ACTUALIDAD

Un equipo liderado por la Universidad de Texas crea músculos con hilos de coser y pescar

MIÉRCOLES, 19 DE SEPTIEMBRE DE 2018  



Un equipo liderado por la Universidad de Texas crea músculos con hilos de coser y pescar
25-02-2014
0
 COMENTARIOS  
  
Agencia SINC
@Innovaspain

Investigadores del Instituto de Nanotecnología de la Universidad de Texas, en colaboración con científicos de instituciones de Australia, Canadá, Corea del Sur, China y Turquía, han descubierto que el hilo de pescar y de coser puede convertirse en potentes músculos artificiales.

Según un estudio, publicado esta semana en Science, estos nuevos músculos pueden levantar cien veces más peso y generar cien veces más poder mecánico que los músculos humanos. En el trabajo, recoge la Agencia SINC, los investigadores explican que estos músculos se producen retorciendo y enrollando hilo común de pescar y de coser. Los músculos son accionados térmicamente por cambios de temperatura, que se producen eléctricamente, por absorción de la luz o por la reacción química de combustibles.

“Retorciendo la fibra de polímero se convierte en un músculo de torsión que puede girar un rotor pesado a más de 10.000 revoluciones por minuto”, indica Ray Baughman, director del Instituto de Nanotecnología de la UT y uno de los autores del trabajo. “Una torsión adicional ulterior, provoca que la fibra de polímero se comporte como una banda de goma muy retorcida y produzca un músculo que se contrae de manera espectacular a lo largo de su longitud cuando se calienta, y vuelva a su longitud inicial cuando se enfríe”. “Por el contrario, si se enrolla en una dirección diferente a la del giro inicial, los músculos se expanden cuando se calientan”, añadió.

Ray Baughman explica que, en comparación con los músculos naturales, que se contraen sólo un 20%, estos músculos artificiales pueden hacerlo aproximadamente un 50% de su longitud. Entre otras aplicaciones, se pueden utilizar para prótesis artificiales, robots humanoides y exoesqueletos portables. Pero estos órganos artificiales también podrían realizar tareas más delicadas, como producir expresiones faciales realistas en los robots humanoides. 

Cambios de temperatura
Los músculos de polímero están alimentados normalmente por electricidad producida mediante calentamiento resistivo usando el recubrimiento de metal sobre el hilo de coser o utilizando alambres de metal retorcidos juntos con el músculo. Para otras aplicaciones, “los músculos pueden ser autoimpulsados por los cambios de temperatura del medio ambiente”, dice Carter Haines, el autor principal del estudio, que realiza su doctorado con el profesor Baughman.

Además, Haines señala que el equipo de la Universidad de Texas ha creado tejidos textiles con los músculos de polímeros, cuyos poros se abren y cierran de forma reversible con los cambios en la temperatura. También se podrían usar para abrir y cerrar ventanas de edificios e invernaderos en función de los cambios meteorológicos, concluye.

Facebook  Twitter  MySpace  LinkedIn  Meneame  del.icio.us  Google Bookmarks  RSS  Digg  email


Comentar

CAPTCHA Image Reload Image
    

(*) Campos obligatorios

  



Los músculos se obtienen enrollando hilo de pescar y de coser

© Novus Innovación Digital, S.L.
Innovaspain.com -@innovaspain- es el portal líder dedicado a la innovación española... [+]