EN EL PUNTO DE MIRA

Los ríos españoles se salinizan

MIÉRCOLES, 19 DE SEPTIEMBRE DE 2018  
Los ríos españoles se salinizan
29-SEPTIEMBRE-2013
0
 COMENTARIOS  
  

Conjugar desarrollo y respeto al medio ambiente sigue siendo una de las ecuaciones en permanente estado de actualidad y en donde hay que volcar, de forma permanentemente, todas las capacidades innovadoras que una sociedad tiene, conscientes de que en ese envite nos jugamos mucho.

Recientemente, un equipo científico  liderado por los profesores del Departamento de Ecología de la Universidad de Barcelona, Prat y Cañedo, volvía a poner el acento en el hecho de que la salinización de los ríos es un problema en países de todo el mundo, ya que genera un gran coste medioambiental y económico y puede suponer un riesgo elevado para la salud de todo tipo de seres vivos, incluidos los humanos.

El origen de la salinidad en los ríos, según el estudio, puede ser natural, debido a la geología del terreno o de la climatología, o antropogénico; es decir, provocada por vertidos domésticos e industriales, por la actividad minera o por residuos agrícolas y ganaderos, entre otros.

En ecosistemas fluviales de todo el mundo, el exceso de sal en los ríos por la actividad humana es un factor que condiciona la supervivencia de organismos y comunidades, la biodiversidad y el equilibrio ecológico de todo el ecosistema, y  genera también efectos de carácter económico y problemas de salud pública.

El más reciente ejemplo lo tenemos en el proyecto que quiere acometer el puerto de Sevilla de ampliar el dragado del Guadalquivir para que lleguen a la capital andaluza barcos de más calado, lo que supondría un hipotético aumento de la salinidad y la erosión de las márgenes del río, lo que supone un riesgo real para otros intereses como los de los arroceros del Guadalquivir y los medioambientales, representados por las marismas de Doñana.

Ahí está el reto y la confrontación de intereses. Por ahora, el debate ha merecido una referencia del gobierno Rajoy por boca del ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, quien ha señalado que no quiere pasar a la historia como el ministro que acabó con el cultivo del arroz en los márgenes del Guadalquivir y salinizó el caudaloso rio y que antes de acometer la profundización del dragado, se tendría que buscar una solución para evitar el daño que este puede causar.

Eso comporta un coste y la primera de las medidas correctoras que debe cumplirse es evitar esa salinidad mediante un proyecto de modernización del regadío del arroz, pero esa obra costaría 180 millones de euros, y el Gobierno central está buscando ahora financiación.

Es solo un caso de los cientos que existen en España y ahí tenemos la llanura del Ebro en donde debido a las características del suelo y del tipo de agricultura que se practica, hay zonas más saladas que algunas de Australia", aunque  aquí las prioridades en la gestión los recursos hídricos tienen poco en cuenta la conservación de los sistemas fluviales y esta cuestión no se corrige.

Lo mismo ocurre en la región de Murcia en donde se  riega mucho y hay poca agua, y los ríos son salinos por el efecto del exceso de explotación del agua.

La innovación tiene en este campo un reto permanente, aunque toda innovación comporta un coste que l sociedad debe asumir.

 
Facebook  Twitter  MySpace  LinkedIn  Meneame  del.icio.us  Google Bookmarks  RSS  Digg  email
© Novus Innovación Digital, S.L.
Innovaspain.com -@innovaspain- es el portal líder dedicado a la innovación española... [+]