LA ENTREVISTA

Jesús Vicenti, director general de Kuitver

DOMINGO, 25 DE FEBRERO DE 2018  
Jesús Vicenti, director general de Kuitver
25-ABRIL-2014
0
 COMENTARIOS  
  

"El cuento decía que hay que correr mucho para no moverse del sitio, y en España nos hemos quedado quietos"

Profesional del periodismo e innovador de vocación, Jesús Vicenti abandonó la comodidad profesional del antiguo Ministerio de Educación y Ciencia (donde formó parte del gabinete de prensa) para dedicar sus esfuerzos a mejorar y facilitar el acceso a los fondos destinados a I+D, principal –que no única- actividad de Kuitver, la consultora de la que es director general y desde la que un equipo cualificado se mueve en un terreno que ha atravesado unos años de extrema complejidad. Mucho trabajo y altas dosis de ingenio les han permitido conseguir, en los últimos 5 años, 170 millones de euros en fondos para sus clientes (más de 80 empresas) o promover cerca de 300 proyectos de I+D+i. En el horizonte, optimismo moderado, y es que España adolece de problemas estructurales, de base, y eso ya ocurría también en los años más boyantes de nuestra Economía. 

¿Cómo calificaría la situación de la innovación –en su sentido más amplio- en España?

Las empresas españolas son mucho más innovadoras que hace una década e infinitamente más en comparación con la España de los años 80. Entrar en la Unión Europea  fue un vuelco también para la ciencia y la investigación de aquella atrasada España, cuyas inversiones en I+D+i estaban muy por debajo del 1% sobre el PIB, umbral absolutamente tercermundista.

Y cuando irrumpe la crisis…

Lamentablemente la inversión pública y privada en este ámbito ha caído en picado con la crisis económica, así que volvemos a estar en los niveles de hace ocho o diez años. “Hay que correr mucho para no moverse del sitio”, se decía en el famoso cuento de Alicia en el país de las maravillas”, y exactamente eso nos ha pasado: hemos dejado de correr y nos han adelantado en inversión relativa en tecnología e innovación unos cuantos países europeos como República Checa, Portugal o Irlanda.

¿A quién le corresponde, en mayor medida, el ‘diseño’ de la recuperación en este campo?

Hace falta urgentemente más dinero público, pero sin olvidar que las recomendaciones de la UE son que, por cada euro público gastado en I+D+i , se movilicen al menos dos en el sector privado. Y en España estamos actualmente al cincuenta por ciento en inversión público-privada.

¿Qué le falta a España para ser considerado definitivamente un país innovador?

Sería fácil si sólo se tratara de movilizar dinero, pero el problema de fondo es mucho mayor. Lo más complicado es introducir en la sociedad la cultura innovadora, y eso empieza en el colegio o la universidad. Nos educan y nos forman (o deforman) para ser asalariados, pero incluso aunque estemos cursando estudios empresariales en una facultad o en una escuela de negocios. No nos forman para ser emprendedores ni para generar nuestros propios modelos de negocio. Y tampoco se facilita suficientemente la cooperación entre los mundos de la ciencia (universidad, organismos de investigación) y de la tecnología (empresa).

Apenas un 15 por 100 de las universidades tienen contratos con las empresas, frente a lo que ocurre en países muy avanzados en este campo, como Finlandia, Suecia, Alemania o, por supuesto, Estados Unidos. Resulta incluso sospechoso que una universidad no tenga frecuentes programas de cooperación con la empresa. La ley de la Ciencia ha tratado de fomentar esta cooperación, pero de una forma muy débil. Se publica mucho, hasta el punto de que el 3% de las publicaciones científicas mundiales son de origen español, pero se colabora poco con la empresa y mucho menos se patenta. Empresas como Nokia patentan mucho más ellas solas que España entera. Así que tenemos un buen problema.

Ante esta situación, ¿cómo estimular entonces al emprendedor?

Se ha avanzado mucho en los últimos años, especialmente hasta las reducciones presupuestarias determinadas por la crisis. Se llegaron a alcanzar los 8.000 millones de euros públicos invertidos en I+D+i, pero ahora apenas se alcanzan los 7.000. un país de la dimensión de España necesitaría invertir por encima de los 25.000 millones de euros anuales en investigación y desarrollo, de los que 15.000 al menos deberían salir de los fondos privados. Sin embargo los empresarios y fondos privados de capital riesgo y demás, es decir, todo el sector privado apostando por la innovación, apenas alcanzan los 8.000 millones de euros anuales.

¿Detecta en la empresa española interés por los programas de I+D+i?

Si no apuestas por la I+D+i te conviertes no en un país líder, sino en un país taller, donde te limitas a fabricar bajo licencia lo que otros inventan. Además, como no somos nada baratos en costes laborales, incluso las fábricas se acaban yendo a países de salarios más precarios. Esto lo saben las empresas, pero cuesta apostar cuando las cuentas de resultados son negativas y la financiación bancaria a las inversiones se encuentran también deprimida.

Desde el punto de vista fiscal, ¿se apoya suficientemente a la empresa en esta materia?

Esta es una de los indicadores en los que España alcanza mejor nivel. En incentivos fiscales a la inversión en I+D+i estamos a la cabeza de los países de la OCDE, tanto en lo que se refiere a las deducciones fiscales por gastos (hasta el 42% de minoración de la cuota íntegra en el Impuesto de Sociedades), como a la reducción de los ingresos derivados de la cesión o transmisión de patentes, know-how y otros intangibles. La reciente ley de Emprendedores ha introducido además evidentes mejoras en la aplicación de estos instrumentos fiscales. Además España es uno de los pocos países que cuenta con un sistema de certificación de la I+D+i vinculante para la Agencia Tributaria, y que confiere gran seguridad jurídica a las empresas a la hora de aplicarse las correspondientes deducciones en su Impuesto de Sociedades. España se ha convertido en un modelo y un referente para muchos países en este sentido. La lástima es que las empresas españolas podrían utilizar mucho más los incentivos fiscales a la innovación de lo que realmente lo están haciendo.

 
Facebook  Twitter  MySpace  LinkedIn  Meneame  del.icio.us  Google Bookmarks  RSS  Digg  email
© Novus Innovación Digital, S.L.
Innovaspain.com -@innovaspain- es el portal líder dedicado a la innovación española... [+]