INNOVACIÓN AL DÍA

Investigadores crean un colchón inteligente para proteger la vida de los bebés

MARTES, 18 DE SEPTIEMBRE DE 2018  
Investigadores crean un colchón inteligente para proteger la vida de los bebés
29-OCTUBRE-2014
0
 COMENTARIOS  
  
Borja Ramos
@innovaspain

Un bebé pasa durmiendo alrededor de 9.800 horas durante sus dos primeros años, por lo que resulta de vital importancia cuidar al máximo la superficie sobre la que va a pasar ese tiempo, en este caso el colchón de la cuna. En este contexto, el Instituto Europeo de Calidad del Sueño (ESCI) ha desarrollado “BabyKeeper”, el primer colchón de cuna que reduce el riesgo de muerte súbita del lactante.

El síndrome de Muerte Súbita del Lactante (SMSL) es la causa más frecuente de mortalidad infantil en el primer año de vida de un niño, especialmente cuando se encuentran ante colchones blandos. No obstante, hay muy poca conciencia del peligro que supone poner al bebé sobre un colchón equivocado. Para esto ha sido diseñado "Babykeeper", para no forzar el sistema respiratorio y en ningún caso obturarlo.

Existen muchos problemas derivados de una superficie de descanso inadecuada y que son fácilmente evitables. Por ello, esta superficie ha sido especialmente diseñada para controlar los parámetros más influyentes en el bienestar de los más pequeños, como la temperatura, el entorno saludable, la reinhalación de CO2, la comodidad o la higiene.

Ha obtenido el respaldo de la comunidad médica, y ya ha sido probado con éxito durante varios meses en recién nacidos. Además de aportar bienestar al bebé, también lo protege reduciendo el riesgo de posibles accidentes. Por ello, BabyKeeper no es un colchón de cuna convencional, sino que está específicamente diseñado para ayudar a proteger la vida del bebé.

Con un diseño de membrana abierta para evitar la acumulación o la reinhalación de CO2 en la línea de respiración de los bebés, se ha conseguido reducir el riesgo de una posible muerte súbita hasta en un 72%.

Consejos

El fallecimiento súbito en el lactante es la causa mayoritaria de muerte sobrevenida en bebés de 0 a 2 años en Europa -2.400 al año-. Afecta más a los varones y el 85% de las muertes ocurren en los primeros 6 meses de vida. Recientes investigaciones demuestran, como clave para prevenirla, la importancia de la superficie donde duerme el bebé

Un recién nacido puede llegar a dormir 16 horas al día, pero uno de cada tres sufre algún trastorno en el sueño. De ahí la importancia de un buen descanso y de crear un ambiente seguro para dormir. El buen descanso es sinónimo de calidad de vida. De hecho, y para reducir el riesgo de fallecimiento por el SMSL, los pediatras aconsejan que el bebé duerma boca arriba, “sin ningún elemento alrededor, como pueden ser los peluches o los juguetes”.

 
Facebook  Twitter  MySpace  LinkedIn  Meneame  del.icio.us  Google Bookmarks  RSS  Digg  email
© Novus Innovación Digital, S.L.
Innovaspain.com -@innovaspain- es el portal líder dedicado a la innovación española... [+]