INNOVACIÓN AL DÍA

El IVA de caja fracasa entre los autónomos y pymes españolas

MIÉRCOLES, 19 DE SEPTIEMBRE DE 2018  
El IVA de caja fracasa entre los autónomos y pymes españolas
21-ABRIL-2014
0
 COMENTARIOS  
  

Apenas el 1% de los trabajadores autónomos y el 0,8% de las pequeñas y medianas empresas españolas han decidido acogerse al denominado IVA de caja, un sistema ofrecido por el Gobierno para evitar que los negocios modestos ingresaran el impuesto en la Agencia Tributaria antes de haber cobrado sus facturas.

Según datos del Ministerio de Hacienda, hasta ahora tan sólo 21.569 contribuyentes se han apuntado a esta fórmula. A la nueva modalidad tributaria podían optar las pymes y autónomos cuyo volumen de operaciones durante el año natural anterior no hubiera superado los 2 millones de euros, y sus cobros en efectivo a un mismo destinatario durante el mismo período no hubieran sobrepasado la cuantía máxima establecida de 100.000 euros.

Así, desde su entrada en vigor, tras la aprobación de la ley de apoyo a los emprendedores, el objetivo de la medida era el de evitar que pymes y autónomos con facturas sin cobrar tuvieran que adelantar este impuesto a Hacienda antes de cobrar sus deudas.

Pero desde la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA) han señalado que la gran mayoría de clientes que facturan más de dos millones de euros, límite establecido para poder aplicar el nuevo sistema de liquidación, no tiene interés en que sus proveedores habituales modifiquen su régimen actual. “Esto les obligaría a su vez a no poder compensar el IVA hasta la fecha del pago real, por lo que pierden liquidez en un momento de difícil acceso a la financiación”.

El Ejecutivo presentó en su día el IVA de caja como una fórmula que beneficiaría a dos millones de autónomos y pymes. Según aquellas previsiones, el sistema mejoraría la liquidez de esos contribuyentes, que podrían contar en 2014 con 983 millones de euros adicionales.

El problema es que se trata de un proceso excesivamente complejo, que obliga a llevar un registro extra de facturas, y obligar a cambios a las empresas grandes que contratan con autónomos y pequeños empresarios, lo que puede redundar en la pérdida de clientes.

De hecho, algunas organizaciones ya han denunciado presiones de esas compañías grandes sobre sus proveedores para que no se acojan al IVA de caja.

 
Facebook  Twitter  MySpace  LinkedIn  Meneame  del.icio.us  Google Bookmarks  RSS  Digg  email
© Novus Innovación Digital, S.L.
Innovaspain.com -@innovaspain- es el portal líder dedicado a la innovación española... [+]