INNOVACIÓN AL DÍA

Angénieux, la lente que conquistó la Luna

MIÉRCOLES, 19 DE SEPTIEMBRE DE 2018  
Angénieux, la lente que conquistó la Luna
18-JULIO-2014
0
 COMENTARIOS  
  
Sandra Benito
@innovaspain

La nave Apolo XI hizo historia con su llegada a la Luna el 20 de julio de 1969. Un hito que pudieron ver en directo desde sus casas más de 600 millones de personas por televisión. Todo gracias a Pierre Angénieux, el hombre detrás de aquella innovadora lente de cámara que portaba el comandante Neil Amstrong al dar el primer paso en la superficie lunar.

Ahora se acaba de cumplir el 45º aniversario del alunizaje que cambió la historia de la humanidad, un excelente momento para recordar a una de las empresas innovadoras más representativas que participaron de aquel hito.

Se trata de la compañía  “Angénieux”, filial del grupo Thales, y encargada del desarrollo de un objetivo de aumento especial: pequeño, ligero, fácil de usar y compatible con la cámara Westinghouse que se envió en la nave Apolo XI y que posteriormente alunizaría al sur del Mar de la Tranquilidad junto a Armstrong y Aldrin Jr.

Esta lente estaba equipada con un sensor de 25 mm. Angénieux modificó la parte posterior del objetivo y lo adaptó a las condiciones especiales previstas durante la misión. Esto incluía un innovador proceso mecánico de lubricación, pues la normal se evaporaría y cubriría el objetivo con una fina capa de material atomizado. Además fue necesario desarrollar un nuevo método para el tratamiento de las superficies ópticas que también protegiera el equipo de la radiación solar.

La Misión

La tripulación del Apolo XI estaba compuesta por el comandante de la misión Neil A. Armstrong, Edwin E. Aldrin Jr., piloto del módulo lunar, apodado Buzz; y Michael Collins piloto del módulo de mando. Seis horas y media después del alunizaje, los astronautas Armstrong y Aldrin estaban ya preparados para salir.

El primero en hacerlo fue el comandante Armstrong, quien además fue el encargado de activar la cámara de televisión que retransmitiría las imágenes a todo el planeta. Al bajar comenzó a describir a Houston lo que veía, fue entonces cuando soltó la famosa frase: "Un pequeño paso para un hombre, un gran salto para la Humanidad". Todo el planeta fue testigo del éxito de la carrera espacial estadounidense gracias a  la señal retransmitida desde las instalaciones del Observatorio Parkes en Australia.  

España también aporto su granito de arena en este momento único. Las instalaciones de la “Red del Espacio Profundo” en la madrileña localidad de  Robledo de Chavela sirvieron de apoyo durante todo el viaje de ida y vuelta.

El 24 de julio los tres astronautas del Apolo XI  lograron efectuar el amerizaje en las aguas del Océano Pacífico, poniendo fin a la misión más importante conocida hasta la fecha. Uno de los momentos con mayor impacto político, mediático y social de la historia humana, y de los más significativos en el desarrollo de la tecnología.

 
Facebook  Twitter  MySpace  LinkedIn  Meneame  del.icio.us  Google Bookmarks  RSS  Digg  email
© Novus Innovación Digital, S.L.
Innovaspain.com -@innovaspain- es el portal líder dedicado a la innovación española... [+]