QUIÉN ES QUIÉN

Bruno Fernández Scrimieri, consejero delegado de ENISA

MIÉRCOLES, 19 DE SEPTIEMBRE DE 2018  
Bruno Fernández Scrimieri, consejero delegado de ENISA
19-MARZO-2014
0
 COMENTARIOS  
  
Redacción Innovaspain
@Innovaspain

Bruno Fernández Scrimieri es licenciado en ciencias económicas por la Universidad Complutense de Madrid y pertenece al Cuerpo Superior de Técnico Comercial y Economista del Estado. Ha completado su formación en la London School of Economics, el IESE y el Real Colegio Complutense de la Universidad de Harvard. Desde su ingreso en la Administración española, ha ocupado diversos puestos relacionados con el comercio y las relaciones económicas internacionales, entre otros los de vocal asesor del secretario de Estado de Turismo y Comercio; vocal asesor para Asuntos Internacionales del ministro de Industria, Turismo y Comercio; y secretario del Consejo de Administración del Instituto Español de Comercio Exterior (ICEX).

Entre septiembre de 2008 y septiembre de 2012 desempeñó el puesto de consejero económico y comercial de la oficina comercial de España en Casablanca, y a continuación fue nombrado director de la división de Moda, Hábitat e Industrias Culturales de ICEX España, Exportación e Inversiones. Actualmente, es consejero delegado de ENISA, empresa pública dependiente del ministerio de Industria, Energía y Turismo, dedicada a la financiación de la PYME, principalmente a través de la figura de los préstamos participativos.

1. A lo largo de su trayectoria profesional, ¿qué decisión ha tomado que haya tenido como consecuencia un mayor grado de innovación?

Vivimos en entornos de relaciones organizadas y organizables que condicionan buena parte, si no todos, los ámbitos de nuestra vida personal, y determinan también aspectos profesionales tan cruciales como la eficacia de las estructuras y la eficiencia de los procesos. Si bien nadie duda que la tecnología permite introducir crecientes grados de flexibilidad en los sistemas, también es cierto que la flexibilidad en el trabajo debe abordarse de forma estratégica para crear redes de talento dinámicas y altamente interconectadas, capaces de adaptarse al entorno constantemente cambiante en el que nos movemos. Con esta máxima presente en los puestos en los que he tenido la responsabilidad de gestionar equipos humanos, siempre he procurado tomar decisiones que hayan introducido esos cambios organizacionales encaminados a la gestión del talento, condicionado también por el contexto presupuestario que no siempre facilita la atracción de nuevos empleados. 

2. ¿Cuáles son las claves para culminar con éxito un proceso innovador?

Hay una frase atribuida a Winston Churchill que dice que el éxito radica en aprender a ir de fracaso en fracaso sin desesperarse, frase aplicable a muchos de los ámbitos de la vida, y sin duda también a los procesos innovadores. Nadie cuestiona que la creatividad, el talento, la planificación o el trabajo en equipo son elementos necesarios para emprender cualquier nuevo proyecto. Sin embargo, esos elementos deben ser dotados de un elemento vertebrador y cohesionador que mantenga, a lo largo de la vida del proyecto, el impulso inicial con el que vio la luz. Y ese elemento es, a mi juicio, la perseverancia para aprender de los errores cometidos y no arrojar la toalla en los malos momentos. 

3. Tres consejos para quienes estén dispuestos a abordar cambios, acciones o procesos innovadores en su empresa o entorno.

No soy muy partidario de dar consejos, la verdad, pero si me los pidieran diría que llevaran a cabo una cuidada planificación que incluya una adecuada gestión del talento, introducir una cierta dosis de realismo en los objetivos a alcanzar y, sobre todo, que el potencial que encierra ese proyecto que se quiere acometer no se encuentre lastrado desde un inicio por el miedo al fracaso, miedo que por sí solo puede convertir cualquier proyecto en un sueño imposible. 

4. ¿Cuál es, a su juicio, la mayor innovación que ha tenido lugar en los últimos 50 años en todos los ámbitos?

Me resulta muy difícil poder elegir una ya que hablar de las innovaciones del último medio siglo es tanto como hablar de las innovaciones que han transformado por completo el mundo en el que vivimos y la manera que tenemos de entenderlo. Los avances en la medicina, la robótica, la nanotecnología o la energía, por citar algunos pocos, han tenido un impacto espectacular en las condiciones de vida de millones de habitantes del planeta. Dicho lo cual, si tuviera que destacar una sobre las demás, elegiría Internet. No sólo por la innovación que está suponiendo en sí su aparición en la forma en la que nos comunicamos, interactuamos, trabajamos, disfrutamos de nuestro tiempo libre o educamos a nuestros hijos. También porque se trata de una innovación que está siendo fuente inagotable de nuevas transformaciones a las que en este momento creo que nadie puede poner límite en su alcance. Su impacto sobre el crecimiento de las naciones, la difusión del conocimiento y de los valores, en una palabra, el estrechamiento del planeta (pero sin llegar a aplanarlo) está cambiando por completo el mundo tal y como lo conocíamos hasta la actualidad.

 
Facebook  Twitter  MySpace  LinkedIn  Meneame  del.icio.us  Google Bookmarks  RSS  Digg  email
© Novus Innovación Digital, S.L.
Innovaspain.com -@innovaspain- es el portal líder dedicado a la innovación española... [+]