QUI冇 ES QUI冇

Miguel 聲gel Luque, director General IAT

VIERNES, 23 DE FEBRERO DE 2018  
Miguel 聲gel Luque, director General IAT
03-SEPTIEMBRE-2014
0
 COMENTARIOS  
  
Redacci鏮 Innovaspain
@Innovaspain

Ingeniero Industrial y diplomado en Alta Dirección, Miguel Ángel Luque Olmedo ha estado vinculado, durante sus 29 años de trayectoria profesional, a la investigación y a la aplicación empresarial de modelos, técnicas y herramientas de gestión de la calidad y la innovación, con especial relevancia de la gestión del valor y la creatividad.

Actualmente es director general del Instituto Andaluz de Tecnología (IAT), tras encabezar varios departamentos y áreas de este centro. Además, es consejero delegado de Citagro y de “Flying Together”, y miembro del consejo de dirección en varios organismos tecnológicos andaluces. También publica artículos en diversas revistas técnicas y científicas.

1. A lo largo de su trayectoria profesional, ¿qué decisión ha tomado que haya tenido como consecuencia un mayor grado de innovación?

Teniendo en cuenta que la innovación es un proceso continuo, todos los días se toman decisiones que significan cambios más o menos profundos en las organizaciones. Seguramente, cuando se diseña un nuevo modelo organizativo, como se produjo en IAT entre 2008 y 2009, es cuando más señales externas se dan de los procesos innovadores. Este cambio supuso un nuevo enfoque de la organización y un verdadero ejemplo de innovación en la gestión. Hay que tener en cuenta que, de las distintas formas de innovar, la innovación en la gestión sea la que más repercusión tenga en las organizaciones a lo largo de su historia.

2. ¿Cuáles son las claves para culminar con éxito un proceso innovador?

Más por la experiencia que por la teoría, se puede decir que hay condiciones necesarias, aquellas relacionadas con el estilo de gestión de la organización: propensión al riesgo controlado, visión estratégica y organización abierta, y después condiciones suficientes: trabajo en equipo, herramientas adecuadas, clima laboral y libertad para que la creatividad aflore en la organización. Para que puedan producirse nuevos o mejorados productos, procesos o servicios, es necesario que se den ambas circunstancias. La innovación debe ser proactiva (adelantándose al mercado y la competencia), en equipo (grupos multidisciplinares que utilizan herramientas de creatividad) y continua (hay dos momentos para innovar: cuando las cosas van mal y cuando las cosas van bien, es decir, siempre). No puede planearse de manera reactiva (reaccionando a las innovaciones de los demás), individual (el equipo es la unidad básica innovadora), ni puntual. Para innovar, debe estar involucrada toda la organización, no se puede plantear como un “departamento”.

3. Tres consejos para quienes estén dispuestos a abordar cambios, acciones o procesos innovadores en su empresa o entorno.

No me gusta dar consejos, ni recetas, pero si hay algunas consideraciones que pueden servir para reflexionar antes de involucrarse definitivamente en un proceso innovador:

1. A casi nadie le gustan los cambios. Todos vivimos cómodamente instalados en las rutinas y, por lo tanto, la primera reacción a un posible cambio es oponerse. Hay que estar preparado para ello. Se deben poner alicientes (no dinerarios, o al menos no excesivamente significativos) que permitan un cambio de actitud más suave.

2. Hay que tener informada a la organización sobre los avances de los grupos de trabajo y que estos, una vez finalizado el proceso, expliquen las conclusiones y beneficios al resto de la organización.

3. Paciencia, mucha paciencia. Transmitir ilusión y gusto por el cambio (principal tarea del líder) es un proceso lento, pero de lo más gratificante. Sin innovación no hay futuro.

4. ¿Cuál es, a su juicio, la mayor innovación que he tenido lugar en los últimos 50 años en todos los ámbitos?

Esto sí que es ponerme en un aprieto. Hay que pensar que los avances producidos en la segunda mitad del siglo XX y en lo que llevamos de este, son casi el 95% de todo lo acontecido en la historia del mundo. Las telecomunicaciones, nuevos materiales, desarrollos aeroespaciales, ingeniería de todo tipo, modelos constructivos, biotecnología y sus derivados, energía y un sinfín de materias han tenido un desarrollo espectacular en los últimos 50 años. No podría quedarme solo con uno. Quizás por su repercusión en la vida diaria, diría que todos los avances en medicina que nos han permitido una vida más larga y de mayor calidad.

 
Facebook  Twitter  MySpace  LinkedIn  Meneame  del.icio.us  Google Bookmarks  RSS  Digg  email
Novus Innovaci鏮 Digital, S.L.
Innovaspain.com -@innovaspain- es el portal líder dedicado a la innovación española... [+]