LA ENTREVISTA

Ouali Benmeziane, fundador de WebCongress

SABADO, 22 DE SEPTIEMBRE DE 2018  
Ouali Benmeziane, fundador de WebCongress
08-MAYO-2014
1
 COMENTARIOS  
  
Patricia Pacheco
@innovaspain

"Ninguna idea genial sale adelante si solo te apasiona"

Ouali Benmeziane es un emprendedor de origen español que se ha hecho a sí mismo. Ouali nos cuenta su particular historia, cómo empezó a forjarse la idea de WebCongress hasta ahora cuando inicia nuevos retos profesionales después de que su empresa haya sido adquirida por CBCA por 25 millones de dólares.  

WebCongress es un evento de marketing digital y nuevas tecnologías que está ampliando fronteras vertiginosamente. "Estamos expandiéndonos hasta llegar a 100 ciudades y 1 millón de usuarios en nuestra plataforma" nos cuenta Ouali; "pasamos de ser un evento a una experiencia, de ser una escuela a un centro de inspiración y de una agencia a un lobby tecnológico". La idea de WebCongress nace de la necesidad de ayudar a empresas a invertir mejor su dinero en internet, móvil o redes sociales, conecta talentos digitales con necesidades empresariales. Es decir, ofrece un mejor asesoramiento a los líderes de este mercado, tanto gobiernos como multinacionales para enriquecer la integración de las nuevas tecnologías en sus procesos y hacer al mercado ya globalizado más eficiente.

Ouali me cuenta que WebCongress tiene un enfoque educativo muy fuerte, lo cual le dota de un plus para los profesionales del sector. "Viene mucha gente de la industria para actualizarse y aprender nuevas cosas, estrategias y tendencias" me dice. En definitiva, WebCongress es un evento muy creativo, ya no sólo aportando una jornada distinta a los asistentes por tener un formato muy dinámico, que no encaja en lo común y que hace de cada evento una experiencia totalmente diferente y única, sino también porque consigue reunir a muchos profesionales del sector de la innovación y las nuevas tecnologías y eso permite crear oportunidades de networking y negocio muy atractivas. 

En WebCongress te puedes encontrar con muchos talentos diferentes, expertos de renombre, directivos de grandes empresas, con empresas buscando contratar, o con colegas de la industria interesados en crear algo nuevo, lo cual enriquece al evento de manera muy notable y lo dota de un formato muy agradable y atractivo para los participantes. Ouali cuenta que la idea llegó por la propia necesidad de la gente en reunirse para contar sus experiencias, es decir que este negocio surgió de la gente y no del propio emprendedor.

Cuando Ouali se mudó de París a Barcelona en 2007, necesitaba ganar más dinero y pensó que organizar un evento pequeño le ayudaría no sólo a conocer gente en Barcelona que compartiera su propia vocación y también a empaparse de la esencia y las costumbres de la ciudad. "Lo que tenía que ser un pequeño evento de 80 personas, se convirtió en un congreso de 3 días y 620 asistentes. ¡Fue una locura!". Al día siguiente al evento, me confiesa, ya le estaban demandando más eventos similares.

Ouali nunca imaginó que su idea "doméstica" tendría tanta potencia y pudiera no sólo haber reunido a cientos de personas, si no también haber creado oportunidades. Haber dado esperanza a mucha gente y haberles inspirado en sus empleos o negocios. Para este emprendedor lo más importante es tener un buen equipo. Aunque sabe que es complicado, pues hacen falta recursos económicos, es imprescindible el liderazgo, la pasión y un proyecto emocionante; con estas herramientas cualquier persona te seguirá y podrás recoger los éxitos sembrados más adelante. "Cuántos ejecutivos de Wall Street o incluso Google están dejando sus empleos cómodos y estables, para lanzarse a aventuras excitantes, con mucho aprendizaje y una enorme oportunidad para desarrollarse personalmente en el mundo laboral".

Hoy en día Ouali sostiene un equipo muy bien formado, lo cual confiesa que le ayuda mucho, pero todo ello ha sido a base de crear procesos día a día, es decir, formar al equipo, ser un buen ejemplo para ellos, enseñarles a ser eficientes, y así cada uno aporta lo mejor de sí y las cosas fluyen con más agilidad. Ouali remarca la importancia de ser un buen líder para el equipo, ser el primero que "tira del carro" y defender a tu equipo al mismo tiempo que eres un símbolo de representación para tu empresa. Para su equipo, Ouali es como un guía, una fuente de inspiración que mantiene la motivación y les hace sentirse capaces de todo, ser creativo y aportar ideas a diario al final es reconocido por el equipo, es como ser una especie de "hermano mayor", responsable de que trabajen duro, pero al mismo tiempo de que sean felices.

Su mayor obstáculo en este atractivo proyecto fue la falta de medios económicos, como emprendedor, Ouali asegura que tienes que ser muy disciplinado con el dinero y hacer el mejor uso de cada euro que recibes. Saber sobrevivir en tiempos difíciles te dota de la disciplina necesaria para saber gestionar bien tus recursos en momentos mejores. Además, si se decide aventurarse a emprender en nuevos países hay que estar preparado para obstáculos adicionales como barreras legales, lingüísticas y culturales. En ese momento lo importante es saber esperar, esforzarse e insistir, y por supuesto nunca perder tu objetivo. Ya que en los tiempos que vivimos, hay muchas oportunidades e ideas, proyectos y gente nueva que pueden hacerte "perder el norte". "Es muy difícil mantener el foco de tu visión de proyecto y hacer muchas cosas a la vez no da resultado, así que tener por escrito, muy claro, a dónde vas te ayudará a mantener el rumbo y no entretenerte por el camino."

Para Ouali, internacionalizar muchas veces sabe a empezar de cero, y eso es una experiencia dura para cualquier profesional, pero volver a empezar en otros países con gente diferente que valida tu proyecto y además aporta cosas nuevas es todo un reto que además de enseñarte, te permite tener una visión global y mejorar tu perspectiva para alcanzar nuevos horizontes. "Internacionalizar es un ejercicio de sobre-optimización, integración de procesos, validación del modelo de negocio, y creación de nuevas oportunidades. Este último año han nacido servicios y negocios que nunca pensé que podían encajar con WebCongress". 

Al preguntarle si han cambiado sus objetivos profesionales después de su experiencia, me comenta que su objetivo sigue siendo el mismo, reunir gente, experiencias y conocimientos para que todos avancemos un paso adelante en nuestras vidas y experimentemos esa simbiosis que nos aporta la comunicación con otras personas y eso sigue siendo la esencia de WebCongress desde el minuto uno. Aunque reconoce que nunca había pensado en que podría inspirar a tanta gente y ser mentor de algunas startups e incluso ser él propiamente el que financia algunos proyectos.

No para nunca, y comenta que piensa con arrancar un nuevo proyecto que siempre tuvo en mente, pero que nunca pudo llegar a despegar: la W Foundation: "básicamente quiero aportar a jóvenes de todo el mundo la oportunidad de trabajar en el mundo tecnológico, porque creo que se les abrirán oportunidades infinitas como fue mi caso, yo me fui de casa a los 16 años y viví en casas sociales, hice una práctica tecnológica en París y terminé montando mi propio negocio. Quiero que otros jóvenes con dificultades puedan descubrir lo que este mundo puede ofrecerles".

En cuanto a las diferencias con el mercado americano, Ouali lo tiene muy claro: nos falta experiencia. Y eso se nota a la hora de manejar las relaciones comerciales. Ahora que CBCA ha adquirido WebCongress por valor de 25 millones de dólares me confiesa que el inversor no tardó más de un día en saber si su proyecto tenía futuro o no y si lo iba a comprar. La mentalidad americana es más agresiva a la hora de gastar dinero y eso les enseña también a saber gastarlo, son más emprendedores y no les asusta asumir riesgos.

Quizá por ello la crisis financiera haya sido más asumible en Estados Unidos, pues los empresarios y trabajadores aún pueden salir adelante en cuanto a materia fiscal se refiere. Abrir su negocio y arrancar le costó trescientos dólares. Es ahí donde se siente el dinamismo de la mentalidad americana. Aunque no debemos olvidar que no tenemos el mismo concepto en cuanto a calidad de vida se refiere. "Hay que saber definir bien el concepto de calidad de vida, y por eso he vivido en Barcelona, y ahora estoy en Miami y no en Nueva York; creo que la vida es todo una cuestión de balance, hay que encontrar un entorno ideal para trabajar y vivir".

Por último, Ouali mantiene lo que hace falta para ser un buen empresario; si quieres emprender, no contestes al teléfono, no utilices las redes sociales si no encajan con tu actividad y si no eres un genio o tienes un talento extraordinario, si no sabes cantar ópera o diseñar en 3D, te toca trabajar muy duro. Ninguna idea genial sale si sólo te apasiona, hay que ser extensivo en tu horario de trabajo y comprometerte al cien por cien con tu proyecto. 

 
Facebook  Twitter  MySpace  LinkedIn  Meneame  del.icio.us  Google Bookmarks  RSS  Digg  email
© Novus Innovación Digital, S.L.
Innovaspain.com -@innovaspain- es el portal líder dedicado a la innovación española... [+]