INNOVACIÓN AL DÍA

Una empresa asturiana crea el primer sistema para desalinizar edificios históricos

MARTES, 20 DE FEBRERO DE 2018  
Una empresa asturiana crea el primer sistema para desalinizar edificios históricos
03-DICIEMBRE-2014
0
 COMENTARIOS  
  
Lara P. Segura
@larainnovaspain

Ensayo de resistividad, una de las técnicas utilizadas para medir el contenido en sal en bloques de piedra. Foto: GEA

Las sales que penetran en las piedras de los edificios deterioran sus paredes tanto a nivel estético como estructural. La empresa asturiana GEA Asesoría Geológica, ha diseñado el primer sistema para eliminar estas sales en profundidad mediante la inoculación de bacterias en el interior de estos materiales.

El director de I+D de GEA, Félix Mateo Rodríguez, nos explica que aunque los problemas comienzan siendo estéticos pueden llegar a ser estructurales. "Cuando las sales penetran en la roca los daños cada vez van a más y éstas pueden llegar a perder hasta 10 cm de volumen. Esto puede ser, incluso, peligroso si el material dañado se encuentra en un voladizo”.

Este trabajo se enmarca dentro del proyecto BACTEROSAL, financiado en parte por el Plan de Ciencia Tecnología e Innovación del Principado de Asturias que gestiona la FICYT (Fundación para el fomento en Asturias de la Investigación Científica Aplicada y la Tecnología).

La ventaja que presenta BACTEROSAL respecto a las soluciones anteriores se fundamenta en que el nuevo sistema es capaz de penetrar hasta 20 cm en la roca, mientras que el resto eliminaban las sales de los primeros milímetros de la superficie, por lo que reaparecían pasado un tiempo.

El método consiste en introducir las bacterias en un medio de cultivo que se pone en contacto con la roca y que actúa como “medio de transporte” al penetrar en el interior de la roca por capilaridad. A continuación, se pasa a la fase de “alimentación”. Se trata de hacer llegar a las bacterias las raciones de nutrientes necesarias para que crezcan, se multipliquen y consuman las sales solubles albergadas en los poros de la piedra. Una vez que las bacterias han cumplido su función, los técnicos dejan de alimentarlas, con lo que a los pocos días desaparecen.

Comenta Rodríguez que “existen tres tipos de sales dañinas para los edificios: cloruros, sulfatos y nitratos. Los primeros se encuentran sobre todo en lugares de costa y en lugares especialmente fríos o húmedos, pero los otros dos tipos están presentes en cualquier localidad. Aunque las provincias costeras del norte de España, por su cercanía al mar y la cantidad de precipitaciones, son las que presentan edificios con mayor deterioro, la salinización de los edificios es algo que ocurre en cualquier sitio.”

El proyecto, en fase de laboratorio, se probará por primera vez en las próximas semanas en la excolegiata de Santa María la Mayor, en Briviesca (Burgos), un monumento que presenta nitratos y sulfatos. “Vamos a realizar las primeras pruebas in situ para ver el funcionamiento de las bacterias en un entorno real” después de hacer varias pruebas el objetivo de GEA  es “reducir el tiempo y el coste para que las empresas dedicadas a la conservación de edificios lo puedan utilizar de una forma sencilla y  a un precio asequible".

 
Facebook  Twitter  MySpace  LinkedIn  Meneame  del.icio.us  Google Bookmarks  RSS  Digg  email
© Novus Innovación Digital, S.L.
Innovaspain.com -@innovaspain- es el portal líder dedicado a la innovación española... [+]