EN EL PUNTO DE MIRA

GMV: una empresa que no tiene nada que envidiar a las alemanas

VIERNES, 21 DE SEPTIEMBRE DE 2018  
GMV: una empresa que no tiene nada que envidiar a las alemanas
13-JUNIO-2014
0
 COMENTARIOS  
  
Redacción
@innovaspain

Acostumbrados a que sean siempre las misma caras  y las misma empresas las que aparezcan en los foros y tribunas que tanto proliferan en España o en las páginas salmón, sorprendía que el embajador de Alemania en España,  Reinhard Silberberg, presentara en  Nueva Economía Foro  a  Mónica Martínez Walter, Presidenta de GMV, empresa de la que se sabe más bien poco, por lo que muchos suponían que debía tener origen alemán. Así que no vino mal que el diplomático enfatizara que los españoles tienen que estar “orgullosos” de que una empresa nacional haya alcanzado “tanta importancia” a nivel internacional. Por lo tanto, “nada que envidiar a Alemania”.

Eso lo dejó claro Silberberg cuando puso de relieve que en España había muchas “empresas ocultas” que han conseguido hacerse un hueco a nivel internacional y posicionarse con éxito en estos mercados, “al igual que las empresas alemanas”. Se refería a GMV, grupo empresarial tecnológico español de capital privado con sede en Tres Cantos (Madrid) , fundado en 1984  que factura 110 millones de euros -65% de procedencia Internacional-  con más de 1.100 empleados de los que el 80% son ingenieros y científicos y que se dedica a sectores tan diversos como el aeronáutico, la defensa, el espacio, la sanidad, la seguridad, las tecnologías de la Información,  las telecomunicaciones, el transporte o las fianzas. Poco o nada relacionado con el ladrillo.  

Nada fácil que una empresa española dedicada a la alta tecnología ocupe una “posición puntera” a escala internacional en ámbitos de control de satélites, simulación o navegación por satélite.

La presidenta, hija del fundador, el catedrático de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Aeronáuticos, Juan José Martínez García, se descolgó con una intervención poco usual por estas latitudes durante la cual consideró “crucial” potenciar la ventaja tecnológica y mantener y fomentar el talento con profesionales “altamente cualificados y motivados”, recordando que la motivación principal de los investigadores no es el resultado económico, sino que hay que dejarles investigar en función de lo que despierte su “curiosidad” y ser valorados por su conocimiento. Todo eso dicho por la presidenta de una compañía cuya estrategia de crecimiento se basa en la innovación continua, dedicando un 10% de su facturación a I+D, tiene mérito y credibilidad.

En 30 años de vida, GMV ha pasado de ser una pequeña compañía de ingeniería con tres personas en plantilla que trabajaba casi exclusivamente en el sector aeroespacial, a convertirse en un grupo multinacional presente en Europa, EE.UU y Asia, que opera en distintos sectores de alta tecnología, y que cuenta con una amplia cartera internacional de clientes en los cinco continentes.

Desde que en el año 2001 Mónica Martínez Walter -Doctora en Ciencias Físicas, e investigadora de química atmosférica-  asumiera la presidencia del grupo empresarial GMV, éste ha triplicado su tamaño y emprendido una importante expansión internacional.

Hoy, sus actividades abarcan todo el ciclo de vida del sistema, desde servicios de consultoría e ingeniería, hasta el desarrollo de software y hardware, la integración de sistemas llave en mano y el soporte a las operaciones. El grupo es el primer proveedor independiente del mundo de Sistemas de Control en Tierra para operadores de satélites comerciales de telecomunicaciones, una de las empresas clave en el desarrollo de programa europeo de navegación por satélite Galileo, así como el primer proveedor nacional de sistemas telemáticos para el transporte público.

 
Facebook  Twitter  MySpace  LinkedIn  Meneame  del.icio.us  Google Bookmarks  RSS  Digg  email
© Novus Innovación Digital, S.L.
Innovaspain.com -@innovaspain- es el portal líder dedicado a la innovación española... [+]