¿QUÉ ES INNOVAR?

Miguel Ángel Granda, director de I+D de Bosch España

MIÉRCOLES, 21 DE FEBRERO DE 2018  
Miguel Ángel Granda, director de I+D de Bosch España
01-OCTUBRE-2013
0
 COMENTARIOS  
  

Trabajar duro y sistemático

Como director del departamento de I+D de Bosch España, una empresa líder en tecnología y servicios cuyo lema es “innovación para tu vida”, mi primera definición está en línea con la que se describe en el manual de Oslo (OCDE 1992), que la define como la utilización del conocimiento y la generación del mismo para crear productos, servicios o procesos, que son nuevos para la empresa y el mercado, o que mejoran los ya existentes, consiguiendo con ello tener éxito en el mismo.

Debo reconocer que vivir la innovación tecnológica desde el ámbito profesional, lo cual me ocupa una gran parte de mi vida, me ha permitido descubrir que la principal herramienta que disponemos para poder crear o mejorar un producto es la reflexión, pero para innovar esta actividad debe estar orientada a conseguir un beneficio.
 
Esto me lleva a una segunda definición particular, algo más generalista, y que la centra en la generación de nuevos conceptos y soluciones para resolver desafíos con el objetivo de producir un beneficio, y que son adoptados y utilizados por grupos directamente implicados, es decir, que serán finalmente reconocidos e implementados.
 
Innovar lo veo, por tanto, como una consecuencia de un análisis de la situación real actual, donde se ha meditando y pensando al respecto para detectar potenciales y oportunidades de mejora, donde se  ha estudiado la situación futura deseada y donde se ha evaluado por anticipado, de manera objetiva, soluciones que realmente puedan alcanzar la mejora esperada.
 
No encuentro adecuado que se plantee la innovación como fruto de la casualidad, ni como un efecto de la creatividad o de la suerte. Aunque estos jueguen un papel importante, la innovación es, en mi opinión, el resultado de un trabajo duro y sistemático que debe gestionarse como un proceso estratégico de negocio y ser, por tanto, la base del mantenimiento y mejora de nuestra competitividad.
 
Por supuesto que mi definición genérica la aplico también en mi vida cotidiana, aquella que empieza después de la jornada laboral y dónde el beneficio, en este caso, no tiene por qué ser ni sustancial ni tan siquiera material. Solo necesito pararme a mirar a mi alrededor para detectar que hay en mi vida o en mi entorno que no me gusta, y lo apunto y cuando tengo tiempo me dedico a pensar de manera creativa que puedo hacer para conseguir que me guste y analizo, antes de ponerme en marcha, porqué realmente creo que voy a ser más feliz y si realmente merece la pena dedicar tiempo para aplicar una actuación. Si finalmente consigo cambiar algo y quedo satisfecho, lo cierro en mi lista privada de innovación y empiezo a pensar en la siguiente. Para mi claramente, esto es innovar.
 
Facebook  Twitter  MySpace  LinkedIn  Meneame  del.icio.us  Google Bookmarks  RSS  Digg  email
© Novus Innovación Digital, S.L.
Innovaspain.com -@innovaspain- es el portal líder dedicado a la innovación española... [+]