INNOVACIÓN AL DÍA

Los subproductos del café tienen más poder antioxidante que la vitamina C

VIERNES, 23 DE FEBRERO DE 2018  
Los subproductos del café tienen más poder antioxidante que la vitamina C
12-MAYO-2015
0
 COMENTARIOS  
  
Lara P. Segura
@larainnovaspain

Científicos de la Universidad de Granada y de la Estación Experimental del Zaidín (CSIC) han evaluado las propiedades biológicas de los subdproductos derivados de las empresas productoras de café. Estas empresas generan al año más de 2.000 millones de toneladas de estos subproductos, muy ricos en fibra y en compuestos fenólicos, muy beneficiosos para el consumo humano.

En la actualidad todos estos subproductos no se reutilizan, y se arrojan a los vertederos donde desarrollan una elevada actividad tóxica a nivel medioambiental. Ahora gracias al nuevo trabajo se han evaluado sus diferentes propiedades biológicas. “La cascarilla es muy rica en compuestos fenólicos y fibra pero debido a su peso reducido, su reutilización debería hacerse junto con los posos del café, no de forma separada. Los posos además tienen una alta actividad probiótica”, ha declarado a innovaspain.com el Dr. Juan Ángel Rufián, profesor del departamento de Nutrición y Bromatología de la UGR y autor principal de este trabajo.

El único problema es que tanto los posos como la cascarilla presentan una elevada actividad prebiótica pero las melanoidinas, compuestos pardos que dan color al café, suprimen dicha actividad. El Dr Rufián ha afirmado que están trabajando en ello “optimizando el proceso para poder tener las melanoidinas y los compuestos con actividad prebiótica por separado, tecnológicamente es algo muy sencillo”

El Ministerio de Economía y Competitividad ha concedido a este grupo de la UGR un proyecto de investigación dentro del Programa estatal de I+D+i orientada a los retos de la sociedad, precisamente para estudiar durante cuatro años las formas de revalorizar estos subproductos de la industria cafetera. “La utilización que tenemos pensada es la extracción de compuestos con actividad prebiótica, otros que tengan actividad antioxidante, un abono que favorezca el crecimiento de las plantas (a la ver que incrementa el contenido en minerales esenciales como el hierro o en calcio en hortalizas como el tomate o la lechuga) y un compuesto con actividad biosurfactante (emulsionante). Así mismo obtendríamos una serie de compuestos que podrían añadirse a alimentos como zumos, yogures, galletas, que incrementarían su actividad prebiótica y antioxidante” ha concluido el investigador.

 
Facebook  Twitter  MySpace  LinkedIn  Meneame  del.icio.us  Google Bookmarks  RSS  Digg  email
© Novus Innovación Digital, S.L.
Innovaspain.com -@innovaspain- es el portal líder dedicado a la innovación española... [+]