INNOVACIÓN AL DÍA

Las ventajas de incorporar la I+D para aumentar la productividad de una empresa

VIERNES, 23 DE FEBRERO DE 2018  
Las ventajas de incorporar la I+D para aumentar la productividad de una empresa
16-MAYO-2014
0
 COMENTARIOS  
  

De acuerdo con un estudio publicado en el libro “La empresa española ante la crisis del modelo productivo”, se ha podido comprobar que las empresas españolas distribuyen sus gastos en I+D básicamente a través de la realización interna de la misma y, en menor medida, mediante la compra de I+D externa y la compra de maquinaria, equipos de hardware y software avanzado.

La realización interna de la I+D ha ido ganando peso entre 2002 y 2011, pasando del 34,8% al 47,4%. El tamaño de la empresa marca alguna diferencia, puesto que las de menor tamaño han realizado una mayor proporción de sus actividades de I+D internamente a costa de la compra externa de la misma.

Para estimar el impacto de las distintas estrategias sobre la productividad los investigadores del estudio han concluído que los indices de productividad son mayores en las empresas que realizan actividades de I +D en relación con las que no las realizan. También se observa que las empresas que emprenden ese tipo de actividades son, según el estudio, las de mayor tamaño.

Por otro lado, la compra de tecnología es una de las alternativas presentadas en el estudio para la implementación de actividades de I+D que se muestran con mayor capacidad para mejorar los indices de productividad de una empresa.

Según los autores, este hecho se debe a que la compra de tecnología está sometida a menor incertidumbre sobre sus resultados y sobre el beneficio de su incorporación al proceso productivo, en comparación con la realización I +D interna y externa.

De acuerdo con las estimaciones mostradas en el estudio, las empresas que compran tecnología son entre un 8,1% y un 9,8% más productivas que las que no, dependiendo de si son pequeñas o grandes. De esta forma, la contratación de I+D externa es la que menores rendimientos genera.

A partir de un panel realizado a 2.688 empresas manufactureras los investigadores han confirmado que el 66,4% de las empresas no presenta ningún tipo de innovación, el 8,6% sólo innova en los productos, el 15,1% en procesos y el 10% en ambos.

Lo cierto es que la falta de competencia resta a la innovación. Un entorno altamente competitivo puede favorecer la innovación al poder utilizarla las empresas para reducir dicha competencia. Asimismo, un exceso de poder de mercado puede ser perjudicial para la actividad innovadora, pues la existencia de rentas extraordinarias hace innecesario innovar para sostener la rentabilidad al estar garantizada la viabilidad de la empresa en el mercado.

Para finalizar, los creadores del estudio han afirmado que independientemente de qué estrategia sigan las empresas para el desarrollo de la I+D, las que realizan estas actividades son superiores que las que no la realizan. Por lo tanto, hacer I+D está asociado con una mayor productividad, independientemente de cómo se haga.

 
Facebook  Twitter  MySpace  LinkedIn  Meneame  del.icio.us  Google Bookmarks  RSS  Digg  email
© Novus Innovación Digital, S.L.
Innovaspain.com -@innovaspain- es el portal líder dedicado a la innovación española... [+]