INNOVACIÓN AL DÍA

La casa del siglo XXI se construye en cinco días

MIÉRCOLES, 21 DE FEBRERO DE 2018  
La casa del siglo XXI se construye en cinco días
19-MARZO-2012
0
 COMENTARIOS  
  

 

La empresa Noem dedicada a construir casas basadas en un sistema constructivo modular con madera maciza, que permite fabricar eficientemente en taller, diseñarla con flexibilidad y un resultado de calidad para asegurar la eficiencia energética, ha recibido el permio al Espíritu Emprender Europeo del año 2012.

Su producto estrella la casa del siglo XXI. Ecológica, de diseño, autónoma, movible y se construye en cinco días sobre cualquier terreno. Una de 50 metros cuadrados cuesta 80.000 euros.

Las casas están diseñadas para consumir poca energía en su funcionamiento, están orientadas para aprovechar el sol y solo se alimentan de energía solar, los materiales son naturales y están seleccionados para que aíslen eficientemente la vivienda y evitar así puentes térmicos. Además, por su sistema constructivo, no tiene pérdidas de energía a través de juntas. En resumen, consume solo el 10% de lo que necesita una vivienda convencional. Además, utiliza wc seco e incluye un sistema de recuperación de aguas pluviales.

Una casa de 50 metros cuadrados cuesta alrededor de 80.000 euros y ampliarla a 100 metros cuadrados, 70.000 euros más.

El cliente de este tipo de ‘ecocasas’ es variado, porque NOEM es una construcción que sirve como vivienda habitual, segunda residencia o ampliación de la vivienda ya disponible, y no necesita base de hormigón para ser instalada en el terreno, al que se adapta. De hecho, al ser movibles, puedes cambiar el lugar de residencia sin cambiar de casa.

Rosa Vilarasau de NOEM, pone de relieve los clientes valoran la eficiencia energética y la rapidez y calidad del sistema. “Nos han llegado personas interesadas que lo que valoraban por encima de todo es no tener que ‘ocuparse’ de gestionar una obra, además de tener la certeza de que no encontrarían sorpresas de retrasos, incrementos injustificados de precios o malas calidades”.

Aunque son modulares y movibles, las casas no tienen nada que ver con las construcciones prefabricadas: “Prefabricación no es sinónimo de mala calidad ni de provisionalidad, sino de fabricado en taller. Esto conlleva un aumento del perfeccionamiento, de la seguridad y reduce drásticamente los residuos generados en la construcción”.

 
Facebook  Twitter  MySpace  LinkedIn  Meneame  del.icio.us  Google Bookmarks  RSS  Digg  email
© Novus Innovación Digital, S.L.
Innovaspain.com -@innovaspain- es el portal líder dedicado a la innovación española... [+]