EN EL PUNTO DE MIRA

Europa, definitivamente, es cosa de dos

JUEVES, 22 DE FEBRERO DE 2018  
Europa, definitivamente, es cosa de dos
30-JUNIO-2015
0
 COMENTARIOS  
  
Redacción
@innovaspain

El reciente y selecto periplo del premier británico, Cameron, por cuatro países europeos – Holanda, Francia, Alemania y Polonia – para explicar a sus líderes – Rutte, Hollande, Merkel y Kopacz- su plan de reforma de la Unión Europea, una vez que ha convertido en irreversible su decisión de organizar un referéndum sobre la permanencia del Reino Unido en la UE, ha merecido una especial atención de observadores y analistas que comprueban, no solo cómo Francia y Europa ejercen un cierto mangoneo en las decisiones que conciernen a los 19 estados de la zona euro, sino cómo se va afianzando un cierto deslizamiento del núcleo duro de la Unión hacia el centro de Europa en detrimento de la periferia del sur, algo que, por anunciado y esperado, no deja de llamar la atención.

Cameron no solo dejaba fuera de su “tournée” a Bruselas y a la Comisión Europea y a su presidente Juncker, lo cual puede parecer hasta razonable, sino también al Parlamento Europeo, institución en donde hubiera parecido lógico que el premier británico hubiera explicado sus desapegos europeístas y sus planes para recuperar la confianza de los británicos.

No hacía falta la presencia de Cameron para que el nuevo proceso y el nuevo escenario de la Unión recibieran un nuevo espaldarazo, dado que cada vez son más frecuentes los eventos y los actos en los que fundamentalmente Alemania y Francia juegan un mayor protagonismo. Así se demuestra cuando Tsipras necesita buscar respuestas o consuelo a sus grandes problemas o impulsar la negociación entre la Comisión y Grecia; entonces contacta por teleconferencia con Merkel y Hollande, habiéndose convertido el eje Paris-Berlín en un obligado referente de la construcción de Europa, quedando el resto de miembros en necesarios compañeros de viaje o comparsas que periódicamente avalan con su voto y presencia en Bruselas las decisiones de los dos gobiernos.

El caso se reproduce con una frecuencia preocupante ya se trate del conflicto de Ucrania-Rusia, de la llegada de huidos desde el norte de África, de la lucha contra el yihadismo o de decisiones de política económica como la creación de la Unión Bancaria.

En el caso de Polonia, la situación es distinta y cada vez más se presenta como el potencial socio político y económico del este de Europa por antonomasia, una vez que el país y sus gobernantes decidan incorporarse definitivamente a la Eurozona, algo que no parece que vaya a ocurrir en esta década.

Mientras tanto, la economía polaca se sigue ajustando a los criterios de la Unión y creciendo de forma relevante, a la vez que el gobierno es distinguido por las escasas visitas de Obama a Europa o, como en el caso de Cameron, incorporándolo a su gira europea para explicar sus planes sobre el futuro de la Unión Europea de la que Polonia es miembro desde 2004.

 
Facebook  Twitter  MySpace  LinkedIn  Meneame  del.icio.us  Google Bookmarks  RSS  Digg  email
© Novus Innovación Digital, S.L.
Innovaspain.com -@innovaspain- es el portal líder dedicado a la innovación española... [+]