ENTREVISTAS

Ariel Erlijman, organizador de Lean Startup Machine en Montevideo

DOMINGO, 23 DE SEPTIEMBRE DE 2018  



Ariel Erlijman, organizador de Lean Startup Machine en Montevideo
13-05-2014
0
 COMENTARIOS  
  
Pablo Garcinuño
@pgarcinuno

“Con el apoyo local se te abren las puertas del resto de América, y con ello se te abren las puertas del apoyo del mundo”

Ariel Erlijman lleva más de 15 años en la industria de la tecnología de la información en Uruguay como ingeniero en informática, tanto en startup de reciente creación como en grandes compañías. Imparte en el ámbito universitario un curso sobre metodologías ágiles y por eso se llegó a interesarse por el movimiento Lean Startup. Por este interés se enteró de que existía LSM, así que se postuló para ser el organizador de dicho evento en Montevideo. Tras una entrevista con la organización de EE.UU, pasó a ocupar la responsabilidad organizadora del workshop.

Un workshop de 3 días para empezar un nuevo negocio exitoso. ¿Cómo van los preparativos para el Lean Startup Machine (LSM) que acogerá Montevideo del 1 al 3 de agosto?

La forma en que se dispara todo el evento en cada ciudad es muy interesante. Primero, todas las ciudades están en un estado de bloqueo. Se requieren el registro de 200 personas para que pase al siguiente nivel, que consiste en buscar al organizador, mentores, sponsors y media partners. Esos primeros 200 son los llamados ‘early adopters’. A través de referir el evento vía email, twitter, etc., logran que se genere una mínima masa de gente que puede llegar a asistir al evento. Entre esos 200, usualmente hay varios interesados en organizar el evento o son estos los que proponen también al organizador, mentores y el resto de las cosas necesarias.

Después de ser seleccionado como organizador, ahí comienza el verdadero trabajo local. Por suerte, ser profesor en la Universidad Católica del Uruguay, me abre muchas puertas para difusión de actividades y así pude contactarme con la facultad de empresas que son un objetivo interesante para este tipo de eventos. Lo mismo con la facultad de ingeniería. Luego, se replica el trabajo a las otras universidades locales. También hay que contactar a las comunidades de desarrolladores para que ayuden en la difusión. Aquí también fue simple ya que formo parte activa de ella. Conseguir los mentores lleva su tiempo. Hay que hablar con referentes del medio local y usualmente son personas importantes y con poco tiempo. Y, finalmente, lo más difícil: encontrar empresas que estén dispuestas a pagar dinero por ser sponsor de los eventos. En resumen, con trabajo y con tiempo, se puede hacer todo esto bastante bien como para lograr un gran evento. 

¿Cuáles son los principales fallos que cometen las startups al arrancar y cómo se podrían evitar?

No soy un experto en el tema. No puedo hablar de esto con mucha propiedad ya que es en lo que tengo menos experiencia. Y por esta razón quiero que se haga el LSM en mi ciudad, para poder aprender más. En la startup de la que formo parte hace casi 2 años hemos fracasado en un proyecto y ahora estamos viendo qué pasa con el segundo. En el primero, saber sobre Lean Startup seguro me hubiese ayudado mucho. Los conceptos los fui aprendiendo sobre la marcha cuando era muy tarde. En nuestro caso, el problema fue haber construido algo que nadie quería pagar. Es conocido que el 90% de las startups fracasan y justamente un gran porcentaje de ellas le pasa lo mismo que me pasó a mi. Parte de la forma de evitar este problema es trabajar y aprender un poco antes de comenzar a construir algo. Tiene que haber un proceso iniciado por los que tienen la visión del proyecto que sea de aprendizaje. Este aprendizaje tiene que servir para poder definir, a través de pruebas, mediciones y conclusiones, qué es lo que realmente puede ser útil y solucionar el problema de alguien. Si uno construye algo para ver qué pasa, seguramente tendrá éxito porque algo pasará. El tema es que eso que pasa, en general, es que nadie quiere lo que construiste.

En LSM mostráis un proceso sistemático de aprendizaje para determinar qué productos o servicios serán exitosos y cuáles no. ¿Se trata de algo complicado y difícil?

Existen varios procesos conocidos para iniciar la idea de un negocio. Los llamados ‘business canvas’ nos ayudan rápidamente a poder aclarar nuestras ideas sobre el nuevo producto o servicio. Hay algunos más simples y otros más complicados de modelar. El modelo que propone la empresa Javelin.com, impulsora del taller Lean Startup Machine, podría decirse que es el más simple de todos. Se centra en que se ponga foco en determinar un tipo de cliente posible, un problema que éste pueda tener, y las posibles soluciones. Todo esto sustentado en una serie de suposiciones que son las que hay que validar para que la idea tenga sentido. Para validar todo esto, el taller propone un Tablero de Experimentación donde se van colocando notas sobre cada suposición, qué medida se toma, cómo se apoya la idea y qué hacer en caso de cumplir o no con esa suposición. O se sigue por el camino iniciado o se pivotea a otra cosa. La clave está en validar toda la idea del emprendedor con gente fuera de su ámbito o como dice Steve Blank: “get out of the building”, para entender realmente qué aceptación tiene. En el taller de LSM que dura casi 3 días, se destinan 3 instancias a salir del edificio a ver la respuesta del público justamente.

¿Qué dificultades particulares tienen que afrontar los emprendedores de Uruguay?

Hoy, por suerte, es muy diferente a como era hace 10 o 5 años. Hace una década, recuerdo que mis jefes, Pablo Salomón, hoy presidente de la Cámara Uruguaya de Técnologías de la Información (CUTI), y Andrés Szafrán, director de la empresa más grande de venta de entradas para eventos (UTS), siempre me comentaban que si la empresa estuviese en EE.UU. sería todo más fácil. Había clientes que querían reunirse contigo al otro día de forma presencial y eso obviamente es imposible.

Hace 5 años, comenzaron a gestarse las empresas uruguayas que hoy tienen mucho éxito en Sillicon Valley y en el mundo de las apps móviles. Esos pioneros comenzaron a gestar relaciones con inversores ángeles y fondos de inversión para sus proyectos que son los frutos que aprovechan las nuevas startups uruguayas de hoy en día. Basta con ponerse en contacto con estas personas que hicieron el camino en EE.UU o en Startup Chile como para obtener el apoyo y guía inicial. Más aún, esos pioneros uruguayos son los que hoy en día crean fondos ángeles en sociedad con contactos norteamericanos para poder financiar nuevas empresas. Es un ciclo virtuoso que está dando muchos frutos. Es difícil, pero es mucho, mucho más fácil que en mis inicios, poder arrancar con una empresa y lograr reconocimiento en el mundo. 

¿Cómo valora la apuesta por la innovación en el país?

Por suerte, instituciones gubernamentales del Uruguay, así como de varios países de la región, están apoyando a los emprendedores. Esté claro que el apoyo que pueda dar Uruguay va a ser, monetariamente hablando, muy inferior a países poderosos económicamente como Chile, pero el tema es apoyar. Con el apoyo local se te abren las puertas del resto de América, y con el apoyo del resto de América se te abren las puertas del apoyo del mundo. Todo este apoyo, sumado a la apuesta de colocar fibra óptica de alta velocidad de conexión en cada hogar y el programa de “un laptop por niño”, están posicionando al país en un muy buen lugar de cara al futuro.

Facebook  Twitter  MySpace  LinkedIn  Meneame  del.icio.us  Google Bookmarks  RSS  Digg  email


Comentar

CAPTCHA Image Reload Image
    

(*) Campos obligatorios

  



Ariel Erlijman, organizador de Lean Startup Machine en Montevideo

© Novus Innovación Digital, S.L.
Innovaspain.com -@innovaspain- es el portal líder dedicado a la innovación española... [+]