ENTREVISTAS

Katia Gómez, fundadora de Education 2 Envision

VIERNES, 21 DE SEPTIEMBRE DE 2018  



Katia Gómez, fundadora de Education 2 Envision
02-02-2015
0
 COMENTARIOS  
  
Pablo Garcinuño
@pgarcinuno

“Sin oportunidad para mostrar sus talentos, la única salida para los jóvenes son las ‘maras’”

Tras participar en varios proyectos de voluntariado por distintos países de Latinoamérica (Perú, República Dominicana, México, etc.), Katia Gómez decidió poner en marcha su propio proyecto solidario. El problema era que todas las iniciativas se centraban en construir algún tipo de infraestructura (pozos, edificios, etc.) en zonas desfavorecidas y ella siempre volvía a los Estados Unidos con la misma pregunta en la cabeza: “¿Por qué no hablamos de educación? ¿Por qué no hablamos de las raíces de la pobreza?”. Todo esto le llevó a fundar Education 2 Envision y ahora, a sus 27 años, es una de las emprendedoras sociales más importantes en toda Latinoamérica

La primera chispa fue una niña que Gómez conoció en Honduras durante un voluntariado de unos pocos días. Aunque regresó a su casa, en San Francisco (California), siguió manteniendo el contacto con una joven que, según sus palabras, “no tenía nada”, ya que sus padres habían muerto. Cuando se enteró de que su abuela iba a sacarla de la escuela para que trabajara y ganara dinero para la familia, le ofreció una beca para sus estudios. “Vi que se convertía en una niña diferente, que pasaba de estar deprimida a estar muy alegre –recuerda la emprendedora estadounidense-. Ese cambio me hizo pensar que hay muchas niñas como ella que no tienen voz para expresar lo que les está pasando”.

Empresas dentro de los colegios
Education 2 Envision trabaja “en zonas rurales donde no hay ningún apoyo del Gobierno en materia educativa”. No es fácil ni llegar ni trabajar allí: malas carreteras, no hay electricidad… En definitiva, “son las comunidades que tienen más necesidades”. En cada una de ellas abren por primera vez una escuela de secundaria y, poco después, empiezan a dar becas para el estudio. “La gente no paga en dinero, porque no tienen, lo hacen a través de servicios comunitarios”. Estos trabajos son muy diversos y van desde enseñar a los padres a leer y escribir, a arreglar las calles de la ciudad.

El proyecto de Katia Gómez va un paso más allá, ya que los compañeros de clase forman su propia empresa, tal y como detalló en Madrid, en su intervención dentro del evento ‘The 2015 Starting Point’. “Trabajamos con unos bancos en Honduras para que les den a los alumnos la asistencia técnica sobre cómo abrir un negocio y manejar las cuentas”. Cuando obtienen beneficios, comienzan a invertir sus fondos en el propio colegio y así el centro puede ayudar a más gente. El fin último es crear un “circulo” que posibilite la autosuficiencia. “El problema de muchas ONGs es que incrementan la dependencia cada vez que dan algún donativo”, afirma la emprendedora estadounidense.

Primeros resultados
El proyecto piloto se puso en marcha en una comunidad hondureña llamada ‘Pajarillos’, hace ya cuatro años, y los resultados son “maravillosos”, sobre todo porque “la mentalidad ha cambiado”. “Antes, las niñas que salían de sexto grado, con 11 o 12 años, solo podían casarse con hombres 20 años mayores que ellas y empezar a tener hijos –afirma la fundadora de Education 2 Envision-. Es un círculo que se repite porque, cuando se convierten en mamás, hacen lo mismo con sus hijas y pocas dicen a las niñas que sí pueden hacer algo diferente”.

Afortunadamente, el trabajo realizado en este tiempo está dando sus frutos y se ha aumentado considerablemente el número de niños matriculados no solo en secundaria, también en primaria. La mejor muestra de progreso es que “las niñas ya saben que pueden ser algo más en la vida y empiezan a decir que no se van a casar hasta que sean mayores porque quieren ser doctoras o profesoras”. Es más difícil cambiar las mentalidades de los adultos, en especial, las de los hombres. “Los papás mayores tienen temor de que las mujeres hablen y creen que es mejor que estén calladas y limpien, pero la mayoría no piensa así”.

El mismo programa se ha ido desarrollando en otros puntos del territorio hondureño. La idea inicial de Katia Gómez era extender todo el programa por Centroamérica, pero después decidió centrarse en Honduras. “No hay mucha gente que quiera invertir en este país debido a la corrupción y la violencia, por eso siento la responsabilidad de no irme de este lugar hasta que la situación mejore mucho”.

Educación y rentabilidad
Tiene muy claro que “el desarrollo de cualquier país depende del conocimiento de sus habitantes” y que, lograr un elevado porcentaje de niños y jóvenes en la escuela, permite impulsar la economía, reducir la violencia, luchar contra la migración de los latinoamericanos hacia Estados Unidos, etc. Sin “oportunidades para mostrar sus talentos”, la única salida para muchos adolescentes son las ‘maras’ o pandillas criminales. El problemas es que “todos los esfuerzos en Honduras se centran en combatir la violencia y el narcotráfico”, sin darse cuenta de que los problemas se atajan de raíz, es decir, a través de la educación.

Por el momento, no puede vivir de Education 2 Envision y compagina esta actividad con su trabajo, pero su equipo está intentado desarrollar un plan de negocio y unas “alianzas” para ser una fundación con personal propio y oficinas. “Aunque somos una ONG, no podemos sobrevivir solo con donaciones –reconoce-. Tenemos que pensar como una empresa; de lo contrario, vamos a estar pidiendo a todo el mundo”. Cree que “las alianzas con bancos y universidades son el camino a seguir para que el proyecto sea viable económicamente”.

Katia habla siempre con una gran sonrisa en la cara que, cuando se le recuerdan algunos de sus logros, estalla en una carcajada. Nominada como uno de los 10 Héroes del Día Internacional de la Niña por TakePart.com, parte del Top 12 de Emprendedores por Forbes, galardonada como una de las 25 mujeres más importantes con menos de 25 años por Newsweek… “Cuando era niña, nunca hubiera imaginado algo así”. También ríe cuando se le pregunta por el premio que le entregó Ben Affleck en persona, en 2012, el ‘Do Something! Awards’. El galardón estaba dotado con 100.000 dólares. “¡Puf! Y nosotros habíamos empezado con 500 dólares”.

Facebook  Twitter  MySpace  LinkedIn  Meneame  del.icio.us  Google Bookmarks  RSS  Digg  email


Comentar

CAPTCHA Image Reload Image
    

(*) Campos obligatorios

  



Katia Gómez, fundadora de Education 2 Envision

© Novus Innovación Digital, S.L.
Innovaspain.com -@innovaspain- es el portal líder dedicado a la innovación española... [+]