plazo a pesar de las cien medidas contenidas en la Estrategia Española de Emprendimiento y Empleo Joven, elaborado por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social para el período 2013-2016, entre las que sobresalen medidas de “choque” como estímulos a la contratación, el emprendimiento y la intermediación.

 
Facebook  Twitter  MySpace  LinkedIn  Meneame  del.icio.us  Google Bookmarks  RSS  Digg  email
© Novus Innovación Digital, S.L.
Innovaspain.com -@innovaspain- es el portal líder dedicado a la innovación española... [+]