INNOVACIÓN AL DÍA

Neiker-Tecnalia convierte los residuos orgánicos en biofertilizantes de alta calidad

VIERNES, 21 DE SEPTIEMBRE DE 2018  
Neiker-Tecnalia convierte los residuos orgánicos en biofertilizantes de alta calidad
13-DICIEMBRE-2014
0
 COMENTARIOS  
  
Redacción
@innovaspain

El Instituto Vasco de Investigación y Desarrollo Agrario "Neiker-Tecnalia", ha desarrollado una nueva forma de transformar el material orgánico resultante de las plantas de biogás en un fertilizante de alta calidad, que genera un menor impacto en el medio ambiente.

Un proyecto que se ha dado a conocer durante la apertura de la nueva planta piloto de la sociedad vasca en Vitoria. Ha contado con un presupuesto de 1,8 millones de euros aportados por la Unión Europea y por las cuatro entidades que participan en esta iniciativa, entre ellas dos empresas vascas y una holandesa.

La instalación permitirá aprovechar de una forma eficaz el material orgánico resultante de las plantas de biogás, el denominado “digestato”, una materia considerada en muchas ocasiones como un residuo, para su transformación en fertilizante orgánico de gran calidad y hasta diez veces más productivo que los convencionales.

Y es que el biofertilizante ecológico obtenido por Neiker-Tecnalia permite dosis más bajas que los tradicionales y libera sus nutrientes de una manera más lenta, lo que implica un menor impacto en el medio ambiente. Por lo que este producto resulta muy apropiado para ser utilizado en cultivos de alto valor añadido, como césped deportivo, cultivos ornamentales y agrícolas especialmente delicados.

Todo ello mediante la reutilización de residuos orgánicos que hasta el momento no estaban siendo aprovechados. Requerirá dosis mucho más bajas que los fertilizantes orgánicos tradicionales debido a que su formulación final será determinada de forma personalizada en función del cultivo y del suelo destinatario.

Tal como han señalado los técnicos que han analizado la viabilidad comercial de este proyecto, este tipo de fertilizante ecológico puede ser comercializado con un precio que oscila entre los 100 y 500 euros por tonelada, dependiendo del tipo de abono, un precio bastante menor que los ofrecidos por usar fertilizantes convencionales. “Este precio de venta posibilita plazos de retorno atractivos a la inversión”, han señalado desde la compañía.

Con este proyecto, Neiker-Tecnalia pretende aportar, desde la planta piloto de Arkaute que acaban de inaugurar, soluciones al sector agrícola que sean respetuosas con el medio ambiente y que al mismo tiempo resulten económicamente útiles y viables.

 
Facebook  Twitter  MySpace  LinkedIn  Meneame  del.icio.us  Google Bookmarks  RSS  Digg  email
© Novus Innovación Digital, S.L.
Innovaspain.com -@innovaspain- es el portal líder dedicado a la innovación española... [+]