INNOVACIÓN AL DÍA

Remotte desarrolla el primer casco de realidad virtual sumergible

VIERNES, 23 DE FEBRERO DE 2018  
Remotte desarrolla el primer casco de realidad virtual sumergible
09-ABRIL-2015
0
 COMENTARIOS  
  
Borja Ramos
@BorjaRamos3

Una empresa española acaba de crear uno de los primeros dispositivos de realidad virtual sumergibles del mercado. Se trata del “Nautilus VR”, un casco que funciona de manera similar a las ya conocidas Oculus Rift, pero en este caso con una tecnología que ha sido diseñada para ser utilizada bajo el agua.

Su diseño, implementado por los mismos cinco emprendedores españoles fundadores de Remotte, se ha basado en una máscara de buceo profesional, completamente resistente al agua, e integrada por un visor donde se podrá introducir de manera segura cualquier smartphone de 4,7 a 5,2 pulgadas. Además incluye un tubo en la parte superior que permitirá respirar al hacer snorkel.

Pero su mayor ventaja es que los usuarios podrán bucear en cualquier lugar acuático –piscina, lago o mar- disfrutando de una gran variedad de paisajes submarinos inéditos, como la gran barrera de coral o las indescriptibles aguas de las playas de Tailandia. Para ello, lo único que tendrán que hacer es descargarse la plataforma de Nautilus en sus dispositivos móviles.

Como han señalado desde la compañía, gracias al diseño de este nuevo dispositivo “se podrá disfrutar de una experiencia interactiva única bajo el agua, a través de una cámara virtual que nos ofrecerá diversos entornos grabados en 360º para el mayor disfrute de los usuarios”.

Por otro lado, la educación jugará un papel fundamental en este proyecto que quiere llevar a cabo la empresa española, ya que el dispositivo podrá ser de gran utilidad para mostrar a los más pequeños los misterios que esconde el mundo submarino y enseñarles a respetar y proteger los frágiles entornos acuáticos. Además, también se convertirá en un terreno perfecto para que los desarrolladores experimenten con prácticas de vuelo o simulaciones en el espacio, y así aprovechar la sensación de ingravidez bajo el agua.

Ya han comenzado una campaña de crowdfunding a través de Kickstarter, y el objetivo es que en unos meses estén en disposición de ofrecer el producto a los usuarios que lo demanden. Se espera que para principios de 2016 ya estén disponibles en el mercado, por un precio que rondará los 180-200 euros.

Quizá el mayor problema del dispositivo sea la orientación de las personas en el entorno acuático real, pues se necesitará de un entorno despejado para realmente disfrutar de la experiencia que nos quieren ofrecer. En el caso de las piscinas, habrá que tener cuidado con las paredes de las mismas.

 
Facebook  Twitter  MySpace  LinkedIn  Meneame  del.icio.us  Google Bookmarks  RSS  Digg  email
© Novus Innovación Digital, S.L.
Innovaspain.com -@innovaspain- es el portal líder dedicado a la innovación española... [+]