LA ENTREVISTA

Oriol Cusola, investigador del grupo científico papelero CelBiotech

DOMINGO, 23 DE SEPTIEMBRE DE 2018  
Oriol Cusola, investigador del grupo científico papelero CelBiotech
29-ABRIL-2014
0
 COMENTARIOS  
  
Díaz Bravo
@innovaspain

“El investigador es por definición una persona inquieta”

¿Se imaginan un papel impermeable? Esta cualidad hasta ahora inimaginable para un material amenazado por la presencia líquida, es el gran éxito conseguido por el grupo científico CelBiotech. Es el resultado de un proyecto que contaba con varios años de trabajo, alentado por la búsqueda de este descubrimiento. No ha sido hasta la llegada del joven ilerdense de 29 años, Oriol Cusola, cuando finalmente han dado con la formula acertada que permite al papel adquirir esta característica. Amante de la investigación y trabajador infatigable ve con optimismo la repercusión de este descubrimiento, demostrando que su edad no ha supuesto un obstáculo.

¿Qué importancia tiene la innovación en un sector como el suyo?

La innovación en un sector como el de la pasta y el papel es clave para el futuro del sector, de tal modo que se puedan seguir satisfaciendo nuevas necesidades que vayan apareciendo. Con el auge de las nuevas tecnologías parece que el uso del papel para impresión y escritura tiende a ir a la baja, sin embargo el papel es un material muy versátil, que encuentra muchas otras aplicaciones en otros ámbitos. Por ejemplo, el papel representa un sustituto interesante en muchas aplicaciones de packaging, dado sus excelentes características de ligereza, biocompatibilidad, y biodegradabilidad. Además, es un material fácilmente reciclable si lo comparamos con el plástico, metales o el cristal. Tampoco se debe olvidar que gracias a la fotosíntesis, los materiales lignocelulósicos crecen continuamente en el mundo, por tanto, nos encontramos con un material cuyas fuentes son continuamente renovables, por contraste con los materiales derivados del petróleo. En este sentido, la innovación es clave para desarrollar nuevos productos base papel y/o cartón con nuevas propiedades (antioxidantes, hidrofóbicas, antihongos, antimicrobianas) que permitan, por ejemplo, sustituir el uso de plástico en embalajes. Si somos capaces de desarrollar materiales de base celulósica con estas propiedades avanzadas (por ejemplo, papel) el ámbito de aplicación podrá extenderse a otros sectores como el médico, cosmética, construcción, entre otros…

Contrasta su juventud con las dificultades que están encontrando los jóvenes para obtener empleo. ¿Es una buena opción ser investigador en España?

La elección de emprender una carrera de investigador no debería deberse a una situación socioeconómica. Digo “no debería” porque creo que en el contexto en el que estamos, es totalmente legítimo que las personas busquen las alternativas que consideren oportunas para mejorar su situación.  El investigador es por definición una persona inquieta, amante de la ciencia,  que busca respuestas concretas a cuestiones concretas, y que se apasiona aprendiendo cosas nuevas cada día; por lo tanto, hay mucho de vocación en un investigador. Investigar sobre cualquier cosa, conlleva esfuerzo, perseverancia, frustraciones y alegrías.

Es una elección arriesgada, porque la persona emprende un camino incierto, con unas ideas, pero nunca se puede asegurar que las cosas vayan como uno espera. Hay que estar dispuesto a aceptar los resultados, y ser capaces de transformarlos todos en buenos resultados, porque en realidad, no existen resultados malos.

Ser investigador en España, como en cualquier otra parte, es una buena opción para aquellas personas que reúnan las características que he comentado.

Papel e impermeable son palabras que parecen repelerse, ¿cómo ha sido la experiencia que ha llevado a Oriol Cusola a conseguir hermanarlas?

En primer lugar, es  muy importante  remarcar que el trabajo realizado en la tesis se sustenta en una base de conocimientos o “know how” que se ha generado a lo largo de los años en el grupo CELBIOTECH con el esfuerzo de muchos investigadores que han pasado por el grupo. Dentro de una de las líneas de investigación se pretendía utilizar las enzimas para funcionalizar, o “modificar” la celulosa para que desarrollase propiedades interesantes de las que no dispone de forma natural a través de la fijación de determinados grupos funcionales. En este sentido en tesis previas se obtuvieron resultados muy buenos y, concretamente, se consiguió retardar la penetración de líquidos, desarrollar propiedades microbianas, aumentar la resistencia del papel, entre otras. Aunque estos sistemas funcionaban, debido a las características del proceso su implementación industrial no era viable. En este sentido mi aportación ha sido encontrar la manera de hacer que estos procesos se pudiesen aplicar industrialmente de manera fácil, sin que fuese necesaria una inversión adicional por parte de las empresas. La idea de retardar la penetración de líquidos en sustratos base papel mediante sistemas enzimáticos ya había surgido en el grupo de investigación en tesis anteriores y, siguiendo con esta línea de investigación yo me encargué de llevarla un paso más allá encontrando la manera de aplicar estos sistemas en superficie, simplificando el proceso, y consiguiendo la impermeabilidad.

Las posibilidades que ofrece este descubrimiento son muy interesantes. ¿Cuál es el campo donde usted cree que puede tener mayor impacto?

En un primer momento creímos que el campo de aplicación seria aquel campo donde se utilizan los llamados papeles especiales (papeles que no se usan para impresión escritura) donde tenemos papeles con propiedades avanzadas, básicamente packaging o cosmética. No obstante en seguida nos dimos cuenta que en realidad el producto permite tratar cualquier material de base celulósica, como tejidos, madera, no-tejidos. Asimismo, no sólo éramos capaces de obtener un producto para dar hidrofobicidad, sino que se trabajó también con la propiedad llamada “capacidad antioxidante” para obtener productos para tratar materiales base papel que podrían ser utilizados en embalaje alimentario para controlar la degradación de los alimentos. Tanto el rango de materiales a tratar como el abanico de propiedades con las que trabajar se extienden y amplian las posibilidades de mercado para este tipo de producto.

Hasta el momento la propiedad con la que más hemos trabajado es la propiedad hidrofóbica, obteniendo papeles impermeables que encontrarían una rápida aplicación en packaging. Mediante este producto se podrían sustituir las parafinas y los films de polietileno que comúnmente se colocan conjuntamente con papeles y cartones para conferir impermeablidad, y estaríamos sustituyendo claramente derivados del petróleo por productos naturales que además nos permitirán reciclar más fácilmente las fibras de papel ya que estas no tendrán ningún polímero adherido a ellas.

Además de la inyección de moral que supone haber hecho un descubrimiento tan innovador, ¿qué repercusión tiene en la vida diaria de Oriol Cusola?

A nivel personal y de grupo un descubrimiento como este ha supuesto una alegría inmensa, y es un homenaje a todos los compañeros que hicieron sus tesis antes que yo, ya que sin su trabajo previo, habría resultado del todo imposible conseguir esta patente.

La repercusión inmediata en mi vida diaria, y también en la de todos los componentes del grupo, es que hemos recibido una avalancha de peticiones por parte de las empresas que se han interesado en el producto, han querido saber su “status” actual, e interés en desarrollarlo y explotarlo. Esto se traduce en más correos, más reuniones, más pruebas, en definitiva, más trabajo, pero un trabajo agradecido, con unas ganas inmensas llegar a todos, para poder llegar lo más lejos posible.

En Terrassa, hay el “background” preciso para llevar a cabo estos trabajos, ya que se imparten estudios de Ingeniería Papelera dentro de la carrera de Ingeniero Industrial. También se imparte un Máster totalmente relacionado con el sector de pastas, papel e industrias gráficas. Todo ello, hace que haya un grupo de profesores, doctorandos y post-docs que además de formar titulados superiores para la industria, constituyen el caldo de cultivo de estas investigaciones.

Si tuviera que elegir un referente innovador ¿cuál sería y por qué?

Para mí, el referente innovador por excelencia fue Edison. No ya sólo por ser el más famoso de los inventores que ha conocido la era moderna, sino porque fue una persona que tenía claro que innovar implicaba necesariamente el proceso de transferencia tecnológica, y la mayoría de sus aportaciones acababan siendo industrializadas. Otro motivo es que demostró que muchas veces las ideas más geniales no tienen porqué ser las más complicadas, y también por su célebre frase: “El éxito se compone de un 99% de transpiración y un 1% de inspiración”, frase que me ayuda en momentos de trabajo tedioso o desánimo

 
Facebook  Twitter  MySpace  LinkedIn  Meneame  del.icio.us  Google Bookmarks  RSS  Digg  email
© Novus Innovación Digital, S.L.
Innovaspain.com -@innovaspain- es el portal líder dedicado a la innovación española... [+]