INNOVACIÓN AL DÍA

Israel, el nuevo prototipo de ecosistema innovador que quiere importar España

VIERNES, 21 DE SEPTIEMBRE DE 2018  
Israel, el nuevo prototipo de ecosistema innovador que quiere importar España
17-MARZO-2014
0
 COMENTARIOS  
  

Israel, un país constantemente asolado por los conflictos internos e internacionales está ahora en el punto de mira tecnológico. En el mismo territorio en el que conviven distintas religiones y ciudadanos de clase media-baja procedentes de todas partes del mundo, existe otro Tel Aviv: el conformado por grandes edificios, una cantidad ingente de empresarios y, sobre todo, una asombrosa acumulación de talento universitario que crea empresas de la nada y las convierte en globales desde su nacimiento.

Hace ya casi dos décadas, Israel decidió crear un ecosistema que favoreciera la innovación empresarial y así generar actividad económica, en un país pequeño que carecía de recursos naturales y en medio de un entorno hostil. Diez años después, el programa se materializó con la constitución de un fondo de 210 millones de dólares para invertir en startups tecnológicas y biosanitarias.

El 85% del capital lo aportó el Gobierno, frente al 15% que procedía de manos privadas. Sin embargo, son estos últimos quienes se han encargado de administrar el dinero y los proyectos, sin depender de compañías estatales, como viene ocurriendo en España.

Los resultados no se hicieron esperar y con cerca de 600 inversiones anuales, hoy existen alrededor de 3.500 compañías tecnológicas en Israel. Aunque una de cada dos iniciativas fracasaba por el camino, los fondos de capital riesgo han logrado en una década una rentabilidad del 40%.

“Los israelíes han sabido traducir innovación en negocio de forma muy exitosa. Es el país que más invierte en innovación a nivel mundial y más protege a los inversores. Han desarrollado la cultura de la supervivencia” ha declarado a InnovaSpain Isabel García, secretaria general de Asebio.

Este es el modelo que el Gobierno de España quiere importar: la creación de incubadoras biosanitarias apoyadas por fondos de capital riesgo y financiación pública, una fórmula con la que el país oriental se ha convertido en una de las capitales mundiales de la I+D. Pero, para que sea exportable, “necesitamos un mayor apoyo de la Administración y un entorno estable para que aumente la inversión privada”, ha añadido García.

De este modo, España busca un modelo fiable para que el megafondo que ha articulado a través del ICO no sólo sirva para financiar nuevos proyectos emprendedores, sino que se utilice para generar un auténtico tejido empresarial innovador que se convierta en un motor de la economía.

El objetivo es destinar cerca de 1.200 millones de euros para generar fondos de capital riesgo de gestión privada. Para lograr el reto, el Gobierno se ha fijado en el modelo israelí y ha encargado un estudio para analizar si su plan de creación de startup biotecnológicas es importable.

A Tel Aviv se la conoce ya como el “Silicon Wadi”, un orgulloso apodo que engloba, en general, a todo Israel, un país que hace un par de décadas decidió apostar por el talento tecnológico y la innovación. Mientras las capitales europeas y mundiales empezaron hace poco a querer construir un foco de startups, Israel lleva años cocinando una serie de ingredientes que, a día de hoy, sitúan sobre sí un gran foco mundial del emprendimiento.

 
Facebook  Twitter  MySpace  LinkedIn  Meneame  del.icio.us  Google Bookmarks  RSS  Digg  email
© Novus Innovación Digital, S.L.
Innovaspain.com -@innovaspain- es el portal líder dedicado a la innovación española... [+]