INNOVACIÓN AL DÍA

España entra de lleno en la exploración del Planeta Rojo

VIERNES, 21 DE SEPTIEMBRE DE 2018  
España entra de lleno en la exploración del Planeta Rojo
06-AGOSTO-2014
0
 COMENTARIOS  
  

La estación ambiental “Mars Environmental Dynamics Analyzer (MEDA)”, del Centro español de Astrobiología (CAB), ha sido elegido por la NASA para formar parte de la futura misión "Mars 2020" que la agencia estadounidense enviará al planeta rojo la próxima década; superando a las otras 57 propuestas presentadas.

La agencia espacial norteamericana ha valorado la excelencia de la estación medioambiental MEDA para el desarrollo del proyecto. Su funcionamiento se basará en un conjunto de sensores que medirán datos como los ciclos diurnos y estacionales de las propiedades del polvo ambiental, la respuesta temporal a los cambios y fenómenos meteorológicos y  la radiación ultravioleta, visible e infrarroja, en el planeta rojo.

También  recogerá muestras para traerlas de regreso a la Tierra en proyectos posteriores, y se probarán tecnologías novedosas para ser empleadas en futuras misiones tripuladas de exploración a Marte. Sus funciones serán similares a las que actualmente desempeña su predecesor, el instrumento REMS también liderado por el CAB en el "rover Curiosity".

Aunque el Centro de Astrobiología coordina la construcción de este proyecto, en su desarrollo participan el Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial, la Universidad del País Vasco, la Universidad de Alcalá y el Instituto de Química Física Rocasolano. Por lo que la industria española jugará un papel decisivo en la estación.

El rover Mars 2020, que se lanzará dentro de seis años, continuará con el objetivo del Curiosity, explorando el entorno del planeta rojo como posible hábitat para la vida y buscando explícitamente rastros y signos de vida marciana en el pasado. El presupuesto estimado para el desarrollo del proyecto ascenderá hasta los 100 millones de euros, aproximadamente.

Así las cosas, los diseñadores de las futuras expediciones humanas pueden utilizar esta misión para entender los peligros planteados por el polvo marciano y demostrar la tecnología para procesar el dióxido de carbono de la atmósfera para producir oxígeno, entre otras cosas.

El origen del CAB se remonta a la propuesta presentada a la NASA por un grupo de científicos españoles y norteamericanos liderados por Juan Pérez-Mercader para unirse al  Astrobiology Institute de la agencia espacial, convirtiéndose de esta manera en el primer miembro asociado fuera de Estados Unidos.

 
Facebook  Twitter  MySpace  LinkedIn  Meneame  del.icio.us  Google Bookmarks  RSS  Digg  email
© Novus Innovación Digital, S.L.
Innovaspain.com -@innovaspain- es el portal líder dedicado a la innovación española... [+]