INNOVACIÓN AL DÍA

IK4 colabora para mejorar la eficiencia en la fabricación de aviones

JUEVES, 20 DE SEPTIEMBRE DE 2018  
IK4 colabora para mejorar la eficiencia en la fabricación de aviones
18-DICIEMBRE-2014
0
 COMENTARIOS  
  
Julio Huete
@innovaspain

El centro tecnológico IK4, situado en Guipúzcoa, está colaborando en un proyecto europeo, liderado por Rolls-Royce, con el objetivo de utilizar la tecnología aditiva mediante láser en sistemas de fabricación de la industria aeronáutica. Merlin, el nombre de este proyecto, trabaja por reducir los costes ambientales en la fabricación de las piezas de los motores de aviación, incrementar la libertad de su diseño y disminuir el consumo de combustibles y las emisiones de gases contaminantes.

De este modo, la Alianza Tecnológica IK4, formada por nueve centros tecnológicos vascos (AZTERLAN, CEIT, CIDETEC, GAIKER, IDEKO, IKERLAN, LORTEK, TEKNIKER y VICOMTECH), pretende demostrar que las técnicas de fabricación aditiva como la fusión selectiva por láser y la deposición de metal mediante láser pueden ser aplicadas a la fabricación de partes de motor. Según apunta el centro, "con este proyecto se contribuye a reducir el impacto medioambiental del transporte aéreo”.

Así pues, toda la “chatarra” generada por los métodos tradicionale que se emplea en la fabricación de piezas para los motores aeronáuticos en la actualidad, desaparecería gracias al nuevo sistema de láser. “El uso de estas tecnologías permite el diseño de estructuras optimizadas y de geometrías más complejas debido a su gran libertad de diseño”, confirma Jaime Ochoa, de IK4, lo que posibilita “fabricar componentes con una elevada eficiencia en la utilización de material”.

Uno de los principales problemas que encuentran los investigadores es que la relación entre el peso de la pieza final y la cantidad de material necesaria para la obtención de la geometría es muy elevadA. Según datos de Rolls-Royce, para fabricar un motor de 7 toneladas hay que partir de una cantidad inicial de 28 toneladas, lo que implica desperdiciar hasta un 75% del material. 

El cometido principal de IK4 en este proyecto se centra en el desarrollo de procesos para su aplicación en la fabricación de piezas en materiales específicos y de validar metodologías de fabricación, diseño y reutilización de polvo. “Gracias a las tecnologías de fabricación aditiva hay mayor libertad de diseño”, asegura Ochoa.

EL proyecto Merlin concluirá el próximo 31 de diciembre y ha contado con un presupuesto total de siete millones de euros, en los que la Comisión Europea ha contribuido con una aportación de 4,8 millones de euros dentro del VII Programa Marco.

 
Facebook  Twitter  MySpace  LinkedIn  Meneame  del.icio.us  Google Bookmarks  RSS  Digg  email
© Novus Innovación Digital, S.L.
Innovaspain.com -@innovaspain- es el portal líder dedicado a la innovación española... [+]