INNOVACIÓN AL DÍA

Recubrimientos comestibles para alimentos más duraderos

MIÉRCOLES, 19 DE SEPTIEMBRE DE 2018  
Recubrimientos comestibles para alimentos más duraderos
07-MAYO-2012
0
 COMENTARIOS  
  

Queremos garantías de seguridad en los alimentos que compramos, que duren en nuestro frigorífico o despensa el mayor tiempo posible y con las propiedades organolépticas intactas. Las tecnologías de conservación tradicionales como la conserva, el congelado, en sal, al vacío… han aportado muchas ventajas a la industria alimentaria a la que en la actualidad se suma la alternativa de los recubrimientos comestibles o envolturas biodegradables.

Pero ¿qué son y para qué sirven? Los recubrimientos comestibles son capas finas y continuas de material que se disponen sobre la superficie del alimento para aumentar la vida útil del producto alimenticio. Gracias al uso de los biomateriales o envolturas biodegradables podemos mejorar la conservación de los alimentos. Ambos pueden emplearse directamente sobre el producto o como una capa más de envase. En el caso de la aplicación sobre el producto, las envolturas son comestibles. En los envases, los materiales mejoran las propiedades-barrera contra el oxígeno.

Las películas o recubrimientos están compuestos por una serie de agentes antimicrobianos que se liberan de forma gradual en la superficie del alimento al que envuelven. De esta forma produce un efecto bacteriostático que impide, como su nombre indica, la proliferación de bacterias, y así se consigue reducir la velocidad del crecimiento de patógenos, es decir, que se deteriore. Con esta técnica, se amplía la vida útil y comercial del producto garantizando la seguridad alimentaria.

La demanda de productos de mayor calidad y seguridad y que además sean cómodos en cuanto a su preparación y respetuosos con el medio ambiente ha hecho que en los últimos años se haya impulsado el desarrollo de recubrimientos comestibles. Un ejemplo que ya se ha puesto en marcha es la aplicación de estos nuevos recubrimientos comestibles en vegetales que aumentan y mejoran la conservación del alimento. Los consumidores quieren que los alimentos se mantengan en buenas condiciones más tiempo, la industria lograr alargar la vida útil de sus productos y por otra parte  la Comisión Europea quiere proclamar 2013 como el año europeo contra el despilfarro de alimentos.

Esto va a obligar a poner en marcha una estrategia encaminada hacia la eficiencia de la cadena alimentaria.  El objetivo para 2025 es que los Estados miembros reduzcan a la mitad el despilfarro de alimentos. Para este reto, el empleo de recubrimientos comestibles antimicrobianos es una solución.

 
Facebook  Twitter  MySpace  LinkedIn  Meneame  del.icio.us  Google Bookmarks  RSS  Digg  email
© Novus Innovación Digital, S.L.
Innovaspain.com -@innovaspain- es el portal líder dedicado a la innovación española... [+]