EN EL PUNTO DE MIRA

Ana Botín: “España cuenta con los recursos y el capital humano necesarios para montarse en la ola de la tecnología punta.”

JUEVES, 22 DE FEBRERO DE 2018  
Ana Botín: “España cuenta con los recursos y el capital humano necesarios para montarse en la ola de la tecnología punta.”
29-SEPTIEMBRE-2014
0
 COMENTARIOS  
  
Redacción
@innovaspain

Aunque la nueva presidenta del Banco Santander, Ana Botín, nunca ha concedido una entrevista de carácter profesional y sus intervenciones públicas han sido más bien escasas, sí es posible bucear en el pensamiento profesional de quien va a regir los destinos del mayor imperio financiero de España, de donde se desprende algo que aprendió de su padre: siempre hay que estar a bien con el gobierno. Emilio Botín llegó a convertirse en un consumado experto de esta práctica que tiene un origen especialmente sólido.

Cuentan las crónicas que en plena transición el viejo Botín, segundo presidente ordinario del Banco Santander, fue recibido por el presidente Adolfo Suarez. Alegando su gota, intentó posar su pierna en la mesa del presidente, lo que le fue impedido de forma brusca por éste: “ningún banquero pone los pies encima de la mesa del presidente del gobierno”.

De esa historia, la familia Botín sacó una muy valiosa enseñanza que la ha convertido en eje de su actividad pública, llevándola Emilio Botín a extremos que algunos han calificado de chuscos como cuando, en una recepción pública, le espetaba al entonces rey Juan Carlos: “No sabemos la suerte que hemos tenido con este hombre [Zapatero] en la presidencia, Señor, es un hombre providencial para todos….”.

Bajo estas premisas, Innovaspain ha logrado recopilar un determinado número de ideas y reflexiones publicas de la que se ha convertido en la primera presidenta de uno de los grandes banco europeos y darle forma de entrevista periodística, lo que sin duda aumenta el atractivo del ideario de Ana Patricia Botín-Sanz de Sautuola O’Shea.

P.-¿Tiene España futuro?
R.- “Yo confío mucho en España y creo que saldrá reforzada de la crisis”. “España tiene los ingredientes necesarios para crecer mejor.”

P.- ¿Ya, pero como se sale de una crisis como la que ha impactado con tanta virulencia sobre la economía española?
R.- “Tenemos que hacer un ajuste a la alemana, es decir, ganar productividad a las bravas, que es producir más con el mismo coste o producir lo mismo a menor coste”.

P.- Y eso, ¿cómo se consigue?
R.- “España cuenta con los recursos y el capital humano necesarios para montarse en la ola de la tecnología punta. Siempre he creído que la tecnología no es prerrogativa de las compañías grandes ni de las compañías nuevas. Es indispensable para las empresas de todos los tamaños y de todos los tipos. La tecnología ya no es sólo una ventaja adicional u optativa para las PYMES, es un requisito indispensable para el éxito”.

P.- ¿Tiene alguna receta para salir de la crisis?
R.- “Para crecer en calidad más que en cantidad, que es como se ha venido haciendo hasta ahora, hay que conseguir el desapalancamiento de las familias y las empresas; mejorar la productividad y la competitividad, en muchos casos a través de la tecnología -tenemos que producir más con menos costes- reducir el déficit y “reinventar” el modelo inmobiliario”.

P.- ¿Qué conclusiones podemos sacar de la crisis?
R.- “En la crisis actual nos hemos dado cuenta de que todos dependemos de todos, es decir, estamos en un mundo global y lo que realmente tenemos que conseguir entre todos los países es dar una respuesta global”. “Por eso es muy importante aprender de lo que está pasando en otros sitios” porque “para salir de la crisis, hay que dar respuestas que, por un lado tengan en cuenta la estructura económica y el tejido social de cada sitio concreto, y por otro, lo que está pasando en el resto del mundo”.

P.- ¿Es usted especialmente sensible al mundo de las nuevas tecnologías…?
R.- “La innovación, la inversión en las nuevas tecnologías y salir al exterior son las mejores fórmulas para conseguir una economía más competitiva y más productiva”. “Algunos sectores han reducido sus costes de proceso hasta en un 20% simplemente por usar la Red. Nuestro objetivo es propiciar que estas potencialidades que domenta la tecnología se materialicen y contribuir a la excelencia comercial de las Pymes”.

P.- Pero eso requiere formación, asesoramiento…
R.- “Algo igual o más importante que la pura financiación es el apoyo y la asesoría que, desde nuestras sucursales y con nuestros equipos, podamos ofrecer, sobre todo a la pequeña empresa”. “En Banesto pusimos en marcha el programa ‘Open days’ para asesorar de forma gratuita a la pequeña empresa sobre asuntos como “cómo pasar esta crisis” o “cómo adaptarse a un entorno nuevo al que pocos o quizás ninguno nos hemos enfrentado en nuestra vida profesional”. Ese apoyo o asesoría se dirigió también a cómo reorientar el negocio o hasta algo tan sencillo como la forma de presentar la documentación a los bancos, algo que suena fácil pero que muchas veces el pequeño empresario se encuentra con una respuesta quizás no muy positiva porque no se presentan bien o no se explican bien”.

P.- En algún momento ha sostenido que la financiación sigue siendo un “factor crítico” para el desarrollo de cualquier empresa y de cualquier país, para lo que ofreció, siendo presidenta de Banesto, el nuevo “crédito tecnológico” al cero por ciento para las pymes dirigido a inversiones en tecnologías de la información. ¿Es esa una vía a seguir?
R.- “Para ser competitivos debemos esforzarnos en darle a la tecnología un uso creativo e introducirla en todos aquellos ámbitos de la empresa en los que pueda aportar valor”. “Mientras una de las fortalezas en España es la mano de obra, la tecnología se convierte en factor clave para las pymes a la hora de conseguir tamaño”.

P.- En ocasiones ha invitado a todos a poner propuestas sobre la mesa para “entre todos” salir de la crisis económica. No sé si es una buena receta en el actual estado de las autonomías.
R.- “Estoy convencida de que todo el sector empresarial tiene mucho que aportar para salir de la actual situación de crisis. Abogo también por intercambiar propuestas y opiniones con cada región y con cada provincia española porque no todos somos iguales y yo creo que hay mucho que entre todos podemos hacer”.

P.-¿Qué opinión le merecen los ajustes que se han producido en España?
R.-“En España, tenemos que hacer ajustes a nivel micro, a nivel de las empresas”.

P.-Hablemos del negocio bancario
R.- “Al final, el negocio bancario no tiene muchos secretos. La cuestión es entender lo que quiere el cliente y dárselo con el mejor servicio posible. A veces, uno puede creer que le da un servicio buenísimo a una persona que no va a mover dinero, y eso es muy caro para el banco. Hay que ver lo que demanda cada uno de los clientes”.
“En Banesto aprendíamos diariamente de nuestros clientes, aprendíamos de nuestros competidores y lo que ofrecíamos a las PYMES era el beneficio de esa experiencia unida a nuestro liderazgo tecnológico”.

P.- Y qué papel juega el cliente en este negocio
R.- “Antes el rey era el que pedía un crédito, ahora el rey es el ahorrador”.

P.-Santander es el resultado de distintos procesos de fusiones y adquisiciones lideradas por su padre. ¿Qué posicionamientos mantiene ante este tipo de procedimientos?
R.- En mi etapa como presidenta de Banesto “nuestro objetivo no era ser los más grandes, aunque sí es verdad que en algún momento es importante el tamaño. En España, cuando se dio una ola de fusiones entre fines de los años ochenta y comienzos de los noventa, nosotros no participamos. Nos quedamos más pequeños que los demás, pero teníamos buena imagen y con una estrategia muy agresiva y nuevos productos, llevamos nuestra cuota de mercado del 4% al 6% o el 7% sin fusionarnos y sin comprar”.

P.- ¿Qué hacemos con ese gran problema que es el desempleo?
R.- “Por lo que respecta a la mano de obra española, existe la cualificada y competitiva y, la que no lo es, que suele ser la que más sufre el desempleo” a la que “hay que capacitarla para que trabaje en otros sectores”.

P.- La retribución de los banqueros es siempre un asunto, cuanto menos controvertido y que suele escandalizar a más de uno…
R.- “A mí me pagan un salario de mercado. Tienes que tratar de hacerlo lo mejor que puedas en el trabajo que elijas y luego son los accionistas quienes tienen que decidir cuál es la compensación adecuada”.
“Banco Santander no ha requerido ayuda de los contribuyentes durante la crisis y hemos seguido dando beneficios y hemos pagado dividendo a los accionistas cada año durante la crisis, así que al final es tarea de los accionistas decidir cómo se distribuyen la ganancias entre los gestores y ellos mismos.”

 
Facebook  Twitter  MySpace  LinkedIn  Meneame  del.icio.us  Google Bookmarks  RSS  Digg  email
© Novus Innovación Digital, S.L.
Innovaspain.com -@innovaspain- es el portal líder dedicado a la innovación española... [+]