INNOVACIÓN AL DÍA

Nuevo sistema evita las pérdidas de señal en las televisiones actuales

VIERNES, 23 DE FEBRERO DE 2018  
Nuevo sistema evita las pérdidas de señal en las televisiones actuales
16-SEPTIEMBRE-2014
0
 COMENTARIOS  
  

Un grupo de investigadores de la Universidad de Sevilla (US) ha patentado una nueva fórmula para evitar la pérdida de señal derivada de las actuales televisiones digitales. Se trata de un método que reduce hasta en un 78% la complejidad de la fabricación del hardware de los decodificadores televisivos.

Esto significa que, gracias al nuevo sistema, publicado recientemente en la revista “Transactions on Broadcasting”, se podrá aumentar considerablemente la robustez de la señal de televisión, consiguiendo mejorar su calidad incluso en condiciones muy adversas.

La fabricación de los componentes televisivos se rige por unos estándares aprobados internacionalmente que se encuentran recogidos en la norma DVB-T2, aprobada en 2009. Esta estandarización, que aporta nuevas ventajas y servicios a los usuarios, como por ejemplo una mayor capacidad de transmisión de la señal de TV, supone sin embargo un problema para los fabricantes debido al elevado coste de las nuevas tecnologías descritas.

“El coste de creación de los circuitos integrados necesarios para fabricar los nuevos decodificadores es muy elevado”, ha asegurado Vicente Baena, investigador de la US y responsable de la patente. “Este coste depende directamente del área de silicio que se utilice para fabricarlo, por lo que es sumamente importante delimitar bien su tamaño, ya que de éste dependerá el precio final del producto”, ha añadido.

Así las cosas, los investigadores han conseguido reducir los costes de fabricación del hardware de los circuitos integrados en los receptores de televisión adaptados a la nueva norma, reduciendo en un 78% la complejidad del decodificador.

Nuestra tecnología se basa en una aproximación matemática. En el sistema original hay que calcular una serie de distancias entre puntos en un plano, lo que implica un número elevado de multiplicaciones. Cuantas menos multiplicaciones haya que realizar, menor será la complejidad del sistema”, ha explicado Baena.

El investigador también ha indicado que en los sistemas de electrónica digital es conveniente evitar la operación de multiplicación. “En este caso unas 1024 multiplicaciones han sido reducidas a 224 operaciones simples como sumas y valores absolutos, consiguiendo reducir la complejidad del sistema y, por lo tanto, su coste de fabricación”, ha concluído.

 
Facebook  Twitter  MySpace  LinkedIn  Meneame  del.icio.us  Google Bookmarks  RSS  Digg  email
© Novus Innovación Digital, S.L.
Innovaspain.com -@innovaspain- es el portal líder dedicado a la innovación española... [+]