INNOVACIÓN AL DÍA

Las 10 excusas para no innovar

MIÉRCOLES, 21 DE FEBRERO DE 2018  
Las 10 excusas para no innovar
07-MARZO-2012
0
 COMENTARIOS  
  

 

Los procesos de innovación y cambios constantes son una pieza clave y muchas veces menospreciada por los directivos interesados en mantener aquello que les ha dado éxitos y réditos durante mucho tiempo, no mirando el largo/mediano plazo, poniendo freno a la demanda exterior y dando pocas oportunidades para que la innovación surja dentro de la empresa.

Carlos Pignataro, analiza en PuroMarketing algunos de los errores más comunes en los que suelen caer los directivos en materia de innovación, lo cual es preocupante en momentos en que se producen cambios en los clientes y con unas circunstancias peligrosas ante los mercados altamente volátiles que sufrimos hoy día.

Quedarse atrapados en un paradigma

Esto ocurre cuando los equipos de trabajo están tan encerrados en las viejas ideas, actitudes y suposiciones que no se toman el tiempo para analizarlos ni actualizar su metodología de trabajo, pensamientos, funciones y objetivos a medio plazo.

 

Siempre lo hemos hecho de esa manera 

Cuando el enfoque de la organización se desplaza a la protección del status quo, la gente deja de buscar nuevos procesos o soluciones. Cuando surgen los problemas, se tiende por defecto a la solución que se ve más como lo que ha funcionado en el pasado en lugar de explorar nuevas ideas o formas diferentes de hacer las cosas.

Jugar a no perder

Esto es muy habitual en empresas con un marcado liderazgo en el mercado, la protección de los activos corrientes en lugar de definir y ejecutar la estrategia centrada en el futuro, los cambios de mentalidad de la organización de "jugar para ganar" a "no jugar a perder." Este sutil cambio de actitud tiene un profundo impacto en cómo se toman las decisiones y cómo se comportan las personas en todos los niveles de la organización.

Desconexión con los clientes

¿Tenemos tiempo para hablar con los clientes? Corremos sólo para apagar fuegos y sacar al mercado productos o servicios programados tan rápido como nos sea posible. Pero realmente, ¿hablamos con nuestros clientes? Si la empresa no está hablando con los clientes, significa que tampoco está escuchando. 

 

 El enfoque “crack de fútbol”

En muchas compañías, un equipo o departamento pequeño se encarga de la innovación. Eso es como pedirle a un único ingeniero de la NASA que nos lleve a Marte, o a un solo jugador de fútbol que nos haga campeón del mundo. La innovación requiere una combinación de habilidades y talentos de todas las áreas de la organización. No florecen en silos aislados o rincones de la organización.

El fracaso no es una opción

La mayoría de las organizaciones no toleran el fracaso. La innovación va en sentido inverso al fracaso y muchas veces es directamente proporcional. 

 

No seguir una mentalidad de líder

Con demasiada frecuencia, los intentos de innovar se producen como respuesta a una nueva entrada en el mercado o la innovación en un competidor existente. Cuando lo normal sería que una compañía innovadora y líder estuviera a la cabeza en vez de tratar de ponerse al día con su competencia.

 

Fichajes Pobres

Las empresas que buscan proteger su éxito, por lo general hacen cambios muy sutiles en su política de contratación. En vez de incorporar nuevas ideas y nueva energía, la gente es contratada por su capacidad para "entrar y comenzar a ejecutar." Lo cual es otra manera de decir que no se muera la gallina de oro.  Casi siempre, a medida que el nivel de talento en general comienza a disminuir, también lo hacen las nuevas ideas, y con ello la innovación y en consecuencia el éxito.

Falta de conocimientos técnicos

Los empleados necesitan disponer de las capacidades y habilidades para descubrir, evaluar y ejecutar las mejores ideas. Si no se invierte  tiempo y dinero en desarrollar esas habilidades constantemente, no se puede esperar un proceso de innovación continua. La clave está en la formación y adquisición de nuevas habilidades por parte de los empleados.

 

Las expectativas poco realistas

Cuando el éxito comienza a desaparecer, los directivos empiezan, a menudo, a buscar una nueva idea, producto o servicio que salvará a la empresa o, al menos, prolongará la vida de la gallina de los huevos de oro. Éste es otro de los grandes y frecuentes errores que conllevará a un fracaso estrepitoso. La innovación siempre debe ir enlazada directamente con la estrategia. 

 
Facebook  Twitter  MySpace  LinkedIn  Meneame  del.icio.us  Google Bookmarks  RSS  Digg  email
© Novus Innovación Digital, S.L.
Innovaspain.com -@innovaspain- es el portal líder dedicado a la innovación española... [+]