¿QUÉ ES INNOVAR?

Manuel de León, director del Instituto de Ciencias Matemáticas del CSIC

LUNES, 22 DE OCTUBRE DE 2018  
Manuel de León, director del Instituto de Ciencias Matemáticas del CSIC
20-AGOSTO-2013
0
 COMENTARIOS  
  
 
¿Qué es innovar en matemáticas?
 
Innovación es una palabra de moda, el mantra de muchos políticos, la i minúscula solución de todos nuestros males. Tal ha sido la inflación de innovación que la palabra casi ha comenzado a perder sentido. Retomemos el significado lingüístico más estricto, que, según dicta el Diccionario de la Real Academia Española, es la “creación o modificación de un producto, y su introducción en un mercado”. Parece que, además, en la arenga política habitual, innovación siempre rima con investigación, pero, ¿qué tienen que ver estos dos conceptos? Recurriendo al DRAE de nuevo, investigación es la “acción y efecto de investigar”. Cuando se le añade el adjetivo ‘básica’, entonces la DRAE matiza: “investigación que tiene por fin ampliar el conocimiento científico, sin perseguir, en principio, ninguna aplicación práctica”. Por último, para completar la popular triada I+D+i (que ahora también se escribe I+D+I) se añade el desarrollo, que es, en la tercera acepción de la DRAE, la “evolución progresiva de una economía hacia mejores niveles de vida”.
 
Esko Aho, primer ministro de Finlandia de 1991 a 1995, definía investigación como invertir dinero para obtener conocimiento, mientras que innovación sería invertir conocimiento para obtener dinero. Suena provocativo pero sumamente interesante.
 
En matemáticas, aunque hay problemas que pueden plantear otras disciplinas o incluso la industria, la mayor parte de la investigación es básica, y es la que mueve esta ciencia. Por tanto, si no se buscan las aplicaciones en sí, ¿dónde está la innovación? Desde luego, si solo nos centráramos en solucionar problemas con métodos ya conocidos, sería una investigación de muy corto alcance; no estaríamos innovando matemáticamente. La innovación en matemáticas está, fundamentalmente, en el desarrollo de nuevas técnicas, o en la aplicación de técnicas exitosas en un área de investigación a otras; es lo que llamaríamos la innovación interna (pensemos por ejemplo en la aplicación de técnicas algebraicas a problemas topológicos y geométricos). Pero hay otra innovación, la externa, que se refiere al desarrollo de nuevos modelos matemáticos en otras ciencias o en los sectores tecnológicos, industriales y financieros que dan una nueva visión y producen algo nuevo (por ejemplo, la introducción de la geometría en la relatividad). Parafraseando a Aho, la innovación interna produciría conocimiento a partir de conocimiento, y la externa coincidiría plenamente con su definición. Pero es importante señalar que ambos tipos de innovación matemática, interna y externa, aparecen muchas veces conectados, en un camino de ida y vuelta.
 
Facebook  Twitter  MySpace  LinkedIn  Meneame  del.icio.us  Google Bookmarks  RSS  Digg  email
© Novus Innovación Digital, S.L.
Innovaspain.com -@innovaspain- es el portal líder dedicado a la innovación española... [+]