EN EL PUNTO DE MIRA

La CNMC toma partido en torno a los generadores de contenidos

MIÉRCOLES, 19 DE SEPTIEMBRE DE 2018  
La CNMC toma partido en torno a los generadores de contenidos
23-JUNIO-2014
0
 COMENTARIOS  
  
Redacción
@innovaspain

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), presidida por Marín Quemada ha decidido entrar en la pelea y hacerlo contra la vicepresidenta del gobierno, Sáenz de Santamaría y los editores de diarios españoles, cuestionando la necesidad de que los agregadores de noticias tengan que pagar una "compensación equitativa" a los editores de publicaciones periódicas o sitios web de información generadores de contenidos, al entender que no se produce competencia entre ellas.
La CNMC decidía así meterse en uno de los asuntos más controvertidos de los últimos años y que se había colado a última hora y de rondón en la modificación  del Proyecto de Ley de Propiedad Intelectual (LPI), por entender que la imposición de la tasa crearía "una barrera al acceso para otras empresas que quieren entrar en el mercado de la agregación de contenidos" por lo que terminaba recomendando su eliminación o, al menos, reducir su impacto. La consecuencia final: contentar a una mayoría y enfurecer a unos pocos.

Los analistas consideran que los intercambios no autorizados de material protegido por derechos de autor han sido tradicionalmente el quebradero de cabeza de prácticamente todas las reformas de la LPI desde que Internet se popularizó. Con esta reforma, se pretende reforzar la lucha contra los intermediarios, no sólo contra los servicios que alojan los contenidos sino, especialmente, contra los sitios web de enlaces a descargas.

La toma de postura de la CNMC no ha gustado en el sector de medios ya que, en buena medida, ignora la profunda crisis económica que atraviesan los medios de comunicación como consecuencia, entre otros motivos, de prácticas utilizadas en el mercado que les hace mucho daño y que pone en valor la frase del fallecido presidente de Apple, Steve Jobs: “¿Por qué enrolarse en la marina si puedes ser un pirata?”.

Desde el lado de los que se sienten afectados por el indiscriminado uso que se hace de sus contenidos  se  recuerda posiciones muy claras de Marín Quemada cuando hace escasas semanas decía en un foro público y en relación a la disposición incluida en la Ley de Propiedad Intelectual que permite a los agregadores utilizar fragmentos no significativos de periódicos siempre que, a cambio, satisfagan la correspondiente compensación equitativa que "las cosas hay que pagarlas" y que hay que "asumir que la información no es gratis".  El presidente de la CNMC dejaba clara su postura al respecto:"No son gratis los periódicos, no son gratis los mensajes, ni son gratis las llamadas, porque si asumimos que todo es gratis lo pagamos en otro sitio que no sabemos qué es y esto es muy confuso a nivel de competencia y para la regulación sectorial (…) las cosas valen lo que se pagan por ellas y es el mercado el que lo fija. Y si no se produce esto, es muy difícil regular sectorialmente y difícil regular en competencia".

La toma de posicionamiento de la CNMC se adopta en un momento en que el sector de medios está atravesando por situaciones extraordinariamente difíciles y en donde se está debatiendo en profundidad la necesidad de que los diarios digitales cobren por acceder a ellos, algo especialmente difícil  y complejo si no se regula previamente el mundo de internet en este aspecto concreto. Los editores consideran que esa revolución que la prensa requiere no es posible llevarla a cabo si  medios de comunicación 'online' y periódicos no pueden cobrar a agregadores de contenidos, como Google News y otros  por el uso de sus informaciones.

La CNMC es el organismo independiente regulador de los mercados que tiene como objetivo garantizar y promover una competencia efectiva y en este marco, son muchos los observadores que prevén futuros conflictos entre este organismo y el gobierno, ya que  la agrupación de reguladores que es la CNMC le da al organismo de Marín Quemada un considerable poder en la medida en que, entre otras virtudes, solo está bajo el control del Parlamento, garantiza la seguridad jurídica para los inversores, puede promover reformas estructurales para ganar competitividad o tiene una estructura que impide la captura por parte de las grandes empresas incumbentes, lo que en suma le puede venir muy bien a la siempre mangoneada economía española.

Para dar cumplimiento a todos esos objetivos, solo se necesita básicamente una cosa. Que el presidente se crea el papel que el destino le ha reservado.

 
Facebook  Twitter  MySpace  LinkedIn  Meneame  del.icio.us  Google Bookmarks  RSS  Digg  email
© Novus Innovación Digital, S.L.
Innovaspain.com -@innovaspain- es el portal líder dedicado a la innovación española... [+]