INNOVACIÓN AL DÍA

Recuperar la agricultura urbana para el ocio y la educación

SABADO, 22 DE SEPTIEMBRE DE 2018  
Recuperar la agricultura urbana para el ocio y la educación
06-MARZO-2012
0
 COMENTARIOS  
  

 

Biortu nació como una comunidad online para compartir conocimientos sobre horticultura, a partir de una empresa que realiza cubiertas vegetales en azoteas. Pero la iniciativa se ha ido extendiendo con la colaboración del Centro de Innovación Social Eutokia y la Fundación Peñascal, y se ha convertido en un proyecto de educación en agricultura urbana. Ahora están trabajando con centros educativos para utilizar la huerta como herramienta de aprendizaje.

 

Regalado y M. Otaola, responsables de la empresa Tejados y Fachadas Singulares, explican que el proyecto surgió un poco por casualidad, con la intención de responder a unas necesidades que les planteaban sus clientes. Desde su empresa ofrecen la posibilidad de convertir azoteas en espacios vegetales, aprovechando las ventajas de impermeabilización de las cubiertas naturales para sumar un valor añadido, en forma de huertas que pueden utilizar las comunidades de vecinos. La idea gustó, pero muchos clientes se veían incapaces de mantener un huerto, así que decidieron crear una comunidad en Internet, a través de Facebook, para intercambiar conocimientos y trucos en horticultura.

 

A partir de ahí, la iniciativa ha ido creciendo y se ha convertido en un proyecto independiente. En la azotea de Eutokia, en Bolueta, se ha construido un huerto-escuela, donde periódicamente se realizan talleres abiertos al público para aprender a plantar y mantener un pequeño huerto urbano, con la colaboración del experto en agricultura urbana Diego Rey. Junto con Zurtek, una empresa de inserción del Grupo Peñascal dedicada a la construcción, han diseñado estructuras de madera verticales que permiten crear pequeñas huertas en balcones, un producto dirigido a personas interesadas en horticultura que no cuentan con demasiado espacio en casa.

 

Más allá de ofrecer la agricultura urbana como elemento de ocio, Biortu plantea la posibilidad de aprovechar espacios sin uso para actividades comunitarias, permitiendo, por ejemplo, que las personas mayores de una comunidad de vecinos puedan cuidar sus propios huertos en las terrazas, recuperando así conocimientos olvidados, o que los niños y niñas aprendan de dónde vienen los alimentos.

 

Tras el interés que han suscitado los talleres, desde Biortu se están planteando ahora trasladar la idea de los huertos al entorno de las escuelas. "Hemos hablado con algunos educadores y coinciden con nosotros en que el huerto puede ser una herramienta educativa que se puede incorporar en distintas disciplinas", explica Roberto. Ya han contactado con varios centros escolares para ver cómo se puede utilizar el huerto dentro de las actividades curriculares, como espacio para aprender matemáticas, historia o ciencias naturales, y la intención es empezar a implementarlo en el próximo curso escolar.

 
Facebook  Twitter  MySpace  LinkedIn  Meneame  del.icio.us  Google Bookmarks  RSS  Digg  email
© Novus Innovación Digital, S.L.
Innovaspain.com -@innovaspain- es el portal líder dedicado a la innovación española... [+]