INNOVACIÓN AL DÍA

IBM se inspira en la circulación humana para ahorrar energía en sus sistemas

MIÉRCOLES, 26 DE SEPTIEMBRE DE 2018  
IBM se inspira en la circulación humana para ahorrar energía en sus sistemas
04-SEPTIEMBRE-2013
0
 COMENTARIOS  
  

Cuanto más potentes son los supercomputadores, más se calientan. La mitad de su consumo se va en su refrigeración mediante aire y en salas a muy baja temperatura, lo que se traduce en carísimas facturas eléctricas. Sin embargo, IBM ha desarrollado una tecnología que enfría los equipos con agua llevada hasta su interior a través de microcanales, imitando la circulación de la sangre.

El gigante informático comenzó a utilizar agua para refrigerar ordenadores allá por la década de los 60 del siglo pasado en algunos de sus sistemas, pero abandonó esta tecnología a mediados de la década de los 90 debido a que se requerían arquitecturas complejas y a la llegada de procesadores más eficientes como fueron los CMOS. Sin embargo, la multinacional ha visto ahora la oportunidad de darle nueva vida a esta tecnología.

En la actualidad, añade, la mitad del consumo eléctrico en computación está ocasionado solo por la refrigeración. “Esto se traduce en facturas eléctricas astronómicas y también en ineficiencia y en una huella de carbono insostenible”, explica Antonio Orbe, experto en sistemas de IBM España.

En este contexto, IBM ha desempolvado y mejorado su tecnología de refrigeración por agua. “Llevar agua al corazón de los de los equipos puede resultar chocante, pero está demostrando ser tremendamente eficaz como sistema de refrigeración alternativo”, destaca el experto.

La razón de que la multinacional haya recurrido a una tecnología que tuvo su inicio en 1966 es que la ciencia no ha podido cambiar el hecho de que el agua sea 4.000 veces más eficiente en absorber el calor que el aire”, recalca Orbe.

Así las cosas, el primer sistema comercial en incorporar esta tecnología ha sido 'SuperMUC', el mayor superordenador europeo y uno de los mayores del mundo, ubicado en el Centro de Supercomputación de Leibniz, de cuya potencia se sirven complejos proyectos científicos como el ‘Human Brain Project’ y otros de los ámbitos de la física, la medicina o la astrofísica.

En junio del año pasado entró en funcionamiento este sistema que fue anunciado como “el superordenador más rápido disponible en el mundo que utiliza un sistema de refrigeración por agua”. Y ya se ha demostrado que reduce hasta un 40% el consumo en gasto energético en los ordenadores.

 
Facebook  Twitter  MySpace  LinkedIn  Meneame  del.icio.us  Google Bookmarks  RSS  Digg  email
© Novus Innovación Digital, S.L.
Innovaspain.com -@innovaspain- es el portal líder dedicado a la innovación española... [+]