ENTREVISTAS

Haru Yamasaki, directora General de TechBA

LUNES, 24 DE SEPTIEMBRE DE 2018  



Haru Yamasaki, directora General de TechBA
30-12-2013
0
 COMENTARIOS  
  
Pablo Garcinuño

“En México hay un ecosistema de emprendedurismo con innovación que está fortaleciéndose”

Sobre sus espaldas recae la coordinación y desarrollo del programa Technology Business Accelerator a través de su red de aceleradoras de negocios tecnológicos. Además de ocupar el cargo de directora General de TechBA, Haru Yamasaki, encabeza TechBA Arizona, donde ha jugado un papel decisivo en la creación de nuevas alianzas estratégicas con instituciones locales que son clave en el ecosistema económico de la región.

Con más de 15 años de experiencia en el diseño e implementación de estrategias de ciencia y tecnología, así como en prácticas de gestión de innovación tecnológica como detonadores del desarrollo económico de regiones y organizaciones, Yamasaki ha ocupado diversas posiciones de consultoría y liderazgo interno, tanto en organizaciones públicas como privadas.
 
¿Cómo es el modelo de aceleración que proponéis y a quien va dirigido?

El modelo de TechBA está diseñado para apoyar a las empresas que atienden el mercado local (México) e impulsarlas a hacer negocios con visión global y con éxito en mercados internacionales altamente competitivos. El modelo de aceleración de TechBA cataliza el desarrollo de las empresas, facilitando el acceso a una amplia red de asesores y de expertos internacionales de alto nivel que les permiten mejorar rápidamente su oferta de valor para asegurar su éxito a nivel internacional y garantizar su permanencia en el largo plazo.

TechBA integra sistemas especializados de apoyo en función de la oferta de valor de cada empresa y ofrece mentoría continua para mejorar cada una de las áreas de la organización con el propósito de que aprovechen con éxito las oportunidades de negocio.

¿De qué forma se coordina la actividad de vuestras ocho sedes?

Nuestras ocho sedes conforman una red que multiplica y potencia el valor de los diferentes ecosistemas en los que trabajamos, aprovechando herramientas horizontales (Bootcamps, programas de inmersión total en el ecosistema, talleres de enfoque proactivo, etc.); así como en la atención particular a empresas de sectores específicos que involucran a diversas sedes.

¿Cuál es la situación de las pymes de México y qué camino les queda por recorrer?

Las pequeñas y medianas empresas de base tecnológica, que es el universo con el que nosotros trabajamos, se encuentran en México todavía en una etapa incipiente. No obstante, se han visto avances importantes en sectores como tecnologías de información donde cada vez observamos más especialización en nichos como son los medios digitales, particularmente en animación y videojuegos. 

Otros avances interesantes han tenido lugar gracias a la inclusión de las pymes en cadenas globales de proveeduría como son la automotriz y la aeroespacial. Las empresas en estos sectores se han fortalecido a través de certificaciones y del acceso a información estratégica que les permite insertarse de una mejor manera en las cadenas, así como tener más claridad sobre el mercado a atacar. 
Otro sector donde he visto un avance importante es en el de biotecnología donde por ejemplo empresas de alimentos están migrando a nichos más sofisticados. Tenemos casos de éxito como Aonori Aquafarms que pasó de enfocarse al mercado de producción de algas anori al desarrollo de ecosistemas para producir  un camarón de alta calidad, también vemos empresas como Nekutli que hace negocios con éxito en el mercado de los nutracéuticos y de productos funcionales de alta calidad, que no sólo está atacando el mercado de América del Norte; sino también el mercado asiático en países como Corea.

¿Qué potencialidades y qué debilidades tiene México a la hora de posicionarse como proveedor tecnológico mundial?

En México, estamos viendo innumerables oportunidades, hay una gran ola de gente joven con carreras en ingeniería y tecnológicas; un ecosistema de emprendedurismo con innovación que está fortaleciéndose; fuerzas laborales que han consolidado capacidades en sectores de manufactura especializada, que están siendo un factor determinante en la atracción de inversión extranjera en sectores estratégicos como el aeroespacial y automotriz. Todo esto está generando un momentum que será decisivo en posicionamiento de México como proveedor tecnológico de clase mundial.

Actualmente, somos testigos del crecimiento de sectores como el aeroespacial y el automotriz, donde la inversión extranjera juega un rol fundamental; pero también se observa la expansión y la alta especialización del sector de tecnologías de información, que son la plataforma no sólo para ser proveedores de clase mundial en el desarrollo de software, sino también para la generación de más empresas con potencial de ser globales.

Otro tema importante actualmente en México es el de tecnologías de la salud. Dado que México tiene una amplia gama de instituciones que ofrecen servicios de salud, esto está representando una gran oportunidad para el desarrollo de pruebas clínicas, ejemplo de esto es la empresa CECYPE que se distingue por su propuesta avanzada en el sector de biotecnología donde elaboran estudios clínicos sobre productos farmacéuticos, además de contar con un laboratorio de calidad registrado ante la Secretaría de Salud; y estamos viendo el surgimiento de más empresas de este tipo. También esto puede facilitar la atracción de empresas que estén buscando probar y validar sus prototipos de dispositivos médicos, donde hay todavía retos importantes, pero donde existe ciertamente una infraestructura ya establecida para aprovechar.

En su opinión, ¿cuál es el factor más importante a la hora de que una empresa aborde su internacionalización?

Existen varios factores que inciden en el proceso de internacionalización de una empresa y cada una de ellas contará una historia distinta cuando deciden adentrarse en esta aventura. Sin embargo, de acuerdo a la experiencia de TechBA de haber trabajado con más de 600 empresas, nos damos cuenta que un factor fundamental es el equipo directivo de la empresa. Buscamos que no sólo sea sólido; sino que tenga la capacidad de ser flexible para adaptarse a las necesidades del mercado objetivo. La gente lo es todo.

Aunado a ello, es importante lograr que su estructura sea eficiente para abordar las oportunidades de negocio de manera efectiva, así como tener la capacidad financiera para aprovecharlas lo mejor posible. Si logran lo anterior, lo demás viene como consecuencia. 

¿Cómo fomentáis la innovación?

En TechBA, la innovación se fomenta principalmente a través de lo que ahora llaman Innovación Abierta (Open Innovation), que no es más que la utilización estratégica y efectiva del amplio conjunto de redes que se han construido en cada uno de los ecosistemas en los que está presente y que le brinda a las empresas una visión mucho más amplia de lo que significa la innovación y como ésta es crítica en la incursión y permanencia  en los mercados más competitivos.
Cuando una empresa entra a un proceso de globalización es muy importante que comprenda que sin innovación realmente será muy difícil sostener a la empresa en el largo plazo.

Innovar no significa necesariamente contar con una tecnología novedosa o un producto “rocket science”, sino saber crear nuevos modelos de negocios que puedan atacar nuevos mercados, desarrollar  nuevos procesos que sean más eficientes y permitan  hacer mejoras continuas al producto o servicio, crear nuevas estructuras empresariales que fomenten la creatividad en los equipos de trabajo… En fin innovación puede abarcar un espectro tan amplio como tu mente lo permita.

Facebook  Twitter  MySpace  LinkedIn  Meneame  del.icio.us  Google Bookmarks  RSS  Digg  email


Comentar

CAPTCHA Image Reload Image
    

(*) Campos obligatorios

  



Haru Yamasaki, directora General de TechBA

© Novus Innovación Digital, S.L.
Innovaspain.com -@innovaspain- es el portal líder dedicado a la innovación española... [+]